La sección ‘Noticias de empresa’ incluye informaciones de actualidad empresarial, así como las notas de prensa de firmas colaboradoras.

Las claves de la recría de terneras, una de las mejores inversiones para multiplicar la rentabilidad

Las claves de la recría de terneras, una de las mejores inversiones para multiplicar la rentabilidad

Ángel Pizarro, veterinario Especialista en Primeras edades en De Heus

Cambiar la visión del proceso de recría y pasar a verla como una inversión en lugar de considerarla un gasto fijo a reducir abre un sinfín de oportunidades de mejora de los resultados. Bajo esta premisa, Ángel Pizarro, veterinario Especialista en Primeras edades en De Heus, desarrolla los factores que influyen en ella y nos proporciona pautas de manejo y alimentación que pueden multiplicar la proyección de producción del establo.

¿Qué factores influyen en la recría de terneras?

En este proceso confluyen múltiples factores; algunos son internos, propios de las terneras, como son las necesidades de mantenimiento y de crecimiento y las diferentes realidades fisiológicas durante las cuatro fases en las que se divide el proceso. Por otro lado están los factores externos que condicionan la vitalidad y peso vivo al nacimiento, como son el manejo, alimentación y alojamiento de las vacas secas; otros factores que influyen en la fortaleza del sistema inmunológico relativos al manejo del parto, tratamiento e higiene del calostro, momento de administración, cantidad y calidad del calostro, y otros que afectan al posterior desarrollo de las primeras edades, como el nivel de profilaxis de enfermedades digestivas y respiratorias, calidad del alojamiento o el manejo de los agrupamiento. Por último, los factores que afectarán al desarrollo corporal, momento de la pubertad y gestación, como son manejo de la alimentación en los distintos lotes o la calidad de los forrajes.

¿En que medida la recría de novillas afecta al costo total de producción?

El coste de la recría se puede considerar fijo o variable en función del asesor económico de la granja. En De Heus creemos que la recría debe considerarse como un coste variable porque tiene una influencia directa sobre el nivel productivo de la granja, como corroboran múltiples estudios. Bajo nuestro punto de vista, nunca se debe considerar como un coste fijo porque lo pondríamos en el punto de mira para reducirlos, haciendo un mal favor al futuro productivo de la granja. No obstante, la alimentación de la recría supone aproximadamente el 20% del coste de la alimentación total de la granja, considerando una granja con un 30% de reposición.

¿Por qué son tan importantes los planes de alimentación intensivos durante los primeros meses de la recría?

Los primeros 8 meses de la recría se corresponden con las dos primeras fases fisiológicas. Durante la primera fase, los planes de alimentación intensivos junto con un buen manejo y una adecuada profilaxis, nos permitirán unas ganancias diarias altas, lo que nos facilitará acceder al fenómeno epigenético, consistente en la expresión de ciertos genes silentes que tienen gran influencia en la producción futura.

La segunda fase es de vital importancia por dos motivos:

1. Es la fase más eficiente de toda la recría en cuanto a la transformación del alimento consumido, aportando las mejores ganancias de peso diarias y adquiriendo una inercia de crecimiento que nos llevará a la fase de la pubertad en edad temprana con un desarrollo corporal óptimo.
2. Durante esta fase se trabaja la estructura musculo-esquelética y se adquiere el nivel más alto de capacidad corporal que es clave para la mejora genética y la producción futura. En esta edad pasamos de un índice de consumo de 1,1-1,15 a 1,28-1,32. Las terneras en esta fase, son, morfológicamente hablando, vacas en miniatura.

¿En qué medida la transición de pre-rumiante a rumiante es determinante en el buen desarrollo de las terneras?

La transición comienza a pequeña escala desde el nacimiento, favorecido por la curiosidad y los primeros bocados de concentrado multipartículas y forraje, que permitirá el desarrollo ruminal hasta llegar al destete. Esta transición, que internamente es más compleja, es esencial puesto que durante este proceso necesitamos conseguir buenas ganancias de peso. Por ello, la calidad y el diseño de los distintos alimentos es muy importante porque tienen que cumplir con los requerimientos de mantenimiento y crecimiento deseados y proteger la salud digestiva.

¿Qué impacto económico tiene la reducción de la edad al primer parto?

Bajar la edad del parto en las novillas es crucial por cuatro motivos:

1. Adelantamos la producción de leche y por ende el momento en que empezamos a amortizar esa inversión.
2. Obtendremos primeros partos más productivos, con la repercusión que tendrá con la media del establo, porque habremos logrado completar el proceso de recría con buenas ganancias diarias durante los primeros meses de vida.
3. Tendremos menor ocupación de patios, menor generación de residuos, menor necesidad de mano de obra, mayor dilución de costes fijos y amortizaciones.
4. Tendrá un impacto muy importante sobre la conformación del rebaño porque permitirá pasar de un decrecimiento involuntario en el número de animales a un crecimiento involuntario, que facilitará una reposición voluntaria de animales poco productivos que lastran la rentabilidad de la granja.

