Granxa Ameixeira, paso de intensivo a ecológico y proyecto para comercialización directa de la leche

Eva Rodríguez está al frente de esta ganadería familiar de Dordaño, en Cesuras, que decidió cambiar por completo su modelo productivo y busca ahora llegar con su producto al consumidor

AMEIXEIRAS (Cesuras) Eva2

A pesar de los avances producidos en el régimen de cotitularidad, las explotaciones gallegas en las que está al frente una mujer son aún minoría. La de Eva Rodríguez es una de ellas. Ubicada en la parroquia de Dordaño, en Cesuras (hoy Oza-Cesuras tras la fusión municipal), Granxa Ameixeira cambió en los últimos años su filosofía hacia un proyecto más sostenible vinculado a la tierra y que ahora quieren hacer llegar al consumidor.

La ganadería ha sufrido desde el año 2015 una transformación desde el modelo intensivo al extensivo, reduciendo el número de animales e incrementando la superficie de pasto, y buscando en la certificación ecológica una diferenciación para su leche en el mercado.

Eva hizo Relaciones Laborales pero cuando acabó de estudiar decidió dar continuidad a la ganadería de su padre

Hasta el momento venden su producción a la industria, pero la intención es envasar y comercializar directamente una parte de su leche para llegar con ella a la ciudad de A Coruña y su entorno metropolitano. Sería la manera de culminar la transformación emprendida y de valorizar su producto, que acaba de ser reconocido con uno de los premios Exceleite por su calidad higiénico-sanitaria.

De intensivo a extensivo

“Yo me incorporé a la actividad agraria en el año 2000 prejubilando a mi padre y después de pasar por una fase pro-intensivo en el año 2013 empecé a cuestionarme ese modelo, hasta que en el 2015 solicité la certificación del Craega para dar el paso a ecológico”, cuenta Eva, que explica el proceso que ha llevado a cabo de reducción del número de cabezas.

En el año 2000, cuando Eva cogió el relevo de su padre, ordeñaba 25 vacas. En el 2008 se juntó con unos vecinos y pasaron a 85 animales en producción. Ahora pretende estabilizarse en 40

“Las instalaciones, tanto la nave como la sala de ordeño, que tiene 12 puntos, están sobredimensionadas, porque yo vengo de una SC con otros tres vecinos en la que llegamos a ordeñar aquí 85 vacas. Pero cuando yo me quedé con la granja, decidí cambiar la manera de producir. Es la tercera vez que cambio de tanque, pero hacia abajo, por uno de menos litros, al contrario de lo que hacen todas las explotaciones”, explica.

Las macrogranjas y la PAC

«Estoy indignada con toda esta polémica que se ha montado por las declaraciones de Garzón, pero no por lo que dijo Garzón, porque yo estoy de acuerdo. Y en Francia y en otros países europeos están opinando lo mismo. Pero yo pienso que está habiendo un problema de conceptos, ya que no están quedando claros. Por ejemplo, habría que definir bien lo que es una macrogranja, de qué tamaño hablamos, porque en Galicia no hay ninguna. Desde ese punto de vista, no sé por que nos ha parecido mal lo que Garzón ha dicho porque en Galicia hay granjas intensivas pero no se pueden llamar macrogranjas, ya que detrás de ellas normalmente están familias y no empresarios ajenos al sector que saben muy poco o nada de nuestra actividad», asegura.

Eva lo que critica es la falta de coherencia entre las declaraciones y las actuaciones del Gobierno. «Además de hablar Garzón debería también hacer, porque como ministro de Consumo podría hacer mucho si quisiese, ya para empezar diferenciando el producto en el mercado, el producido en intensivo del producido de otro modo. Falta mucha información al consumidor y muchas veces tenemos que ser los productores los que nos vemos obligados a hacer esa labor», dice.

