La Xunta aplicará ‘helimulching’ con paja en 166 hectáreas de los incendios de Ourense

Medio Rural actuará para reducir la erosión en áreas puntuales de los fuegos de Lobios, Vilariño de Conso, Manzaneda, Cualedro, Verín y Vilar de Barrio

Publicidade
La Xunta aplicará ‘helimulching’ con paja en 166 hectáreas de los incendios de Ourense

Acolchado de paja sobre un monte quemado. / Archivo.

La Consellería de Medio Rural confirmó que actuará en las superficies quemadas de 6 de los incendios que hubo este verano en Ourense para reducir la erosión y pérdida de suelo. El director xeral de Defensa do Monte, Tomás Fernández Couto, señaló en el Parlamento que se centrarán en 136 hectáreas de los fuegos de Lobios (Riocaldo), Vilariño de Conso (Sabuguido) y Manzaneda (Cernada), así como en 30 hectáreas de los fuegos de Rebordechao (Vilar de Barrio), San Millán do Monte (Cualedro) y Queirugás (Verín).

La estrategia a emplear será el ‘helimulching’, que consiste en la suelta de balas de paja desde un helicóptero. Fernández Couto justificó en las dificultades orográficas el uso de esta técnica, que requiere cuantiosos gastos en medios aéreos, cifrados desde el sector forestal en alrededor de 2.500 euros / hora de helicóptero.

El director xeral expuso las medidas previstas en respuesta a una pregunta en el Parlamento del grupo socialista, que demandaba medidas para la restauración de los montes calcinados en la ola de fuegos de Ourense, que se llevó por delante alrededor de 10.000 hectáreas en el mes de septiembre.

En contestación a la pregunta, Fernández Couto señaló que es «imposible actuar en toda la superficie afectada» y precisó que la Xunta, conjuntamente con técnicos del Centro de Investigación Forestal de Lourizán, evaluó las zonas afectadas por todos los incendios que tuvieron más de 100 hectáreas, así como de los 8 incendios que superaron este año las 500 hectáreas, entrando así en la categoría de grandes fuegos.

De los análisis realizados, se desprende que es preciso actuar con «helimulching» en 166 hectáreas en zonas puntuales de 6 fuegos de Ourense, caracterizadas por factores como la fuerte pendiente y mayores posibilidades de arrastre de tierras, según el director general. Serán medidas que se adoptarán en las próximas semanas, «en un máximo de tres meses después de los incendios, toda vez que la recomendación técnica es hacer los trabajos en los seis meses posteriores a los fuegos», valoró Fernández Couto.

Desde la oposición, el grupo socialista lamentó que pasado más de un mes desde los incendios, no haya personal de la Xunta a pie de monte haciendo trabajos de restauración de las áreas calcinadas. Sobre la posibilidad de hacer trabajos como la siembra de especies herbáceas, el director xeral señaló que «es una medida que carece de eficacia para evitar la erosión, salvo en terrenos de poca pendiente».

Debate sobre las ayudas de prevención de los incendios

Otro de los puntos a debate en la comisión de Agricultura del Parlamento fue el calendario de las ayudas de prevención de incendios. El BNG recordó que este año, las ayudas de prevención de fuegos se resolvieron en el mes de septiembre, en plena ola de incendios de Ourense, y que los trabajos no pudieron comenzar hasta el mes de octubre.

«Es verdad que este año pudo haber un retraso debido al coronavirus, pero lo de los retrasos es algo que vemos todos los años y ya lo hablamos muchas veces. Las ayudas llegan un año más cuando el fuego ya pasó» -expuso la diputada nacionalista María González-. «La convocatoria de las ayudas destinaba 2,7 millones de euros para desbroces en el 2020 y 2,5 millones para 2021, pero claro está que este año son ayudas que no cumplen los fines para los que se convocaron», criticó.

Desde el grupo popular, se señaló que las ayudas tienen orden de ejecución hasta el 31 de abril del próximo año, lo que permitirá que se hagan todos los desbroces previstos. La diputada popular Elena Candía, que fue la encargada de darle respuesta al Bloque, no entró a valorar los retrasos de la Xunta en la resolución de las ayudas, pero sí criticó a otras administraciones, como la Deputación de Lugo, a la que acusó de no tener hecho en el 2019 los desbroces laterales de sus pistas hasta avanzado octubre.

La iniciativa del Bloque también planteaba la posibilidad de que las comunidades de montes con personal y maquinaria propia puedan acceder a ejecutar con sus propios medios estos trabajos de las ayudas de prevención, pero fue algo descartado por el grupo popular, que recordó que es precisa la presentación de tres ofertas de ejecución de los trabajos para garantizar la concurrencia competitiva.

Solicitudes de tala por la Administración electrónica

Un último punto de debate forestal en la comisión de Agricultura del Parlamento se centró en las solicitudes y declaraciones responsables de tala. Desde el Bloque, se planteó que se permita continuar con las tramitaciones en papel, pues entienden que el sector forestal aun tiene dificultades de digitalización para hacer todos los trámites por la Administración electrónica.

El director xeral de Planificación e Ordenación Forestal, José Luis Chan, descartó por su parte tal propuesta. Chan argumentó que la agilidad que le ofrecen al sector forestal con la Administración electrónica sería imposible con las tramitaciones en papel. «Una persona que presenta una declaración responsable de tala por la Administración electrónica puede comenzar la tala en el minuto siguiente. Eso es algo que le da seguridad jurídica al sector y no sería posible con el papel», destacó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información