Las opiniones y puntos de vista expresados solo comprometen a su autor y no reflejan necesariamente los de la Unión Europea. Ni la Unión Europea ni la autoridad otorgante pueden ser considerados responsables de ellos.

La nueva PAC busca comenzar a romper la brecha de género en el campo

La nueva Política Agraria Común, que se prepara para 2023-27, incluye entre sus prioridades fomentar, visibilizar y apoyar la presencia de la mujer en el campo. En los últimos años ya ha comenzado a reducirse esta diferencia entre género, pero siguen percibiendo menos ayudas

Publicidade
La nueva PAC busca comenzar a romper la brecha de género en el campo

Empieza a acortarse la diferencia por cuestiones de género en la percepción de ayudas en el agro.

Por primera vez, la Política Agraria Común (PAC) ha puesto sobre el papel la importancia de visibilizar y apoyar la labor de la mujer en el campo, una reclamación que diferentes colectivos de mujeres rurales llevaban años solicitando y que España ha trasladado directamente en las negociaciones previas entre los estados miembros. La nueva PAC, que regirá las estrategias agrarias europeas hasta el 2027, incluye entre sus objetivos garantizar la igualdad de trato y oportunidades para mujeres y hombres en el mundo agrario.

“Se trata de un hito fundamental para lograr que la PAC deje de percibirse como una política neutra y permita orientar sus medidas a disminuir la brecha de género existente en la actividad agraria”, destaca el borrador de la Estrategia para la Igualdad de las Mujeres Rurales presentada en junio de este 2021 por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación para abordar esta cuestión en la PAC.

Fomentar la presencia de la mujer en el campo es una de las medidas de la nueva PAC para contribuir a frenar la despoblación del rural

Europa ha visto no solo la necesidad de fomentar las oportunidades y visibilizar a las mujeres en el sector agrario sino la importancia que puede traer esto para la supervivencia del mundo rural. Adoptar medidas concretas para paliar las desigualdades de género en las zonas rurales se apunta como una de las medidas necesarias para reducir la despoblación rural y superar el desafío de la falta de relevo generacional, de igual manera que puede resultar de utilidad eliminar otras barreras históricas como la dificultad para acceder a la tierra o lograr financiación.

Las cifras en femenino

El análisis previo para elaborar el Plan Estratégico de la PAC (conocido como PEPAC) ofrece una visión de la situación actual de la mujer en el campo en España. Sus cifras señalan que las mujeres tienen una menor representación en el sector agrario, con explotaciones más pequeñas y menos rentables. Las mujeres tienen explotaciones casi un 40% menos rentables que la media nacional en cuanto a dimensiones y volumen económico. Además, como destacan los datos del Ministerio, a medida que se incrementa el tamaño de la explotación, disminuye la presencia de la mujer y más aún la de las jóvenes.

Apenas el 32% de las explotaciones agrarias españolas tienen como titular a una mujer

Solo 285.467 mujeres son titulares de explotaciones agrarias en España según los datos del INE en 2016, lo que supone apenas el 32% del total. De ellas, solo el 2% son mujeres menores de 40 años, lo que evidencia que tampoco las jóvenes están consiguiendo romper las barreras en el campo.

Una de las herramientas que ha intentado visibilizar la labor de la mujer en el campo ha sido la ley de titularidad compartida, ya que muchas explotaciones de carácter familiar han tenido como titular principal a un hombre, aunque la mujer lleve el mismo peso o incluso superior en la ganadería. Históricamente las mujeres han compartido responsabilidades y trabajo primero con sus maridos y después con sus hijos una vez que estos toman el relevo y asumen las riendas, sin que su papel haya sido visible. Se estima que en España hay entre 31.000 y 55.000 mujeres potenciales beneficiarias de esta ley de titularidad compartida, sin embargo en mayo de 2021 apenas se habían registrado unas 850 altas de explotaciones agrarias en este régimen.

A las mujeres en el agro también les está costando romper el llamado techo de cristal, ya que por cada 100 explotaciones dirigidas por un hombre, existen 29 en la que una mujer está al frente. Las jóvenes lo están teniendo aún más difícil, ya que en 2016, las mujeres menores de 40 años apenas representaban el 19% de los jefes de explotaciones, mientras que en Europa alcanzaban el 23,3%. El porcentaje se desploma hasta el 2% en las explotaciones agroganaderas que tienen una producción estándar de más de 8.000 euros.

Galicia se sitúa como la comunidad con mayor representación femenina en el sector agrario. La mitad de las explotaciones agrarias gallegas tienen como titular una mujer

Galicia es una de las comunidades donde más mujeres figuran como titulares de la explotación, ya que representan el 50% del total, según los datos manejados por el Ministerio de Agricultura. Sin embargo, entre los jóvenes sigue habiendo importantes diferencias. Mientras los hombres memores de 40 años suponen el 8% de los titulares, las mujeres jóvenes gallegas al frente de una explotación agraria apenas alcanzan el 4,5%.