Es la tercera vez que cambio de tanque, pero no para comprar uno más grande, que es lo que hace todo el mundo, sino para reducir el tamaño

Otro tanto ocurre, dice, con la percepción de la agricultura y la ganadería como un sector subvencionado por parte de la sociedad. «Nos equivocamos en la manera de explicar la PAC. La denominación de la PAC como ayudas o subvenciones es errada, porque realmente es una compensación por el trabajo que estamos haciendo de cuidado del medio ambiente, del rural y del sector primario, y somos nosotros los primeros que le llamamos mal. Europa realmente nos da ese dinero porque le estamos haciendo un trabajo que de otro modo le costaría mucho más dinero. Entre otras cosas, sin nuestra actividad apagar los fuegos costaría muchísimo más, así que realmente le estamos ahorrando dinero a Europa», argumenta.

El paso a ecológico

AMEIXEIRAS (Cesuras) pastoreo

Granxa Ameixeira hizo en el año 2017 la conversión a ecológico después de pasar el período de 2 años de transición. Parte de la culpa de la transformación de la explotación la tuvo el nacimiento de Xiana, la hija de Eva, que ahora tiene 7 años. “Fue el detonante para decir: hay que darle un cambio a esto, porque el planeta que quiero dejarle es otro distinto”, recuerda.

Con ese convencimiento, Eva y su marido, Germán, comenzaron el proceso de cambio. “Había mucho mito de que a nivel burocrático era un lío pasarse a ecológico y que había que cumplir muchos requisitos, pero no fue para tanto, para nosotros fue fácil, tan sólo tuvimos que echar paja en una zona en la que tenemos a las terneras, en la que hay parrillas. No fue ningún problema, al contrario, ahora están mucho mejor allí las terneras de lo que estaban antes, porque no saqué las parrillas, así que el líquido se marcha por ellas para el pozo y están siempre muy secas y al mismo tiempo hago estiércol para abonar las fincas”, explica. «Y el cambio a pastoreo fue muy sencillo, después de hacer los oportunos cierres en las parcelas, porque los propios animales salían encantados y felices», añade.

Germán, el marido de Eva, falleció en el 2016 a consecuencia de un golpe de una ternera

Germán, el marido de Eva, trabajaba en la Casa Grande de Xanceda, por lo que ya tenía experiencia en el manejo del ganado en ecológico. Su sueño era montar una granja ecológica familiar, pero parte de esas expectativas se vieron truncadas en febrero de 2016 cuando Germán falleció después de recibir un golpe de una ternera un día que estaba ayudando a Eva en la explotación. Aquel golpe fue un verdadero palo. Pero Eva decidió continuar con el proyecto, sin el apoyo y la ayuda de Germán, pero con la determinación de seguir el camino emprendido como un homenaje hacia el y también por hacerlo una realidad para su hija.

Cruces en busca de más grasa y proteína

Fan cruzamentos con parda alpina, roja sueca, jersei, montbeliard e fleckvieh

Inseminan con parda alpina, roja sueca, jersey, montbeliard y fleckvieh

Partiendo de una cabaña 100% frisona Eva comenzó a hacer cruces buscando por un lado animales más rústicos capaces de aprovechar mejor el pasto y, al mismo tiempo, mejorar los porcentajes de grasa y proteína de la leche. “Estoy experimentando, he hecho cruces con parda alpina, con jersei, con rojo sueco, con fleckvieh y últimamente con montbeliard. Por ahora estoy haciendo solo F1, después no vuelvo a cruzar”, indica.

“El cambio de modelo productivo, tanto en lo relativo a la alimentación como al manejo diario y también en la estrategia de inseminación, lo he notado mucho a nivel sanitario. Los veterinarios vienen a inseminar y poco más, problemas clínicos casi no tenemos”, asegura.

Están por debajo de las 150.000 células y 10.000 bacterias en los análisis del Ligal

Esa mejora del estado del rebaño ha tenido también su reflejo en la calidad higiénico-sanitaria de la leche. Granxa Ameixeira acaba de ser reconocida con uno de los premios Exceleite, un galardón que distingue a aquellas explotaciones gallegas que destacan por los bajos niveles de células somáticas y bacterias de su leche en las medias de los análisis que realiza el Ligal. “Fui finalista en los dos años anteriores y en este recibimos el premio de plata. En bacteriología estamos siempre por debajo de los 10.000 gérmenes y en células no llegamos a las 150.000”, explica Eva.

