Falleció Fernando Molina, pionero de la investigación forestal en Galicia

Fernando Molina, presidente de honor de la Asociación Forestal de Galicia, falleció a los 102 años, después de toda una vida dedicada al monte, su gran pasión. Su funeral fue este jueves en Pontevedra

Publicidade
Falleció Fernando Molina, pionero de la investigación forestal en Galicia

Fernando Molina, en uno de sus paseos en el monte. / Archivo.

Fernando Molina, un histórico del mundo forestal gallego, falleció en la madrugada del miércoles a los 102 años y este jueves tuvo lugar su funeral en Campolongo (Pontevedra). Fernando Molina destacó por su larga trayectoria investigadora en el que es hoy el Centro Forestal de Lourizán, que dirigió ininterrumpidamente de 1959 a 1985. Tras su jubilación como funcionario, se implicó en la creación de la Asociación Forestal de Galicia, de la que fue su primer presidente (1986-2000) y en la que aún se mantenía como presidente de honor, participando activamente en la vida de la entidad.

Nacido en Pravia (Asturias) en 1918, Molina llegó a Galicia en 1947, año en el que comenzó a trabajar en el Centro de Investigación Forestal de Lourizán. Desde 1959 a 1985 dirigió ininterrumpidamente el Centro, manteniendo una actividad muy prolífica como investigador. Destacan en especial sus contribuciones a la mejora genética del pino del país (‘Pinus pinaster’) y del castaño.

Tras su jubilación como funcionario público, Fernando Molina participó en la puesta en marcha de la Asociación Forestal de Galicia, convertiéndose en su primer presidente desde 1986 hasta el año 2000, cuando cesó por voluntad propia.

Durante su periplo profesional, es de subrayar también que fue elegido en 1989 como presidente del consejo de miembros de la Unión de Silvicultores del Sur de Europa (USSE).

Tanto el Centro de Investigación Forestal de Lourizán como la Asociación Forestal de Galicia (AFG) transmitieron el pesar por su pérdida, “pues aparte de que fue uno de los pioneros de la investigación forestal en Galicia, era una persona apreciada y querida en el sector”, según destacan en la AFG.

Reseña curricular de Fernando Molina

Resumimos a continuación algunos elementos a destacar del currículo de Fernando Molina Rodríguez.

1941-46: cursó estudios de Ingeniero de Montes en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Montes de Madrid.

1947: ingresó en el Instituto Forestal de Investigaciones y Experiencias, ocupando la plaza de Ingeniero investigador del Centro Regional de Enseñanzas e Investigaciones Forestales (CREIF) de Lourizán en Pontevedra, más conocido como Centro Forestal de Lourizán.

1953: fue nombrado Jefe del Servicio del CREIF y compatibiliza este trabajo con las labores de investigador en Genética Forestal, donde consiguió un importante bagaje en el conocimiento del pino del país (‘Pinus pinaster’). Tras una estancia de investigación en Suecia, se le encomienda el diseño e instalación del arboreto de Lourizán.

1954: creó la Escuela de Capataces Forestales de Lourizán en la que puso en marcha una metodología de enseñanza muy específica que le dará fama en toda España por la calidad de los profesionales allí preparados. La idea de estudio en las aulas compatibilizada con otro tanto de prácticas en trabajos reales de monte y vivero, que eran pagados por el Centro, le daba a estos alumnos a lo largo de dos años una formación importante para las funciones que posteriormente tenían que cumplir en el monte.

1956: creó la red metereolóxica de Lourizán por la necesidad de llenar las lagunas de datos climáticos que se encontraban en las áreas montañosas de Galicia. Red que sería modelo en toda España y que hoy tiene un valor extraordinario por la rigurosidad de su información.

Paralelamente estableció las bases de organización del CREIF con la colaboración de figuras tan importantes cómo como son Julián de Zulueta, Carlos Valencia, Héctor Martínez y Salvador Bará. Desde sus primeros contactos recién llegado a Pontevedra con Cruz Gallástegui, Daniel de la Sota, Rafael Areses y los que mantenía en Madrid con José B. Martínez, Ignacio Echeverría y José Elorrieta, da paso a una apertura a otros investigadores y estudiosos como el fisiólogo Ernesto Viéitez, el botánico Padre Laínz, el bibliófilo Antonio Odriozola, por mentar algunos notables ejemplos de las actividades muy variadas que convierten a Lourizán en un Centro abierto a la participación de mucha gente en múltiples facetas del saber.

De estas colaboraciones nace en 1956 el ‘Programa de Defensa del Castaño’, patrocinado por Paulino Hermosilla desde la Dirección General de Montes de Madrid; este programa fue realizado en colaboración con la Misión Biológica de Galicia, la Estación de Fitopatoloxía Agrícola de A Coruña y el IFIE de Madrid, dando lugar a una importante producción de castaños resistentes al mal de la tinta, que se distribuyen por toda España e incluso el extranjero.

