“Intentan llevarnos al individualismo y a que cada quien mire sólo por lo suyo”

El nuevo responsable de Vacuno de Carne del Sindicato Labrego, Lois Varela, analiza en esta entrevista los retos del sector y nos cuenta cómo trabaja en su explotación, en Palas de Rei

“Intentan llevarnos al individualismo y a que cada quien mire sólo por lo suyo”

Lois Varela en su explotación en Carteire (Palas de Rei, Lugo). / Imagen: SLG.

Lois Varela Carreira, ganadero de Carteire (Palas de Rei, Lugo), es desde este mes el nuevo responsable de vacuno de carne del Sindicato Labrego Galego. Hablamos con él para conocer como trabaja en su explotación y para analizar los retos a los que se enfrenta el sector.

La ganadería de Lois Varela tiene 34 vacas adultas de rubia gallega y cruces, manejadas en extensivo en una superficie de 40 hectáreas, sin contar pastos arbustivos y zonas de carballeira en las que también se alimentan los animales. Lois, que se incorporó a la granja en el 2002, proyecta ahora ir orientando el rebaño hacia raza limiá, a la que le ve mayores ventajas para su caso concreto, como es la facilidad de manejo. La granja está también en la transición a la producción en ecológico.

¿Cómo recuerdas tu incorporación a la ganadería?
– Pues yo de siempre ayudé en la explotación que tenían mis padres y era algo que me gustaba como forma de vida. Me incorporé en el 2002 en un momento de transición generacional, pues se jubilaba mi padre, y ya llevo 15 años en el sector y esperando que sean muchos más.

Vuestra explotación se caracteriza por un manejo en extensivo. Cuéntanos cómo trabajáis.
– Los animales están fuera de forma permanente. De día están en las parcelas de pastoreo y de noche los bajamos a una finca que está al lado del cebadero de terneros. Nuestros terneros maman prácticamente hasta el sacrificio, así que los sacamos por la noche del cebadero, en el que pasan los últimos dos meses, para que estén con las vacas. Ya de día, los terneros en cebo vuelven al cebadero y el resto de los animales a los pastos.

Tenemos 40 hectáreas de praderas, todo a pasto, y hacemos también ensilado de hierba, así como hierba seca. A maíz prácticamente no tenemos nada, salvo una parcela a un lado de la huerta que nos da para cebar algunos terneros.

No es vuestro caso, pero en la ganadería gallega la falta de tierra es una cuestión recurrente. ¿Cómo ves el problema?
– La falta de tierra está siempre sobre la mesa, es una de las cuestiones que analizamos estos días en el Congreso de Vacuno de Carne del Sindicato Labrego. Hay gente ganadera que no puede crecer o que tiene que usar más hierba seca y silo de hierba por carencia de superficie.

«Es cierto que el eucalipto da dinero, pero lo que fija la población es la ganadería. Hay que hacer una reflexión a nivel de país»

Uno de los aspectos del problema es el conflicto que hay entre la ganadería y el sector de la madera, en especial el cultivo del eucalipto. Es preciso hacer una reflexión de país y buscar una salida buena para las dos partes, pero sobre todo para la gente del agro, que es la que fija población en las aldeas. Nosotros apostamos por un rural vivo. Es cierto que el eucalipto da dinero, pero no fija población.

La forestación de tierras agrarias además está prohibida, a pesar de que hay una pasividad de la Administración sobre esta cuestión. La ordenación del territorio es una de los defectos que tenemos en Galicia y pasan los años y no se adoptan soluciones.

Cuando tuvisteis el Congreso de Vacuno de Carne, comentabais también que una de vuestras principales preocupaciones es el precio. ¿Qué perspectivas veis de futuro?
– Llevamos ya unos 7-8 años en los que el consumo de carne va ligeramente a menos y eso se acusa a nivel de precios. Nuestro objetivo de cara al futuro, más que en producir cantidad, debe estar en la calidad. La perspectiva de los tratados de libre comercio con otros países, como el Ceta, son una amenaza para las granjas familiares, pues puede entrar más carne a precios bajos.