“Yo achaco estos buenos resultados a la regularidad, es decir, a no hacer cambios en el manejo ni en la alimentación. Las vacas están cómodas, tanto en el pasto como aquí en la nave, porque no están apretadas y están bien alimentadas. Luego a la hora de ordeñar no hacemos nada especial o distinto, solo usamos un sellador que es puro yodo y procuramos que la sala esté bien, con todos los mantenimientos y cuidados necesarios”, indica.

Alimentación a base de hierba

A maiores do pasto, suplementan con herba fresca no pesebre

A mayores del pasto, suplementan con hierba fresca en pesebre

La alimentación de las vacas está basada en la hierba fresca, tanto la que pacen ellas mismas en la pradera como la que les traen de las fincas más alejadas para suplementar en el pesebre. En invierno emplean también silo de hierba pero la idea que tienen es ir reduciéndolo también dentro de lo posible. “Trabajamos mucho más la hierba seca que el silo de hierba, en eso sí que hacemos mucho hincapié, en lograr una hierba seca de muy buena calidad, para combinarla con la hierba en verde», cuenta.

“Mi objetivo es tratar de prescindir lo máximo posible de insumos externos. Lo que les estoy dando de pienso no llega a los 200 gramos por vaca y día y la idea aún es bajar más”, detalla. Emplean pienso ecológico Ecofeed, que les sirve Campoastur.

De mayo a septiembre las vacas en producción están día y noche fuera y las fincas más alejadas que pacen están a 1,2 km del establo

En primavera y el verano las vacas en producción están día y noche fuera, ya que al atardecer, una vez ordeñadas, vuelven para el prado. En invierno, duermen habitualmente en el establo, más con el objetivo de no machacar tanto las praderas que por el hecho en sí de que duerman fuera. “Más que la climatología, me condiciona sobre todo el hecho de no estropear las praderas porque eso supone retrasar la producción de hierba de la primavera”, asegura Eva.

Conocer los gastos, esencial para una buena gestión económica

Zona de recría da gandería

Zona de recría de la ganadería, que les está permitiendo crecer sin tener que comprar animales

Eva está asesorada por Xan Pouliquén y pone el énfasis en la importancia de entender la actividad ganadera hoy en día como cualquier otra actividad económica, teniendo información detallada sobre los costes como única manera de llevar un control efectivo de la granja.

“Yo a cada nutrólogo que venía siempre les decía: a mí me tenéis que decir cuál es la relación exacta entre el pienso que les doy a las vacas y el beneficio que obtengo”, dice. Lo mismo para la adquisición de maquinaria: “Hay que echar bien los cálculos de la amortización de la maquinaria y muchos ganaderos deberían preguntarse si realmente necesitan un tractor de 150 caballos para su explotación o si lo que realmente precisan es un tractor más pequeño y versátil que además no compacta tanto las tierras porque pesa menos”, argumenta.

Trabajamos muchísimo en saber para dónde se va cada céntimo que cobramos por la leche

Bajo esa misma óptica de gestión empresarial pretende alcanzar el tamaño justo para aprovechar mejor los recursos disponibles y maximizar los ingresos sin necesidad de más mano de obra u otros gastos. “Tengo bastante recría, unas 20 terneras en este momento, que me sobran para reponer bajas porque ahora preciso muchísimas menos que cuando estaba en intensivo, y me van a permitir crecer un poquito, pero siempre en base a la superficie que tenga”, insiste.

El objetivo que Eva persigue con el aumento de la cabaña es lograr un pequeño incremento de ingresos para que tanto su salario como el de Antonio, un vecino que ha contratado, se puedan ver mejorados. “Queremos estabilizarnos en unas 40 vacas en ordeño todo el año, lo que significaría tener unas 50 reproductoras más o menos”, detalla.

