La Xunta hará públicos los datos de la localización geográfica de los nidos de velutina retirados

La propuesta fue presentada por el BNG en la última Comisión de Agricultura y se sostiene sobre estudios que afirman que la avispa hace los nuevos nidos a una distancia máxima de cien metros de los antiguos

La Xunta hará públicos los datos de la localización geográfica de los nidos de velutina retirados

Un nido de tártago de patas amarillas colgado de las ramas de un árbol

Galicia avanza, poco a poco, hacia el control del tártago de patas amarillas, también conocido como avispa velutina. Esta vez, en la Comisión de Agricultura del Parlamento hubo un pequeño consenso entre gobierno y oposición. En esa línea, la Xunta se comprometió, a propuesta del BNG, a hacer públicos los datos de nidos de velutina retirados por Seaga, con quien ha firmado el contrato para llevar a cabo las tareas de control de la plaga.

Esta nueva fórmula puesta sobre la mesa por los nacionalistas se fundamenta en algunos de los estudios que están orientando las políticas de prevención en Francia. En esas investigaciones se concluye que los nuevos nidos de avispa velutina que se originan suelen estar a una distancia máxima de 100 metros contados desde la posición del último nido extraído.

Sin embargo, la portavoz del Partido Popular en la comisión, Raquel Arias Rodríguez, condicionó la aprobación de esta medida a que el Bloque Nacionalista Galego dé apoyo al resto de propuestas del gobierno gallego. Por su parte, el portavoz nacionalista, Xosé Luis Rivas, le exigió a las consellerías de Medio Rural y de Medio Ambiente que abran nuevas líneas de investigación junto con las universidades gallegas para recabar datos propios del territorio gallego: «Tenemos que guiarnos por estudios franceses que viven realidades diferentes a la nuestra. Aun así, esas investigaciones dan a conocer que con las medidas de trampeo y retirada de nidos no se logran eliminar más del 20% de las avispas», argumentó Rivas. Para concluir, el portavoz del BNG le pidió a la administración gallega que desarrolle métodos modernos e innovadores para controlar esta plaga.

Por el contrario, la popular Raquel Arias quiso señalar que el presupuesto para este tipo de actuaciones de control se había aumentado durante el año 2021, pasando de los 724.000 euros del año pasado a los 1.300.000 euros de este. Además, la portavoz explicó que el gobierno gallego había ampliado el horario de atención a este tipo de emergencias del teléfono 012 para que estuviera activo 24 horas al día, siete días a la semana. También recordó que la adquisición de trampas para dar caza al tártago de patas amarillas está subvencionada al cien por cien por la Xunta y que el resto de métodos también, pero hasta un máximo del 70%. La oposición considera que esas medidas no son suficientes e insta a la administración dirigida por Alberto Núñez Feijóo a que financie la investigación, ya que «el resto de medidas son buenas a corto plazo pero no solucionan el problema», explicaba Rivas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información