«La categoría Suprema es la que le aporta imagen a la IGP Ternera Gallega, pero ese valor no es percibido por el consumidor»

Para nosotros es importante contar con una Indicación Geográfica Protegida (IGP) a nivel de país, como es Ternera Gallega, si bien también pensamos que debería haber una mayor diferenciación entre la Ternera Gallega Suprema, procedente de las explotaciones con vacas nodrizas, y la Ternera Gallega normal, en la que entra la producción intensiva de los cebaderos. La Ternera Gallega Suprema es la que le da imagen de calidad a la IGP, pero esa diferencia no es percibida por la mayoría de la gente consumidora. Nos gustaría que hubiese dos marcas diferenciadas y que la gente tenga claro lo que compra.

Esa orientación de la que hablabas hacia calidad, ¿es un poco lo que estás tratando de hacer tú a nivel particular en tu explotación, con el paso a la producción en ecológico?
– El paso al ecológico es por ideario de vida. Mi pasión siempre fue el mundo animal y la naturaleza. De otro lado, nuestra granja está en una zona no muy productiva, y más que por la cantidad de kilos queremos orientarnos a la calidad, pero es una cuestión muy subjetiva de cada ganadería.

«La raza limiá nos dá mayores facilidades en los partos y en la cría de terneros. Cada ganadero tiene que valorar su caso»

También queremos ir evolucionando el rebaño hacia razas más rústicas, principalmente la limiá, que dan menos rendimiento, pero que tienen una facilidad de manejo mayor, tanto en los partos como en la cría de terneros. Nosotros tenemos los terneros siempre fuera y si no salen espabilados al nacer y no maman bien, es un problema. Estuvimos haciendo pruebas, inseminando con semen de vianesa y de limiá y estamos contentos de los resultados. Nuestra idea es incorporar un toro de limiá e ir haciendo la recría en base a la raza pura limiá.

Cada ganadero tiene que valorar su caso y optar por un camino o por otro. Como digo, es algo muy subjetivo de cada uno.

¿Cómo estás haciendo la comercialización en tu ganadería?
– Le vendemos a un tratante que comercializa sobre todo con carnicerías de las Rías Baixas. De cara al futuro, nos gustaría explorar la venta directa, si bien es una alternativa que también tiene sus dificultades. Otra posibilidad es la de entrar en la cooperativa Verín Biocoop, que agrupa principalmente a explotaciones de razas autóctonas en ecológico.

«La única vía para tener una voz con influencia pasa porque cada uno de nosotros sumemos en tener organizaciones fuertes»

Ahora tu trabajo del día a día en la granja vas a compatibilizarlo con tu papel como responsable de Vacuno de Carne del Sindicato Labrego. ¿Cómo te decidiste a asumir esta tarea?
-Cada uno de nosotros puede tener sus problemas particulares que tiene que afrontar, pero aparte de eso, yo soy de los que piensa que si queremos cambiar algo las cosas, tenemos que apostar por lo colectivo. En los últimos tiempos hubo un desprestigio de las organizaciones sindicales. Intentan llevarnos al individualismo y a que cada uno mire sólo por lo suyo. No debemos caer en ese error, debemos apostar por lo colectivo y ser conscientes de que cada uno de nosotros tiene que sumar para lograr organizaciones fuertes.

Es el único camino para que los sectores del campo avancen y tengan voz con capacidad de influencia. El tema individual o que surjan determinadas asociaciones en momentos dados no es el camino.

“Cuando se toman medidas preventivas contra el lobo y continúan los problemas, hay que hacer batidas”

Los problemas generados por la fauna salvaje, tanto lobo como jabalí, fue otro de los temas candentes en el Congreso de Vacuno de Carne del Sindicato Labrego. Lois Varela señala la necesidad de un control del jabalí en zonas en las que haya una sobrepoblación y aborda también la cuestión del lobo.

En Palas, en su ganadería, nunca tuvieron ataques del lobo, pero reconoce que en otras comarcas sí se trata de un mal endémico. “Los ganaderos tenemos que adoptar las medidas preventivas que podamos, como mastines, cierres de fincas, bajar al ganado a curros por las noches o incluso poner burros que sirvan de alerta, pero si se agotan las medidas preventivas y continúan los problemas, hay que hacer batidas”, valora.

Una idea sobre ““Intentan llevarnos al individualismo y a que cada quien mire sólo por lo suyo”

  1. ricard puig romero

    Hola tienes razon la union hace la fuerza y en el mundo rural mas y con las campañas de sanidad de Matar falsos positivos que lleva el sector ala ruina urge vacuna tuberculosis y solo sacrificar positivos reales.mas lengua azul la ruina de los ganaderos.

    Contestar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información