Inleit le traslada a medio centenar de granjas un contrato en el entorno de los 24 céntimos

La industria láctea de Curtis propone un precio variable de la leche ligado a las cotizaciones de la mantequilla y de la leche en polvo, que se desplomaron en las últimas semanas. Unións Agrarias asegura que tiene el compromiso de la empresa de retirar esas ofertas

Inleit le traslada a medio centenar de granjas un contrato en el entorno de los 24 céntimos

Inleit comenzó a operar en la planta láctea de Teixeiro a principios de año.

Inleit, la industria láctea que se asentó en Teixeiro para elaborar productos lácteos de alto valor añadido, está provocando una sorpresa mayúscula en el campo. La empresa le trasladó a más de medio centenar de granjas una propuesta de contrato a precios irrisorios, en el entorno de los 23-25 céntimos. La oferta marca un pago variable a las granjas en función de la cotización europea de la mantequilla y de la leche en polvo, productos ambos que sufrieron un desplome de cotizaciones en las últimas semanas.

La propuesta de contrato de Inleit, que se difundió en el campo como un reguero de pólvora en los últimos días, dejó estupefacto al sector, pues la industria se sitúa en la actualidad en el tramo alto de precios pagados en el campo, en el entorno de los 32 céntimos / Kg., y captó a multitud de granjas durante este último invierno con buenas ofertas.

El nuevo contrato se lo hizo llegar Inleit a más de medio centenar de granjas a las que les toca renovar su contrato en junio. Son granjas que en su mayoría había heredado la industria de una ruta de recogida que dejó Iparlat en Lugo el pasado año, y que habían comenzado a trabajar con Inleit meses antes de la apertura de su planta de Teixeiro.

Granjas afectadas y organizaciones agrarias dan por hecho que ese no será el contrato definitivo, pero su presentación ha generado malestar y preocupación

En vista de la oferta actual de la industria, Unións Agrarias se puso en contacto con la empresa para abordar la situación. “Tenemos el compromiso de que esa oferta se va a retirar y de que se le va a presentar a las granjas otra oferta acorde a la realidad del sector” -expuso hoy el secretario xeral de Unións Agrarias, Roberto García, en rueda de prensa-. “El contrato real será otro”, concluye García.

Desde granjas proveedoras de Inleit confirman también que la empresa les comunicó que esa oferta no era la real y que su presentación venía motivada por la dificultad de concretar una propuesta con dos meses de antelación, tal y como exige la ley, en plena crisis del coronavirus.

Inleit centra la parte principal de su actividad en la obtención de proteínas lácteas en polvo orientadas a la industria alimentaria (productos dietéticos, preparados deportivos, alimentación infantil, etc.). Es una gama de productos lácteos de alto valor añadido, por lo que en el sector llama la atención que haya presentado una oferta en la que el 100% de la leche se le pagaría a las granjas al precio de productos estándar, como la leche en polvo desnatada y la mantequilla.

Así las cosas, en el campo se interpreta la propuesta de contrato de Inleit como un globo sonda. Se trata de un contrato que, según asegura Unións, no se llevará a la práctica, pero que generó un pequeño terremoto en los últimos días, pues introduce un precedente que puede ser tomado como referencia por otras industrias en un futuro.

Precio base ofertado por Inleit, al que hay que sumarle primas de calidad y volumen.

Precio base ofertado por Inleit, al que hay que sumarle primas de calidad y volumen.

En la actualidad, sólo hay dos industrias que pagan parte de la leche referenciada al precio de los productos lácteos industriales, con contratos que rondan la fórmula 80 – 20 (80% de la leche a precio fijo y 20% a precio variable, vinculado a la cotización de los productos lácteos industriales). Es la fórmula que emplea por ejemplo Larsa (Capsa), si bien la industria asturiana fijó un suelo de 29 céntimos / Kg. para ese 20% variable, lo que representa una garantía para las granjas.

La otra industria que trabaja con este tipo de fórmulas, Reny Picot, no ha fijado en cambio ningún límite por abajo, lo que en la actual coyuntura supone un problema para las granjas. En Unións avanzan que abordarán con Reny Picot esa situación, precisando también que la industria mantiene en la actualidad un importante número de contratos con el 100% de la leche a precio fijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información