Bajada de 2 céntimos y medio en el precio de la leche

Sala de muxido da explotación, de 12 puntos

Sala de ordeño, de 12 puntos, ampliada en 2008, cuando la explotación producía en intensivo

Granxa Ameixeira entrega la leche a Lactalis, a quién se lo vendía ya antes de pasarse a ecológico en el 2017. Está cobrando la leche a 46 céntimos, después de que en el último contrato (renovó en el mes de agosto) le hayan bajado 2,5 céntimos, algo que Eva considera un sinsentido, dado que la demanda de leche ecológica ha aumentado a raíz de la pandemia.

Mi padre vendía a Pascual y después nos pasamos a Río antes de comenzar con Lactalis

La producción media es de unos 400 litros diarios y ha finalizado el año 2021 con un volumen total de 185.000 litros producidos. A lo largo del año se mueve en unos porcentajes de grasa que oscilan entre el 3,85 y el 3,90 y con niveles del 3,10% de proteína. “No estoy con unas calidades muy altas, es un deber pendiente”, reconoce.

“Me está costando un poco instaurar bien el raigrás en las fincas en las que están paciendo las vacas y lograr una buena combinación de variedades en las praderas. Tengo que mejorar eso para poder subir las calidades. También lo podría hacer con el pienso, pero no es lo que quiero”, explica.

Venta directa sin intermediarios

Entrada á granxa, onde un letreiro deixa claro o carácter loitador de Eva

Entrada a la granja, donde un cartel deja claro el carácter luchador y optimista de Eva

El proyecto que ahora Eva quiere emprender, su nuevo sueño, es lo de comercializar su propia leche ecológica pasteurizado. Fue seleccionada por la Fundación Juana de Vega para participar en su programa de Emprendimiento Rural, lo que le está ayudando en el proceso de diseño y puesta en marcha del plan de empresa.

“Estoy aún muy en pañales, aunque era una idea que tenía ya desde hace años, de hecho ya me había presentado en 2015, aunque en aquella ocasión no había pasado de la primera fase. Luego la idea quedó un poco en stand by por todo lo que sucedió y porque siempre lo vas dejando por centrarte en atender la granja, además de por la cuestión económica y de mano de obra que requiere”, reconoce.

La única manera de que se valore en condiciones nuestro producto es llevándolo a las casas y explicando la calidad que realmente tiene

Pretende repartir en un radio de 25 kilómetros desde la granja, lo que le permitiría llegar a la ciudad de A Coruña y a su área metropolitana, que coincide también con la zona de la Reserva de la Biosfera Terras do Mandeo e Mariñas Coruñesas, donde Granxa Ameixeiras ya consta como marca de calidad. “La comercialización es algo que realmente quiero hacer yo para no depender de otros, igual que en el tema de los piensos, tratando de ser lo más autosuficiente posible en todo, tanto en la alimentación del ganado como en la venta de la leche, porque estoy viendo que la única manera para que se valore en condiciones nuestro producto es vendiéndolo nosotros directamente, eliminando intermediarios, llevándolo a las casas y explicando el valor que realmente tiene”, asegura.

“Las ayudas deberían dirigirse hacia la base territorial de las explotaciones y no hacia la maquinaria y las naves”

Veñen de mercar un tractor e un autocargador a través dun Plan de Mellora

Acaban de comprar un autocargador a través de un Plan de Mejora para traer hierba de las fincas lejanas

Granxa Ameixeira está centrando sus esfuerzos en los últimos años en aumentar su base territorial haciéndose con hincas al lado de la explotación en las que poder pastorear con el ganado. “Es un proceso que se lleva a cabo poco a poco, porque como son parcelas de monte ponerlas a producir no es algo inmediato”, explica.

«No está habiendo ayudas para la compra de base territorial, cuando pienso que tendría que ser el primordial. Es un absurdo que se subvencione la compra de maquinaria o hacer naves y no la compra de tierras, porque se está subvencionando un sobredimensionamento de las explotaciones sin vinculación de ningún tipo a la superficie agraria disponible, haciendo, por lo tanto, cada vez más dependientes a las ganaderías de la compra de insumos externos. Eso está ahogando cada vez más a las explotaciones», razona.

