La Xunta identifica 24.000 hectáreas de terreno abandonado que se podrían gestionar en polígonos agroforestales

Un total de 61 de las 707 masas seleccionadas presentan mayoritariamente una capacidad productiva máxima para la agricultura intensiva. El resto son aptas para otros usos de cultivos agrícolas así como para un aprovechamiento forestal

Publicidade
La Xunta identifica 24.000 hectáreas de terreno abandonado que se podrían gestionar en polígonos agroforestales

Un pasto de una ganadería de Sarria, Lugo

La Xunta de Galicia transformará 24.000 hectáreas de terreno abandonado en polígonos agroforestales. Esa es la información que se desprende del informe que ha hecho público este jueves la Consellería de Medio Rural, donde se detallan y analizan las zonas preferentes de actuación en masas de concentración parcelaria susceptibles de transformarse en cultivos agrícolas de iniciativa pública. Todo al amparo de la Lei de recuperación da terra agraria de Galicia.

De este modo, el Gobierno gallego acaba de identificar 707 masas de concentración parcelaria abandonadas que cuentan con una buena aptitud productiva. La Xunta pretende poner estos terrenos a disposición de aquellas explotaciones que lo precisen mediante la puesta en marcha de polígonos agroforestales. En esa línea, Medio Rural había lanzado en marzo de este año una convocatoria de Manifestación de interés de proyectos autonómicos dirigida a identificar proyectos o iniciativas que quieren optar a los fondos del Plan de recuperación, transformación y resiliencia, diseñado por el Gobierno central (Next Generation).

En total, se recibieron casi un millar de propuestas que indicaban la localización geográfica de la tierra demandada y suponen un total de 21.322 ha. A mayores, las denominaciones de origen solicitaron otras 10.000

Para llegar la esta resolución, los técnicos de la administración gallega elaboraron una investigación donde se tuvieron en cuenta los perímetros de las zonas de concentración o reestructuración parcelaria, las parcelas del Sistema de información geográfica de parcelas agrícolas (Sixpac – 2020), la información relativa al Sistema de información sobre ocupación de él suelo de España (SIOSE 2017) y al Mapa de capacidad productiva de los suelos de Galicia.

La investigación se centró en la capacidad de estas tierras agrarias para los usos de agricultura intensiva, para prados y pastos y para repoblación de coníferas, toda vez que la superficie de las masas debía ser igual o superior a las 10 hectáreas y que el 50 % de esa superficie o más debía estar abandonada. Los resultados de la investigación también profundizan en las potencialidades de las tierras, recoge que un total de 61 de las 707 masas con abandono y una superficie de más de 10 ha presentan mayoritariamente una capacidad productiva máxima para agricultura intensiva, principalmente maíz y productos de la huerta vinculados a alguno serlo de calidad diferenciada. Las zonas señaladas se encuentran, principalmente, en las provincias de A Coruña y Ourense.

El resto de masas analizadas son aptas para otros usos de cultivos agrícolas como pastos, cereales o frutales. Además, también se podrán combinar con un aprovechamiento forestal de cara a la diversificación del monte gallego, con la plantación de pino o frondosas autóctonas. El siguiente paso que llevará a cabo la Xunta en las próximas semanas será cruzar estas zonas de tierra disponible con la localización de las tierras demandadas en las manifestaciones de interés del Next Generation, con el fin de priorizar las primeras zonas en las que se llevarán a cabo estos polígonos agroforestales.

1.500 solicitudes optan a los fondos del Plan de recuperación

Medio Rural registró cerca de 1.500 iniciativas de pequeñas y medianas empresas que quieren optar a los fondos del Plan de recuperación, transformación y resiliencia, diseñado por el Gobierno central. De ellas, un total de 994 indican la localización geográfica de la tierra demandada y suponen la puesta en valor de 21.322 hectáreas. Algo más de 13.200 hectáreas demandadas son para la orientación productiva ganadera, alrededor de 1.900 hectáreas demandadas son para la orientación productiva agrícola y unas 1.400 ha para producción forestal. A estas cifras habría que sumarle otras más de 4.700 hectáreas que compatibilizarían producciones mixtas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información