Innovar en castaño, guía de usos de su madera

El Centro Tecnológico Forestal y de la Madera de Asturias elabora una publicación en la que da a conocer las posibilidades y nuevos productos elaborados con el material, así como las empresas de la comunidad que lo trabajan

Publicidade
Innovar en castaño, guía de usos de su madera

Carpintería en castaño asturiano en una escuela de Irlanda. / Imágenes: Cetemas.

Asturias está desarrollando un plan estratégico sobre el castaño con el que pretende impulsar toda la cadena de valor de su aprovechamiento maderero. El proyecto se inicia en el monte, con la definición de diferentes itinerarios selvícolas, y concluye en el producto elaborado. Con el fin de promocionar el uso de la madera de castaño, el Centro Tecnológico Forestal y de la Madera de Asturias (Cetemas) ha elaborado una guía que explica sus posibilidades de uso y las innovaciones en piezas y productos. El trabajo lo ha publicado Asmadera.

La comunidad vecina cuenta con una superficie forestal de 80.000 hectáreas en las que el castaño es la especie principal, además de otras 100.000 en las que aparece en mezcla con otras frondosas. La mayoría de las superficies carece de planes de gestión y de manejo, por lo que se está promoviendo un programa de Extensión forestal dirigido a particulares y empresas con el que se quieren divulgar diferentes itinerarios selvícolas que se pueden seguir en las plantaciones de castaño, con la indicación de los productos a obtener en cada caso.

De manera paralela, el Cetemas viene trabajando en los últimos años en líneas de investigación para la fabricación de nuevos productos y para la optimización de su diseño y funcionalidad. El uso del castaño en muebles de madera maciza o en la construcción entró en crisis en los últimos años, si bien la guía de madera de castaño que se presentó estos días recoge multitud de posibilidades del material, desde ventanas y puertas hasta madera estructural, recubrimentos o mobiliario.

Acceso al mercado ganadero de Pola de Siero.

Acceso al mercado ganadero de Pola de Siero.

La madera de castaño se caracteriza por ser rica en taninos. Resiste la podredumbre y los ataques de los insectos, por lo que tiene buena durabilidad en exterior incluso sin tratamientos. En función de su uso, puede clasificarse de la siguiente manera:

Madera en rollo: troncos desramados y cortados a unas dimensiones normalizadas. Su destino principal es para sierra y chapa, si bien también tiene usos directos para estacas rústicas y vallados en diámetros pequeños, de unos 10-15 centímetros, o para madera estructural en instalaciones como pasarelas peatonales.

Madera aserradas estructural. Son piezas de madera maciza de sección rectangular que fueron clasificadas por procedimientos estandarizados, de cara a garantizar su resistencia. El Centro Tecnológico Forestal de Asturias inició en el 2009 un proyecto de caracterización de la madera aserrada estructural de castaño. Después de analizar más de un millar de muestras, estableció un sistema de clasificación visual, de acuerdo con la norma europea UNE 56546. Este sistema permite el marcado de la madera y un aumento de su competitividad en el mercado.

Madera aserrada de apariencia (carpintería y muebles). Madera seleccionada por su aspecto visual. Los criterios de clasificación están basados en la apariencia estética y los defectos de la madera penalizan.

La oferta de piezas para carpintería es amplia. Las empresas de transformación radicadas en Asturias, de las que la guía ofrece una relación, elaboran, entre otras, las siguientes:

– Madera laminada encolada: elemento fabricado a partir de láminas de madera aserradas que se acoplan por uniones dentadas y encoladas.

Panel sandwich.

Panel sandwich.

– Perfiles laminados para ventanas, puertas y revestimientos exteriores.

– Tableros de madera maciza a partir de láminas encoladas por el canto.

– Tarima, tanto de exterior como de interior. El castaño se mantiene estable, sin grandes variaciones de tamaño por cambio de temperatura o humedad.

– Panel sandwich, que garantiza aislamiento térmico y acústico. Tiene una parte interior de material aislante (poliestireno o fibra de madera) y una parte exterior de tableros, madera alistonada de castaño por un lado y contrachapado por el otro.

– Revestimientos: piezas de madera maciza o laminada en las que predomina su longitud frente a la anchura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información