Por que no se subvenciona la adquisición de tierras en vez de las naves y la maquinaria? La propia Administración con sus políticas está fomentando las granjas intensivas y forzando un sobredimensionamento de las explotaciones hacia un modelo muy industrial

«Yo solicité un Plan de Mejora para comprar un autocargador para traer hierba en verde de las hincas de más lejos, a las que no llevo las vacas a pacer, y se quisiera comprar hincas solo me dan el 10% del total que gaste en maquinaria. Es decir, se metes 20.000 euros en el autocargador solo te dan 2.000 euros para comprar hincas, que no es nada. Así que puedes encontrarte con que te financian la compra del autocargador sin tener hincas a las que ir a buscar la hierba, realmente es un despropósito. Se les llena la boca de hablar de ganadería extensiva pero realmente no hay ayudas para hacerse con base territorial», asegura.

Cambiar eucaliptos por pradeiras

Desde o 2018 mercaron 12 hectáreas de monte que rodeaban o establo, que roturaron para facer pradeira

En los últimos 4 años han comprado 12 hectáreas de monte que rodeaban el establo y en los que han hecho pastos

Trabajan en este momento unas 45 hectáreas, de las que 25 son en propiedad. “Desde lo 2018 empecé a comprar superficie prácticamente sin ayudas y eso me obligó a empeñarme para poder hacerme con base territorial. Logré hacerme con 12 hectáreas a base de un gran desembolso y de pedir préstamelos. Era terreno forestal que rodeaba la granja, los eucaliptos llegaban casi a la puerta. Esto estaba tan abandonado todo que yo tenía miedo a que había llegado el fuego hasta aquí se prendía en el monte», cuenta.

«Yo no son pro-eucaliptos, pero entiendo que hay sitio para todos. Soy consciente de que la cada propietario le tienes que ofrecer una salida y entiendo que las plantaciones de eucaliptos dejan dinero y son una fuente de ingresos importante para mucha gente, pero cada cosa debe estar en su lugar y el problema más grande que tenemos es la falta de ordenación territorial», opina.

La base de compras y permutas Eva logró hacerse con 12 hectáreas de superficie

La experiencia de Eva ejemplifica las dificultades de muchas ganaderías para hacerse con tierras e incrementar su base territorial. “Esto era del lugar de Emilia Pardo Bazán y después había quedado para la hija, Blanca Quiroga. Pero después de sucesivos repartos, en el tramo que estaba pegado a la granja, que podían ser 5 hectáreas, había 8 o 9 hincas de varios dueños distintos, lo que hace muy complicado el proceso, porque aunque uno te venda en medio se los otros no lo hacen no resuelves nada. Fue un proceso laborioso la base de cambios y permutas, porque yo sabía que aun perdiendo, ganaba”, dice.

La Xunta si de verdad quisiera frenar el avance del eucalipto tendría que primar la adquisición de base territorial por parte de las ganaderías

Y se muestra escéptica con la efectividad de las modificaciones normativas llevadas a cabo por la Administración autonómica. «La Xunta sacó ahora lo de la moratoria del eucalipto, pero si de verdad quisiera frenar la eucaliptización tendría que primar la adquisición de base territorial por parte de las ganaderías, que es la mejor manera de frenar el avance del eucalipto. Yo fui a una charla del conselleiro en Curtis sobre la nueva Ley de Recuperación de la #Terra Agraria y lo que plantean es que los ganaderos les cambiemos a los propietarios de monte una hectárea nuestra por una hectárea de ellos y la mayores la Xunta compensa después a los propietarios forestales con media hectárea más. Es decir, la propia Consellería está dando más valor al monte que a las tierras, cuando debería ser al revés», concluye.

“Casi todas mis fincas quedan dentro de la poligonal del parque eólico proyectado en el monte Legre”

AMEIXEIRAS (Cesuras) Eva1

Eva Rodríguez es una mujer vital y luchadora, que fue quien de hacer frente a las dificultades que se le presentaron y que se implica en todas aquellas causas que considera justas. Desde lo pasado mes de junio forma parte de la dirección de la Leche del SLG y participa activamente en la plataforma A- Legre, la asociación vecinal creada contra el parque eólico del monte Legre, que junto a otros dos proyectados en la comarca tendrían una notable afectación sobre las ganaderías de la zona de Curtis, Mesía, Ordes y Cesuras, una importante zona de producción agroganadera de Galicia.

