La Diputación de Lugo destina 2,2 millones de euros a la recuperación de tierras abandonadas, viñedos y actuaciones en el rural

El año pasado se concedieron 114 ayudas y se pusieron en producción 700 hectáreas. La subvención es de 500 euros por hectárea

Publicidade
La Diputación de Lugo destina 2,2 millones de euros a la recuperación de tierras abandonadas, viñedos y actuaciones en el rural

La Xunta de Goberno de la Diputación de Lugo acaba de aprobar las bases y el modelo de solicitud del plan de ayudas de 2,2 millones de euros para el impulso del rural y del sector primario, un conjunto de ayudas únicas dentro de las Diputaciones gallegas y que se convocaron por primera vez en 2014.

En respuesta a las peticiones de los vecinos en los Presupuestos Participativos de la Diputación, el plan incluye 7 líneas de ayudas: recuperación de tierras abandonas; cierre de viñedos; re-activación de la flota de bajura; producción de huerta; dotación y avance de traídas de agua; avances y equipamiento de centros sociales; y arreglo de caminos u otros servicios de uso comunitario.

Desde la Diputación de Lugo aseguran que “con el fin de garantizar que estas ayudas sean para quien realmente vive, trabaja y crea empleo en el campo y en la pesca, dos de los requisitos para recibirlas son: justificar, aportando la declaración de la renta, que los solicitantes dependen económicamente de los ingresos de las actividades; y garantizar que mantendrán en producción o funcionamiento los bienes para los que se les concede la subvención por un período de 5 años”.

7 líneas de ayudas

1.- Recuperación de tierras abandonadas: La Diputación convoca por segundo año estas ayudas, que pueden solicitar ganaderos y agricultores a título individual; agrupaciones de productores; SATs o personas jurídicas con la titularidad de explotaciones, que dispongan de un mínimo de una hectárea de superficie, bien en régimen de propiedad, alquiler, o fruto de una cesión o donación. Recuperarán las tierras baldías con actividades agrícolas o ganaderas. Las plantaciones forestales no están subvencionadas. La ayuda por hectárea es de 500 euros, pudiendo recibir cada beneficiario hasta un máximo de 9.000 euros.

2.- Producción de huerta: Esta línea tiene como objetivo favorecer la diversificación de los ingresos agrarios potenciando los cultivos de huerta. Se darán ayudas, de un máximo de 6.000 euros por beneficiario, para la instalación de nuevos invernaderos; reparación y mejora de los ya existentes; y dotación de sistemas de riego y otros equipamientos. Para recibir subvención, los invernaderos deben tener un mínimo de 300 metros cuadrados de superficie, bien en propiedad, alquiler, cesión o donación. Pueden solicitarla productores a título individual, SATs o personas jurídicas con la titularidad de las explotaciones.

3.- Viñedos: El objetivo es aumentar la rentabilidad de las viñas con ayudas para labores de mantenimiento y protección de las mismas frente a daños de animales silvestres. De este modo, se subvencionará la reconstrucción y trabajos de conservación de muros de piedra; relevo de muros de mantenimiento de tierra por otros de piedra; y cierres perimetrales fijos. Igual que en las ayudas a la horticultura, la superficie mínima es de 300 metros cuadrados, en régimen de propiedad, alquiler, cesión y donación. Las viñas objeto de ayuda deben contar con los correspondientes derechos de producción y estar inscritas en el Registro Vitícola de Galicia. La ayuda máxima por beneficiario es de 6.000 euros y pueden solicitarlas productores a título individual, SATs o personas jurídicas con la titularidad de las explotaciones.

4.- Pesca de bajura: Son ayudas de un máximo de 3.000 euros por beneficiario destinadas a la mejora de las cerca de 100 embarcaciones dedicadas a la pesca de bajura con base en cualquiera de los 8 puertos de A Mariña lucense.

5.- Traídas de agua: Se trata de un servicio municipal básico muy costoso y que muchos ayuntamientos no tienen capacidad económica para garantizarlo. En este sentido, la Diputación abre por segundo año una línea específica de subvenciones, que serán de un máximo de 30.000 euros para instalar una nueva red de abastecimiento, y hassta 10.000 euros, en el caso de proyectos de mejora de las infraestructuras existentes. Pueden solicitarlas comunidades de usuarios, asociaciones de vecinos y entidades vecinales sin ánimo de lucro y comunidades de montes. En los criterios de valoración se tendrá en cuenta el porcentaje de usuarios que se dediquen a la actividad agropecuaria en relación al número de habitantes del Ayuntamiento con el fin de garantizar la proporcionalidad y que los vecinos de ayuntamientos pequeños tengan las mismas oportunidades de beneficiarse que los de los grandes.

6.- Centros sociales: Fue una de las cuestiones más demandadas polos vecinos en los Presupuestos Participativos, por lo que, para darles cumplida respuesta, la Diputación convoca una línea de subvenciones de un máximo de 12.000 euros para obras de mejora de las edificaciones (tejados, fachadas, instalación eléctrica y de fontanería, iluminación, albañilería…) y de hasta 3.000 euros para equipamientos (equipos informáticos y audiovisuales…) Entre los criterios de valoración se tendrá en cuenta la distancia del centro social a la capitalidad del municipio con el fin de facilitar servicios a las aldeas más aisladas del núcleo urbano.

7.- Arreglo y señalización de vías y caminos públicos, y otros servicios de uso comunitario, como fuentes, bebederos para el ganado, depósitos contra incendios, sistemas de regadío y acondicionamiento de espacios públicos para aparcaderos o celebración de eventos. Esta también fue una de las propuestas generalizadas en los Presupuestos Participativos. Se concederá un máximo de 12.000 euros por beneficiario. Tanto estas ayudas, como las de la línea anterior, destinadas a centros sociales, pueden solicitarlas asociaciones de vecinos, culturales y deportivas, entidades vecinales sin ánimo de lucro, comunidades de montes, agrupaciones de ganaderos y agricultores y colectivos de usuarios.

Ejemplo de recuperación de tierras abandonadas de la SAT Portagándara en Guitiriz

Uno de los 114 beneficiados en 2014 por las ayudas a la recuperación de tierras abandonadas es la SAT Portagándara, en la parroquia guitiricense de Buriz.

“La ayuda hizo posible el alquiler de esta finca de 10 hectáreas de extensión, en la que queremos plantar maíz en el mes de mayo. La disponibilidad de los terrenos en esta zona es justa y los alquileres altos, por lo que la iniciativa de la Diputación fue muy positiva para nosotros”, asegura Diego Fraga, uno de los tres jóvenes socios de la SAT, junto con Manuel Ángel Pérez y Rubén Fernández. Portagándara gestiona una explotación con 420 reses y unas 200 hectáreas de superficie.

Podrán presentarse solicitudes hasta el 9 de marzo

Puedes consultar las bases del programa de ayudas en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) y en la web www.deputacionlugo.gal . El plazo de presentación de solicitudes remata el 9 de marzo. La previsión es que las subvenciones estén concedidas en abril. Las personas que deseen obtener más información pueden llamar al 982.22.78.12.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información