Expropiar tierras en el rural, barato, barato

Unións Agrarias denuncia que las valoraciones del Xurado Galego de Expropiación se han depreciado hasta un 60% en el último lustro en el caso de las parcelas afectadas por servidumbres. Critica además los costos de recurrir al Tribunal Superior de Xustiza de Galicia

Publicidade
Expropiar tierras en el rural, barato, barato

José Antonio Diéguez y Jacobo Feijoo, en rueda de prensa.

La expropiación de servidumbres en propiedades rústicas es cada vez más barata. Hace sólo cinco años, el Xurado Galego de Expropiación obligaba al pago del 75% del valor de la parcela en caso de servidumbres, pero ya en la anterior legislatura decidió bajar ese porcentaje al 50% y en los últimos meses se constató que los pagos descendieron al 30% del valor de la parcela, según denuncia Unións Agrarias. «¿Cuál es el motivo de esa bajada discrecional?», se pregunta José Antonio Diéguez, de Ventonoso, un colectivo de propietarios afectados por parques eólicos ligado a Unións.

La decisión del Xurado Galego de Expropiación de abaratar las expropiaciones en el rural contrasta con el criterio que siguen los jurados provinciales de expropiación, que mantienen el pago de un 75% del valor de la parcela en el caso de servidumbres. El primero, el Xurado Galego, se encarga de las expropiaciones autorizadas por la Xunta, en tanto los segundos, los cuatro jurados provinciales, se ocupan de las expropiaciones relativas al Estado.

El criterio seguido por el Xurado Galego de Expropiación repercute directamente en el bolsillo de los propietarios rústicos. «Las fincas y prados se valoran normalmente en el entorno de los 4 euros por metro cuadrado. Si por una servidumbre, por ejemplo por el paso de una línea eléctrica, se pagaba hasta hace cuatro años el 75% del valor de la finca, es decir unos 3 euros por metro, ahora se está pagando alrededor de 1,20 euros», compara José Antonio Diéguez, de Ventonoso. Por hectárea, el cambio representa 18.000 euros que se ahorran las empresas.

Parques eólicos y líneas de evacuación
Unións se muestra en especial preocupada por el proceso de construcción de nuevos parques eólicos y de sus líneas de evacuación. «De aquí a finales del 2019 se van a instalar más de 500 megawatios eólicos, por lo que es previsible que en breve comience una ola de expropiaciones», destaca José Antonio Diéguez, que compareció hoy en rueda de prensa acompañado por el secretario de Desarrollo Rural de Unións Agrarias, Jacobo Feijoo.

«Las empresas promotoras de parques eólicos están ofreciendo acuerdos de arrendamientos a la baja, con cláusulas abusivas, por lo que es probable que en muchos casos no haya acuerdo con los propietarios y se llegue a la expropiación de las fincas» -valora el responsable de Ventonoso-. «Nos preocupa que para esas expropiaciones no haya un criterio claro. Hay empresas que expropian sólo 1,5 hectáreas alrededor de cada aerogenerador y otras 10 hectáreas, ahora a muy bajos precios», critica.

La normativa obliga a mantener una servidumbre sin árboles de hasta a 200 metros de distancia alrededor de cada aerogenerador, según señala José Antonio Diéguez. «En el caso de las expropiaciones de 1,5 hectáreas por aerogenerador, está claro también que hay una expropiación encubierta que no se le paga al propietario, que se ve afectado sin cobrar lo que le corresponde», cuestiona Diéguez.

Distancia a viviendas y granjas
Ventonoso también cuestiona que la Xunta haya modificado el año pasado la normativa que obligaba a separar los aerogeneradores un mínimo de 500 metros de viviendas y granjas. «Aprovecharon la ley de acompañamiento de los presupuestos del 2018 para modificar la regulación, de forma que ahora sólo se exigen los 500 metros de distancia a suelo de núcleo rural consolidado, cuando sabemos que hay multitud de viviendas y de aldeas en Galicia que están asentadas en otro tipo de suelos», advierten.

«Tenemos casos de nuevos parques eólicos, por ejemplo en Paradela (Lugo), en el que habrá viviendas que queden a menos de 100 metros de los aerogeneradores».

Petición de vías para recurrir las valoraciones de las expropiaciones

Unións Agrarias demanda una vía que permita recurrir de forma económica las valoraciones del Xurado Galego de Expropiación. «La única vía que tenemos es recurrir ante el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, pero al no permitirse la presentación de recursos de fincas agregadas, los propietarios se ven obligados a afrontar de manera individual unos costos que en ocasiones superan el valor de las propias fincas», advierte el secretario de Desarrollo Rural de Unións, Jacobo Feijoo.

La organización agraria llama la atención sobre la inseguridad jurídica en la que se encuentra la propiedad rural y pide nuevas políticas que «dejen de castigar a los propietarios de parcelas rústicas».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información