Comenzar a romper la brecha

Si miramos en términos de subvenciones agrarias sigue habiendo una importante disparidad. Las mujeres han recibido en 2019 menos de un tercio del importe de las ayudas directas y de desarrollo rural de la PAC, según el informe del Fondo Español de Garantía Agraria (Fega) que recoge datos sobre la distribución por sexo y edad en la percepción de estos fondos.

Aunque parece haber ya ciertos indicadores que apuntan a que comienza de acortarse esta diferencia. “En comparación con los datos manejados en 2010-2012 y 2017, se observa una tendencia leve hacia la reducción de la brecha de género en la percepción de ayudas, pero siguen recibiendo un importe total de ayudas muy inferior al de los hombres”, valora el Ministerio de Agricultura en el borrador de la estrategia para lograr la igualdad de las mujeres rurales.

Europa aboga en la nueva PAC por incorporar medidas concretas que favorezcan la presencia de la mujer en el agro como intervenciones específicas o importes diferenciados de ayudas o priorizar a las mujeres en los criterios de selección para obtener estas partidas. En España el PEPAC recoge entre los objetivos específicos 7 y 8 la importancia de visibilizar a la mujer en el agro.

En esta línea una de las primeras propuestas del Plan Estratégico de la PAC en España que ha transcendido afecta al pago complementario de la ayuda básica a la renta para jóvenes de hasta 40 años, que busca favorecer el relevo generacional. En este caso, si la beneficiaria es mujer, titular o cotitular de la explotación, el pago se incrementará en un 15%.

foto 3

Carmen Rodríguez, ganadera gallega y vicepresidenta de la cooperativa láctea gallega Clun

«Tengo la firme convicción de que la igualdad es el único camino posible para garantizar la continuidad del mundo rural»

Las cooperativas agrarias evidencian también la limitada presencia de las mujeres en el agro español. Solo el 15% de las cooperativas agroganaderas con una facturación de más de 10 millones de euros tienen mujeres en sus consejos rectores. De hecho, según los datos manejados por el Observatorio Socieconómico del Cooperativismo Alimentario Español, las mujeres representan un 26% de la base social de las cooperativas, pero solo un 7,4% han formado parte de consejos rectores.

Si bien, algunas entidades agrarias están dando pasos para romper estas barreras. Carmen Rodríguez, ganadera gallega y vicepresidenta de la cooperativa láctea gallega Clun, además de presidenta de la Asociación Gallega de Cooperativas (Agaca) es un ejemplo de ello. Lleva años trabajando a favor de visibilizar y apoyar el trabajo de la mujer en el agro desde colectivos como Mulleres de Seu, que agrupa a mujeres socias de la cooperativa.

-En Clun lleváis tiempo trabajando por la igualdad y la visibilización de las mujeres en el sector ganadero, ¿las ayudas de la PAC han contribuido en este trabajo?
-Sí, llevamos trabajando desde el 2013, a través de Mulleres de Seu. Iniciamos nuestra trayectoria como agrupación y llegamos a ser uno de los pilares de la acción de Responsabilidad Social Empresarial en la cooperativa CLUN. Actualmente, hemos dado un paso más, y estamos en pleno proceso de constituirnos en Asociación, con personalidad jurídica propia.
No hemos solicitado ayudas a la PAC para este trabajo hasta la fecha, pero vamos a estar pendientes para solicitar ayudas a través de las políticas activas.

-¿Cómo ves el anuncio de que por primera vez en la reforma de la PAC se esté teniendo en cuenta a perspectiva de género como uno de los ejes en los que trabajar?
-Tengo la firme convicción de que la igualdad es el único camino posible para garantizar la continuidad del mundo rural, que tiene ante sí diversos retos, entre ellos el de garantizar el relevo generacional.
Encuentro en la incorporación de la perspectiva de género un avance importante porque significa establecer un marco de actuación que, primero, exige a los países incluir planes nacionales que fomenten la igualdad en el ámbito rural y, segundo, debe traducirse en medidas y presupuestos reales específicos para incentivar la presencia y la participación de las mujeres en las explotaciones agrarias y ganaderas, y en el sector.

-¿Qué aspectos crees que se deberían vincular las ayudas de la PAC para propiciar una mayor presencia de la mujer en el campo?
-Los hombres siguen siendo mayoritariamente los perceptores de las ayudas, aunque las mujeres vamos avanzando paso a paso. Hay mucho por hacer, hay que incentivar la participación de las mujeres en las organizaciones de representación, hay que mejorar las condiciones laborales de las trabajadoras rurales. También son importantes las medidas que ayuden a conciliar y que incentiven el emprendimiento. Además considero que la profesionalización es fundamental, por lo que los programas específicos de formación de las mujeres rurales son esenciales para el desarrollo de capacidades técnicas, de gestión, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información