Green Capital Power proyecta un parque eólico con 5 molinos en el monte Legre, dentro del macroconxunto Ordes-Mesía-Curtis-Cesuras. “La estrategia de las empresas es dividir estos megaparques en pequeños proyectos para facilitar las autorizaciones pero toda la zona quedaría afectada. Los otros dos parques del conjunto serían el Gasalla, que perjudica muchísimo la Casa Grande de Xanceda, y el Atardecer, que afecta a la zona de Vilamaior. Todos ellos se instalarían en una zona muy aprovechada desde el punto de vista agrícola y ganadero”, argumenta Eva.

La estrategia de las empresas es dividir estos megaparques en pequeños proyectos para facilitar las autorizaciones pero toda la zona quedaría afectada

La Xunta flexibilizó las condiciones para la instalación de parques eólicos en suelos agroganaderos, de manera que cualquier suelo rústico sin protección ambiental es susceptible de acoger molinos de viento. “El proyecto de instalación de molinos más próximo coincide a poco más de un kilómetro de aquí, justo por arriba de las parcelas más alonxadas de la granja a las que llevo las vacas a pacer, y el resto de las nuestras hincas, la grande mayoría, quedaría dentro de la poligonal del parque. Para un parque con 5 molinos delimitan una poligonal de 400 hectáreas. Claro está que están preparando los terrenos para después ampliar sin tener que solicitar permisos, porque el perímetro ya quedaría delimitado ahora para usos energéticos. Así que el siguiente paso es que pueden clavar los molinos en las hincas tranquilamente”, teme Eva.

As vacas de Granxa Ameixeira pacendo en Dordeda. Ao fondo, o monte Legre, onde irían os aeroxeradores

Las vacas de Granxa Ameixeira pastando en Dordaño. Al fondo, el monte Legre, donde irían los aerogeneradores

Además de los desmontes y movimientos de tierra necesarios para hacer los accesos e instalar los molinos, estarían los ruidos que generan los parques y de los inconvintes provocados por las líneas de evacuación. “En Cesuras, como somos zona de paso para la subestación de Mesón do Vento, en menos de un kilómetro están proyectados 4 tendidos de evacuación procedentes de lugares como Monfero o Xermade, lo que va a convertir esto en una telaraña de líneas de alta tensión y yo son muy consciente de que esa conductividad eléctrica los va a afectar tanto a las personas como a los animales, pero seguramente más aún a las vacas, que son más sensibles que nosotros, por eso notan más el pastor eléctrico”, razona Eva.

Las vacas son muy sensibles a la conductividad eléctrica que van a provocar las líneas de evacuación; eso es contradictorio con el bienestar animal del que tanto se habla ahora

El funcionamiento de los aerogeneradores provocaría también afectaciones sobre el ganado que está en pastoreo. “En relación al ruido, los estudios de impacto ambiental solo tienen en cuenta el ruido del motor, pero no lo de las aspas con el viento, que no lo calculan porque no se puede saber hasta que están funcionando. Y mismo a nivel lumínico esa sombra constante pasando es incómoda para las vacas, y tanto que se está hablando del bienestar animal ahora, pues parece que no se tiene en cuenta en proyectos como estos”, argumenta.

Pero confía en que las Administraciones, en su deber de proteger y defender a los administrados, escuchen el rechazo existente por parte de los vecinos, que no quieren ver sacrificadas sus vidas por el beneficio de las todopoderosas empresas energéticas y sin que estos proyectos eólicos reviertan en nada en las aldeas afectadas. «Si todos estos proyectos eólicos salen adelante tendremos que acabar marchándonos del rural, y todos sabemos que si el rural no produce las ciudades no comen. Es un problema que nos incumbe a todos», concluye.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información