Laboratorio de ideas contra el desperdicio alimentario

Un proyecto de la Universidad de Vigo y de la portuguesa de Minho impulsa una red de subproductos y residuos alimentarios de la Euroregión Galicia - Norte de Portugal. El objetivo, reducir las pérdidas, reciclar y reaprovechar

Publicidade
Laboratorio de ideas contra el desperdicio alimentario

El sector busca soluciones al desperdicio en toda la cadena.

En Europa, cada año se desaprovechan unos 90 millones de toneladas de alimentos aptos para el consumo. Del agricultor al consumidor final, en toda la cadena se producen pérdidas de alimentos o subproductos que van a parar a la basura y que podrían tener otra salida. Un proyecto impusado por las universidades de Vigo y de Minho (Portugal) trata de implicar a instituciones y empresas del sector en la búsqueda e implementación de soluciones al desperdicio alimentario en Galicia y en el Norte de Portugal.

La iniciativa busca la participación de toda la cadena alimentaria, comenzando por el sector primario (agricultura y pesca) y siguiendo por el industrial, por la distribución y por el consumidor final. «La red tiene el objetivo principal de crear una comunidad de trabajo que analice los problemas de toda la cadena, desde las pérdidas poscosecha del agricultor hasta el producto que caduca en el supermercado, y que defina posibles medidas a adoptar», explica uno de los impulsores del proyecto, el investigador y catedrático Lorenzo Pastrana, del departamento de Química y Analítica Alimentaria de la Universidad de Vigo.

«La idea es reducir los desperdicios desde las pérdidas poscosecha hasta el producto que caduca en el súper» (Lorenzo Pastrana)

«Lo que uno considera desperdicio puede ser reutilizable por otro o puede ser una materia prima para otro proceso» -continúa el investigador-. «Tenemos una situación generalizada de despilfarro de alimentos y no es una cuestión de que no haya ideas ni tecnología para reducirlo”, asegura. En Galicia y Norte de Portugal, alrededor de una treintena de empresas ya confirmaron su interés en la iniciativa, un número que los investigadores consideran suficiente para comenzar a trabajar en la siguiente fase del proyecto, la búsqueda de financiación pública.

El ejemplo británico
La creación de la red gallego portuguesa sigue el ejemplo de otras iniciativas que se están desarrollando en toda Europa con los mismos objetivos, como la Food Waste Network del Reino Unido, que ya está implementando proyectos para reducir el desperdicio de alimentos y para impulsar el reciclaje o reaprovechamiento de subproductos.

Una red británica similar trabaja con bancos de alimentos y en proyectos de compostaje y biogás, entre otros

La red británica ha puesto en marcha por ejemplo el Plan Zheroes, que hace llegar a bancos de alimentos y organizaciones similares productos perecederos que iban a ser desechados. También trabaja en el ámbito del compostaje de residuos orgánicos y del impulso a iniciativas de biogás para valorizar los residuos de la industria agroalimentaria. La idea de la red gallega, una vez constituida, pasa por sumarse a una red de redes a nivel europeo que permita intercambiar experiencias, conocer los proyectos que se están desarrollando en otras regiones y extrapolar a Galicia aquellos que puedan ser de interés.

Las empresas interesadas en participar en la red pueden ponerse en contacto con los impulsores de la iniciativa en los correos electrónicos pastrana (arroba) uvigo.es o knowledge.division (arroba) portugalfoods.org.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información