La escuela de capataces de Lourizán se suma al compostaje e incorpora un centro comunitario

Alumnado y profesorado se encargarán del mantenimiento del compostero comunitario en el que tratarán la basura orgánica. Comenzará a funcionar en septiembre, dependiendo de la actividad educativa

Publicidade
La escuela de capataces de Lourizán se suma al compostaje e incorpora un centro comunitario

El Centro de Formación y Experimentación Agroforestal de Lourizán (CFEA), en Pontevedra, acaba de sumarse al compostaje con la incorporación de un centro de compostaje comunitario, dentro del Plan Revitaliza, que tiene en marcha la Diputación de Pontevedra. El centro de estudios tiene ya instalado el compostero comunitario de tres módulos, que previsiblemente comenzará a funcionar en el mes de septiembre, dependiendo del reinicio de la actividad educativa.

Una de las novedades de este centro con respeto a los que se instalan en las demás zonas de la provincia es que será el propio alumnado y profesorado el que se encargue del mantenimiento y control del proceso de compostaje dentro de las prácticas curriculares. A mayores, contarán con la supervisión del personal técnico provincial de la Diputación, con el fin de que se cumplan todos los parámetros de temperatura, aireación o trasiegos para conseguir un compost de calidad, que después sea de utilidad para fertilizar los espacios verdes.

El centro de compostaje dará servicio y recibirá la basura de las 40 personas que comen en el comedor -con cocina- que existe en las instalaciones de Lourizán. Asimismo, implicará la implantación de la recogida separada de la fracción orgánica (a mayores de papel, vidrio y envases ligeros) en la residencia y en el resto del centro donde estudian o trabajan unas cien personas.

La comunidad educativa podrá depositar en el centro de compostaje todos los restos de comida (cocinada o cruda: carne, pescado, huevos, arroz, pasta, fruta, pasta, pan…), así como vegetales (césped recién cortado o plantas de todo tipo). Una vez depositada la basura orgánica deberán taparlo con estructurante, restos leñosos secos que estarán a disposición en una saca o en un cajón anexo.

El alumnado de la Escuela de Lourizán ya se ha involucrado en la instalación del propio centro de compostaje comunitario, puesto que la plataforma base sobre la que se instalaron los módulos fue construida en las prácticas de los alumnos antes del confinamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información