«La principal ventaja de entregarle la producción a Deleite es la estabilidad y la confianza»

Diego Fraga es uno de los socios de la Sat Portagándara, en Guitiriz (Lugo), que es una de las granjas proveedoras de la marca gallega desde su vuelta al mercado, hace año y medio

«La principal ventaja de entregarle la producción a Deleite es la estabilidad y la confianza»

Diego Fraga, socio de Sat Portagándara, con animales de recría de la explotación. / Imágenes: Pedro Agrelo.

La Sat Portagándara (Guitiriz, Lugo) es una de las granjas proveedoras de Leite Noso, la sociedad de ganaderos gallegos que volvió a poner en el mercado las marcas Deleite y Muuu. Portagándara comenzó a entregarle la producción a Leite Noso en la primavera del 2016, en una fase marcada por los bajos precios y por la dificultad de parte de los ganaderos para colocar su producción. Tras año y medio, se muestran satisfechos del cambio experimentado.

La granja incorporó una amamantadora para los animales de recría y cebo.

La granja incorporó una amamantadora para los animales de recría y cebo.

«Con Deleite, nuestra ventaja más grande es la estabilidad. En aquel momento, no había ninguna empresa que te ofreciera contratos de un año de duración diciéndote a cuánto ibas a cobrar la leche todo el año, sin fluctuaciones», explica Diego Fraga, uno de los ganaderos socios de Portagándara. «Otra ventaja es que tienes unas orientaciones claras sobre las primas. Si una prima de calidad sube o baja, te explican por qué se hace», apunta Diego, que destaca la relación de confianza y cercanía con Leite Noso. «Te pueden pagar más o menos, pero sabes por qué se hacen las cosas. Te respetan y te tienen en cuenta», valora.

La actual situación de mercado, con precios de la grasa láctea en máximos históricos, llevó por ejemplo a Deleite a aumentar las primas y penalizaciones por la grasa en los nuevos contratos, suscritos en la pasada primavera. «Los ganaderos dependemos del mercado. Ahora sabemos que la grasa está bien pagada a nivel mundial y tenemos que adaptarnos. En nuestro caso, llevamos trabajando con tres ordeños desde el 2011, que es un manejo con el que aumentas litros, pero con el que pierdes calidades de la leche. Ahora estamos trabajando en la reducción a 2 ordeños para recuperar niveles de grasa», señala Diego.

Portagándara llegó a producir en tres ordeños 41 litros de leche de promedio por vaca y día, pero ya hace unos meses que redujo la cantidad de pienso de la ración en 4-5 kilos para bajar volumen de producción y subir en grasa. También disminuyó la aportación de bagazo de cerveza y subió el silo de hierba. En la actualidad, cada animal produce alrededor de 38 litros, con unas calidades de 3,30 de proteína y de 3,30 grasa.

vacas portagandara

«Hace unos años, las granjas que producíamos la leche con menos del 3,50 de grasa, teníamos una penalización de alrededor de 12 euros por tonelada, pero con la actual situación de mercado, esa penalización está ahora en 48 euros por tonelada, así que es un factor muy a tener en cuenta», señala Diego, que gestiona la granja junto a los otros dos socios, Rubén Fernández y Manuel Ángel Santos, y tres trabajadores.

Ración
La granja le suministra a las vacas una ración que, tras los últimos cambios, ronda de promedio unos 25 kilos de silo de maíz, 15 de silo de hierba, alrededor de 10 de bagazo de cerveza y unos 8 kilos de pienso. Los animales en producción están divididos en tres lotes en función de su momento de lactación y cada lote cuenta con una ración específica. De la distribución de la ración se encarga el carro mezclador de una Cuma que crearon conjuntamente cuatro explotaciones de Guitiriz.

Nave de vacas en producción.

Nave de vacas en producción.

La ganadería trabaja alrededor de 200 hectáreas de superficie, de las que 80 se dedican a maíz. «El gran problema de nuestra zona es el minifundio. Para 200 hectáreas, tendremos alrededor de 300 fincas. Algunas tienen un tamaño o unos accesos tan reducidos que la maquinaria de las empresas de servicio no puede entrar y tenemos que trabajarlas nosotros directamente», cuenta Diego.

Recría propia y cebo de terneros
Portagándara cuenta en la actualidad con alrededor de 500 animales, de los que 250 son vacas en ordeño, 40 vacas secas y el resto son animales de recría y terneros que se ceban en la propia explotación. La Sat, que se constituyó en el 2010, levantó una nave nueva para las vacas en ordeño y aprovechó las anteriores instalaciones de los socios, con las reformas correspondientes, para hacer la recría.

Ordeño en la explotación.

Ordeño en la explotación.

Desde hace año y medio, también están haciendo el cebo de terneros cruzados, que se comercializan dentro de la IGP Ternera Gallega. La experiencia se está demostrando positiva. «El cebo es una tarea que no aumenta en exceso la carga de trabajo y que te permite sacarle algo más de rentabilidad a los animales. No es el negocio más rentable del mundo, pero si en lugar de vender el animal de recría con un mes de vida, haces el cebo, quizás puedas sacar alrededor de 150 euros de beneficio», calcula Diego.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información