La Xunta anuncia un plan de acción contra la banda marrón del pino

En el periodo 2022 - 2024 extenderá los tratamientos fitosanitarios y las acciones silvícolas en los montes de gestión pública. Convocará una orden de ayudas de prevención orientada a propietarios particulares y montes vecinales para ejecutar claras, podas y desbroces

Publicidade
La Xunta anuncia un plan de acción contra la banda marrón del pino

Pinar afectado por banda marrón. / Archivo.

La banda marrón del pino, una enfermedad fúngica que preocupa en las masas de pino radiata de la provincia de Lugo, contará con un plan de acción específico en el periodo 2022-2024. Así lo anunció hoy en el Parlamento el diputado popular Rubén Lorenzo, en respuesta a una proposición del PSdeG para poner en marcha actuaciones públicas de control y prevención de la banda marrón y roja del pino.

En el periodo 2022 – 2024, la Xunta tiene previsto dedicar 935.000 euros a un plan que incluirá actuaciones en montes de gestión pública (montes conveniados o públicos), así como una orden de ayudas para que los propietarios puedan ejecutar claras, podas y desbroces en sus pinares. El objetivo de las acciones silvícolas es el de aumentar la aireación de las masas, reduciendo así el posible impacto de enfermedades fúngicas.

Tras detectarse la banda marrón en la zona oriental de Lugo, donde se consolidó este año la enfermedad, la Xunta ya estuvo acometiendo actuaciones en los montes de gestión pública, en los que ensayó distintos tratamientos fitosanitarios, principalmente con óxido cuproso, con abonos foliares y con sustancias naturales combinadas con timol. Los ensayos se realizaron tanto con un atomizador terrestre, instalado en un todoterreno, como con un dron.

En el caso del óxido cuproso, la Xunta tenía una autorización excepcional del Ministerio para tratamientos terrestres en el periodo abril – julio del 2021, en tanto los tratamientos con abonos foliares pueden ser también aplicados con dron.

Los resultados de los tratamientos, según avanzó hoy el grupo popular en el Parlamento, son prometedores. «Hubo un aumento de acículas verdes y con los abonos foliares se incrementó la densidad foliar. En definitiva, se ganó en fortaleza y resistencia de los pinares tratados», expuso Rubén Lorenzo.

Medio Rural muestreó esta primavera más de 500 hectáreas de pino radiata de la provincia de Lugo para comprobar el alcance de la enfermedad. En concreto, se estudiaron masas de A Pastoriza, Castro de Rei, Castroverde, A Fonsagrada, Baralla y Becerreá. También se detectaron daños en masas de pino del país («Pinus pinaster»), pero más escasos, pues es una especie menos susceptible a la enfermedad.

Valoraciones de la oposición
Desde el grupo socialista se planteó la necesidad de mayores actuaciones para controlar la enfermedad. «En el oriente de Lugo se está viendo que las zonas altas, por encima de los 600 metros, son las más afectadas. Probablemente sean altitudes poco aptas para el pino radiata, por lo que habría que proponerle a los propietarios alternativas para la repoblación con coníferas más idóneas», valoró la diputada Carmen Rodríguez, que abogó también por asesorar a los propietarios en medidas como el aumento de las distancias en el marco de plantación.

«En comunidades como el País Vasco, estamos viendo que se está investigando en pinos radiata resistentes a la enfermedad de las bandas y que se asesora a los propietarios sobre las especies alternativas más adaptadas a cada zona. Aquí parece que no interesa. No hay asesoramiento y las actuaciones son insuficientes», concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información