Isabel Vilalba, reelegida como secretaria general del Sindicato Labrego Galego

El SLG-CCLL se reafirma en su X Congreso, celebrado en Vilalba, en principios como la soberanía alimentaria y la lucha contra la intensificación productiva

Publicidade
Foto de familia da Dirección e a Executiva Nacional do Sindicato Labrego Galego

Foto de familia de la Dirección y la Ejecutiva Nacional del Sindicato Labrego Galego

El Sindicato Labrego Galego-Comisións Labregas (SLG-CCLL) celebró este domingo su X Congreso en Vilalba bajo el lema Más labradoras, mejores alimentos. La vida de las personas y del planeta en el centro. La ganadera de Lourenzá (Lugo), Isabel Vilalba Seivane, secretaria general desde el año 2012, fue reelegida en su cargo para el nuevo período. Fueron renovados también los órganos de dirección sindical, quedando elegidas las personas que integrarán la Dirección y Ejecutiva Nacional.

La gestión de la crisis de la COVID-19 confirmó una de las máximas del SLG: «la producción de alimentos es una actividad esencial que no puede ser secuestrada de la mano de los pueblos, que no puede ser agasajada a las grandes multinacionales que solo tienen su propio beneficio como objetivo final. Los pueblos deberían tener garantizado por ley el derecho a su Soberanía Alimentaria», afirma el Sindicato Labrego.

La producción de alimentos es una actividad esencial que no puede ser agasajada a las grandes multinacionales

Vilalba también reiteró la responsabilidad de los Gobiernos gallego y estatal en la destrucción del modelo labriego y en la aceleración de la despoblación rural, concretando ejemplos como “la aprobación de una Ley de la Cadena Alimentaria que sigue sin impedir la venta por debajo de costes, el diseño de una nueva PAC al servicio de la agroindustria, o la limitación de derechos tan fundamentales para la ciudadanía como es el de la participación, una de las estrategias de la Xunta de Galicia de Alberto Núñez Feijoo para favorecer el acaparamiento de tierras en Galicia por parte de grandes empresas energéticas”.

Deslocalización de las producciones

El encuentro del SLG-CCLL estuvo marcado por apelaciones a los grandes retos mundiales a nivel estructural que estamos afrontando en la actualidad. «Las carencias y desigualdades crecientes que se están expandiendo en nuestras sociedades nos obligan a priorizar las cuestiones verdaderamente esenciales: el cuidado de la vida de las personas y del planeta», indica el Sindicato Labrego.

La dependencia a nivel alimentario, tanto de los alimentos para las personas como de la alimentación para los animales, es un suicidio como sociedad

«El modelo agroindustrial neoliberal se basa en la deslocalización de las producciones y en su posterior desplazamiento a cientos o miles de kilómetros hasta las áreas donde se encuentra la población consumidora. Este procedimiento esquilma recursos naturales y debilita la soberanía de los pueblos, acrecentando su dependencia de dinámicas comerciales que en absoluto respetan lo más mínimo el derecho a alimentación», insiste el SLG.

“La dependencia a nivel alimentario, tanto de los alimentos para las personas como de la alimentación para los animales, es un suicidio como sociedad, como pueblo. No podemos permitir que se siga favoreciendo un modelo de negocio que socava los derechos humanos y sociales. No podemos permitir que, ante una situación como la que vivimos durante el confinamiento, las administraciones públicas nos impidan ir a nuestras fincas, cuidar a nuestros animales, o cierran los mercados de proximidad mientras fomentan el consumo masificado en las grandes y medianas superficies comerciales, al tiempo que siguen promocionando la concentración intensiva del ganado”, alertó la secretaria general del SLG.

Medio siglo de lucha campesina

Isabel Vilalba, durante a súa intervención unha vez reelexida Secretaria Xeral do SLG

Isabel Vilalba, durante su intervención una vez reelegida Secretaria General del SLG

Por último, la reelegida secretaria general del SLG concluyó reivindicando la soberanía en la toma de decisiones, la democracia y la solidaridad con todas las personas labradoras y trabajadoras del mundo como componentes esenciales de la acción del Sindicato Labrego Galego-Comisións Labregas, demandando el reconocimiento de la alimentación como un imperativo esencial para la sociedad. “Que haya muchos labradores y labradoras es una cuestión fundamental. Nosotros no producimos cualquier producto, queremos producir alimentos saludables y nutritivos y que cuiden la tierra. Lo que defendemos está más vigente que nunca, y precisamos más que nunca una herramienta como es el Sindicato Labrego Galego para defendernos”, aseguró.

“En el año 2023 el Sindicato Labrego Galego-Comisións Labregas cumplirá 50 años de lucha y queremos subrayar que la afiliación es el verdadero motor de este proyecto, de esta lucha. La afiliación es el corazón y el cuerpo de nuestra organización, porque los afiliados están en el día a día, pero sobre todo por producir alimentos, cuidar el territorio y transmitir el conocimiento y la cultura labradora”, afirmó Isabel Vilalba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información