1957: instaló las parcelas de razas de ‘Pinus pinaster’ en Cuntis, Fornelos de Montes y otros lugares. Parcelas que serían complementadas con otras instaladas con posterioridad en muchas localidades gallegas. Estos ensayos son de un valor científico muy importante por ser las primeras que se montaban con este pino en Europa y con un diseño muy avanzado.
`
1959: fue nombrado Director del Centro Regional de Enseñanzas e Investigaciones Forestales (CREIF) de Lourizán en Pontevedra, cargo que ocupó de manera ininterrumpida hasta 1985.

En 1960 se iniciaron en Lourizán cursos de jardinería para aficionados y en 1961 cursos de divulgación de micología. En estas dos actividades se consigue una proyección interesantísima del Centro hacia la sociedad pontevedresa y gallega en general. Estas actividades darían lugar a un importante conocimiento del CREIF en toda España.

En 1961 la Estación de Ensayo de Semillas del Centro, dependiente del Servicio de Semillas de Madrid, llegó a producir 11.661 kg de semillas de cuarenta especies leñosas y 1.289 kg de herbáceas. Tanto el Servicio de Semillas como el vivero cumplían la doble finalidad de enseñanza y de recurso económico.

Dado que este sistema de financiación permitió una cierta disponibilidad de dinero, en el año 1968 el Centro de Lourizán compró por 800.000 pesetas una importante colección de semillas de Pseudotsuga (pino de Oregón). Esta adquisición le permitió a España entrar en un programa de ensayos con esta especie. Esta colección sería la base de los amplios ensayos que con posterioridad se llevaron a cabo a lo largo de la España húmeda y de los que aún se están obteniendo importantes informaciones.

1969: fue nombrado Jefe de Sección del Instituto Forestal de Investigación en el antiguo Instituto Forestal de Investigaciones y Experiencias (IFIE) y en 1973 Jefe del Departamento de Producción Forestal del Centro Regional de Investigaciones y Desarrollo Agrario.

1973: fue nombrado coordinador nacional de los programas de investigación forestal, por lo que entra en contacto con investigadores norteamericanos. Su ansia por conocer los bosques americanos, de los que tanto sabía a través de los libros, se cumple en 1975 dentro de un programa de intercambio de investigadores españoles y norteamericanos.

1979: fue elegido Coordinador Nacional de los proyectos de investigación sobre producción forestal, siendo propuesto para esta función por los investigadores de la rama Forestal del Instituto Nacional de Investigaciones Agrarias (INIA), cargo que ocupó hasta 1982.

Como investigador de campo, en sus largas correrías por los montes de Galicia hizo importantes observaciones botánicas, edafológicas e incluso sanitarias. Entre otras muchas cosas, determina por primera vez la subespecie subfruticosa del ‘Quercus robur’ en los cantiles del monte Pindo, hoy conocida como ‘Quercus subfruticosa’.

1985: una vez jubilado de sus funciones públicas, inició un nuevo cometido cooperando en la fundación de la Asociación Forestal de Galicia con sede en Santiago de Compostela. La Asociación, constituida en 1986, lo propuso como presidente en su primera Asamblea General, cargo que ostentó hasta el año 2000 en que cesó a petición propia.

A lo largo de estos quince años de vida de la Asociación contribuyó de manera decisiva al engrandecimiento de la cultura forestal, aportando todo su saber en múltiples materias técnicas, animando el asociacionismo de los silvicultores gallegos, aportando su colaboración a la Xunta de Galicia en materia de incendios forestales, economía y fiscalidad, así como en el conjunto del planeamiento forestal.

Como presidente de la Asociación Forestal de Galicia, fue el promotor y cofundador de la Unión de Silvicultores del Sur de Europa (USSE), entidad que agrupa a asociaciones de propietarios de montes de Francia, Portugal, Italia, Grecia y España. En 1989 fue elegido presidente del Colegio de Miembros de la USSE.

En 1993, representando a la Asociación Forestal de Galicia, fue miembro fundador de la Confederación de las Organizaciones de Silvicultores de España (COSE) en la que ocupó el cargo de Vicepresidente durante siete años.

Al frente de la Asociación Forestal de Galicia fue consejero y asesor de diversos programas de política forestal, ejerció una importante labor formativa y de divulgación de técnicas silvícolas entre los propietarios forestales.

Especial mención merece su contribución en la creación del servicio de defensa contra incendios forestales de Galicia, en la elaboración del Plan Forestal de Galicia y del Plan Forestal de Asturias, en la reforma de la fiscalidad que afecta a los montes particulares y montes vecinales, en la utilización de la biomasa en la generación de energía y en la participación de los propietarios forestales en la explotación de los recursos eólicos como fuente de energía.

Escribió numerosos artículos en diversas revistas y publicaciones, tanto de índole científica como divulgativa, también participó en numerosos seminarios y conferencias nacionales e internacionales, así como en la elaboración de informes acerca del estado del monte gallego y la producción forestal.

En Campo Galego lo entrevistamos en el año 2017, en una larga conversación de más de una hora en la que repasó la historia forestal de Galicia y explicó sus actividades en las últimas décadas como propietario forestal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información