Francia paga por reducir la producción de leche, mientras España mantiene la demanda fuerte

La Interprofesional francesa acuerda un plan para abonarle 32 céntimos / Kg. a las granjas que bajen su producción en abril entre un 2 y un 5%. El país vecino está afectado por la bajada de exportaciones y por el cierre de la restauración. Unións advierte de la entrada de leche gala importada

Francia paga por reducir la producción de leche, mientras España mantiene la demanda fuerte

El pico estacional de producción en primavera llevó a Francia a adoptar medidas para reducir las entregas.

El mercado internacional de productos lácteos vive una situación de incertidumbre por la pandemia del coronavirus. En Francia, las mayores dificultades logísticas para la exportación, unidas a una caída del mercado hostelero doméstico, están generando problemas de excedentes. Ante esa situación, la Interprofesional francesa acordó hoy un plan de 10 millones de euros para reducir la producción en abril en 31 millones de litros. Le pagará a las granjas 32 céntimos por litro que dejen de producir si su bajada de entregas está entre un 2 y un 5%.

La situación gala contrasta con la española, donde el tirón de las compras en supermercados continúa compensando las ventas perdidas en la hostelería. El sector espera que en España se mantenga una demanda fuerte y de hecho, a diferencia de la situación de Francia, no hay industrias que estén pidiéndole a las granjas una bajada de producción.

Importaciones
Las altas compras en los supermercados españoles llevaron incluso a que al menos un par de grandes industrias hayan importado en las últimas semanas numerosas cisternas de Francia y Portugal, según advierte Unións Agrarias, que pide un control sobre esa leche para garantizar que no se envasa como producto español.

La organización agraria advierte de que llegaron a entrar 1.000 toneladas diarias en camiones cisternas procedentes de los países vecinos. «Le pedimos al Ministerio que haya una trazabilidad de esa leche, para impedir que ninguna industria lo venda como producto español, y que también se controlen los precios. Si entra leche excedentaria en España a 14 céntimos el litro, claro está que se está vendiendo por debajo de costes, lo que vulnera la legislación y es sancionable», advierte el secretario general de Unións Agrarias, Roberto García.

Unións pide el compromiso del consumidor para apoyar la producción española y lamenta que haya una industria de base cooperativa que esté apostando por las importaciones. «En cambio, tenemos que decir que otras industrias como Lactalis, con la que como es sabido mantenemos un litigio judicial, están comportándose de manera ejemplar en esta situación, incluso a nivel de la negociación de contratos con Ulega», valora Roberto García.

Situación en Francia
Entre tanto en España la previsión del sector es que el mercado se mantenga estable, Francia está afrontando una situación complicada por la caída de las exportaciones y el cierre de la hostelería doméstica. Las industrias están solicitándole a las granjas que reduzcan la producción con medidas como la bajada del concentrado en la ración o de los forrajes complementarios al pastoreo. De manera paralela, la Interprofesional francesa lanzó hoy un plan para bonificar a las granjas que reduzcan su producción en abril, coincidiendo con el pico estacional de la primavera.

Para el verano, el sector francés espera que la situación se haya normalizado. «Es un país excedentario que se mueve en los precios altos de Europa y que para proteger precios y mercado opta por esta medida de autorregulación» -valora Roberto García-. «Es una situación que no se puede comparar con la española, pues nosotros somos un país deficitario en producción y la exportacion carece de esa importancia».

Exportaciones
El mercado internacional está atravesando por dificultades logísticas derivadas del coronavirus, si bien uno de los principales importadores, China, está levantando las restricciones que mantenía en los puertos, lo que previsiblemente permitirá que mejore la fluidez de las ventas al país asiático.

En cualquier caso, la tendencia bajista de los mercados está llevando a una ralentización de las compras, pues los países importadores esperan mayores bajadas de precios en las próximas semanas. La leche en polvo desnatada acumula una caída del 10% en el último mes, si bien también es cierto que su cotización se mantiene aún un 20% por encima de la que tenía el pasado año por estas fechas. En cuanto a la mantequilla bajó ligeraamente, pero continúa en cotizaciones altas, equiparables a las mejores de su serie histórica hasta el 2017.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información