La segunda ola de fuegos del verano calcina más de 4.000 hectáreas en Ourense

Los mayores incendios se concentraron en el sur de Ourense. En Oímbra ardieron 1.500 hectáreas, en tanto el Parque Natural del Xurés perdió ya más de 1.600 hectáreas en dos fuegos en Muíños y Entrimo

Publicidade
La segunda ola de fuegos del verano calcina más de 4.000 hectáreas en Ourense

Incendio en Boborás, que calcinó más de 500 hectáreas. / Imagen: Aprafoga.

El monte seco, tras un largo verano con escasas lluvias, y las altas temperaturas de los últimos días están desencadenando un comienzo de septiembre complicado en la provincia de Ourense. Cuatro grandes incendios se iniciaron el lunes en Oímbra (1.500 hectáreas), Boborás (520 hectáreas) y en la Baixa Limia, en el Parque Natural do Xurés, en concreto en los concellos de Muíños (800 hectáreas) y en Entrimo (850 hectáreas), según los últimos datos de la noche de ayer.

En toda Galicia, los incendios iniciados este lunes se llevaron por delante ya más de 4.000 hectáreas. Los medios de extinción trabajan también a esta hora en Monterrei (Ourense), Navia de Suarna, A Fonsagrada y Chantada (Lugo) en la que es la segunda ola de fuegos de lo que va de verano, tras la que se generó durante la segunda semana de agosto, coincidiendo con fuertes vientos del noreste.

Los medios aéreos se encontraron con dificultades de acceso a los incendios por el humo. / Captura de twitter.

Los medios aéreos se encontraron con dificultades de acceso a los incendios por el humo. / Captura de twitter.

Núcleos de población
La dificultad para controlar el fuego se agravó por la falta de visibilidad generada por el propio humo, que obligó a detener en ocasiones la participación de medios aéreos. La cercanía de los incendios a núcleos de población, como sucedió en A Illa o en Olelas en Entrimo, incrementó además la tensión.

El alcalde de Entrimo, Ramón Alonso, hablaba ayer de «pesadilla» y de un «fuego sin control» que saltaba carreteras y cortafuegos, por lo que consideraba preciso el envío de «más medios». Una granja llegó a arder en Entrimo, en uno de los incendios que generó más problemas. También en Oímbra, Monterrei y Navia de Suarna hubo que activar la Situación 2, la reservada cuando los incendios amenazan las viviendas.

Desde la Xunta se está incidiendo estos días en la «intencionalidad» que hay detrás de los fuegos y se defiende la coordinación del dispositivo de extinción contra los incendios en una situación «complicada», marcada por la simultaneidad de grandes fuegos, que obligan a repartir los efectivos disponibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información