Los dos primeros puntos tienen una cuantificación de 3 a 8 euros de retorno a la inversión como diferencia de realizar la recría de forma convencional, considerándola como coste fijo a reducir, a considerarla como inversión.

Imagen_Anuncio_Kaliber_Campo Galego_Mesa de trabajo de heus

¿Cómo podemos monitorizar estratégicamente la calidad del calostro?

Existen múltiples líneas de investigación sobre los componentes del calostro que determinan la calidad y su posterior asimilación a nivel intestinal así como su efecto como escudo inmunitario. A nivel de granja, podemos seguir considerando el dato de la densidad (lo más próxima posible a los 1035 gr/l, medidos a 20-22ºC) y los grados Brix (lo más próximo posible a 30), aunque tenemos que tener presente que estos dos parámetros nos dan información indirecta e incompleta sobre el nivel de protección inmunitaria, puesto que existen calostros con nivel de grados Brix relativamente bajo y baja densidad, que nos pueden reportar una protección inmunitaria superior.

Dicho esto, lo que sí es fundamental a tenor de los últimos estudios, es el momento de la administración, la cantidad y la calidad higiénica del calostro. Sigue siendo de vital importancia proporcionar lo más pronto posible alguna cantidad de calostro y completar 4 litros en las primeras 4 horas, 6 litros en las primeras 8 horas y 8 litros en las primeras 12 horas.

¿Qué efecto a nivel producción, longevidad y mortalidad podemos observar en primeras lactaciones?

Existen varios estudios que demuestran la relación directa entre la ganancia de peso diaria antes del destete y un aumento de la producción en la primera lactación a razón de 150 litros más por cada 100 gr. de más de ganancia de peso antes del destete. También es conocida la relación entre los procesos respiratorios y la permanencia en el establo durante la primera lactación, de forma que una ternera que haya sufrido más de 4 procesos respiratorios a lo largo de su desarrollo, tiene 1,8 veces más de probabilidad de no completar la primera lactación. De las novillas que no completan la primera lactación, el 31,5% abandona el establo antes de los 50 DEL.

Existen varios estudios que relacionan el nivel de hacinamiento (<3,5 m2/ternera) con la aparición de niveles de casos de SRB en las terneras. El nivel de encamado y la calidad higiénica de esta, influirá en contagio de enfermedades digestivas y en la pérdida de calor a través de las extremidades, restando ganancia de peso diaria y comprometiendo el acceso al fenómeno epigenéntico.

¿Cómo saber si estamos eligiendo la ración adecuada? ¿Cuáles son los componentes principales de una buena nutrición?

Los componentes de una buena nutrición en la recría son los mismos que para cualquier otro momento dentro del ciclo productivo: la calidad de los ingredientes y el equilibrio de los nutrientes, que es lo más difícil de cumplir en las granjas de tamaño pequeño o mediano con limitaciones de espacio, mano de obra y manejo ya que condiciona la realización de tantas soluciones nutricionales como necesidades fisiológicas y de mantenimiento o crecimiento presenta la recría y el otro grupo de animales que suele compartir espacio físico, como las vacas secas.
Es una condición importante dejar fuera de la ración que compartirán varios grupos tan diferentes como novillas y vacas secas a las terneras de la fase 2 (hasta los 8-9 meses) y plantear una ración que penalice lo menos posible a los grupos de menor edad. Esta adaptación nutricional se facilita mucho si se cuenta con una herramienta informática como la que disponemos en De Heus en la que podemos observar el comportamiento de cuantos grupos o lotes diferentes se quiera alimentar con la misma fórmula.

¿Cómo sabemos que estamos en el camino correcto?

Además de hacer un planteamiento correcto del enfoque de las cuatro fases de la recría y adaptarlo a las peculiaridades de cada explotación, es esencial comprobar que el resultado es el esperado y hacerlo a tiempo para poder rectificar el rumbo antes de que implique la pérdida de una generación de terneras.
Para esto, es importante hacer mediciones con determinada frecuencia para conocer las ganancias diarias que nos indicarán si hay que tomar medidas de manejo y también comprobar el cumplimiento de lo que en De Heus denominamos “Puntos Kaliber”, que nos servirán de referencia para valorar el progreso de la recría.
Estos Puntos Kaliber consisten en la apreciación del tercio superior de las últimas costillas y de la línea dorsal a la edad de 7 a 8 meses como garantía de que nos acercamos a la fase de la pubertad en un estado de condición corporal deseado, y de unos puntos objetivos de obligado cumplimiento, 200 kg a los 6 meses, y la inseminación con 400 kg de 12 a 14 meses.

En tu experiencia, ¿cuáles son las recomendaciones clave para un buen manejo en la recría de terneras?

La importancia de la mejora genética está integrada en nuestra mentalidad desde hace tiempo y no nos planteamos dejar de buscarla. De igual forma, para seguir afrontando el futuro debemos concienciarnos sobre la mejora continua de la recría y abordar este reto antes del propio nacimiento de las terneras. La primera recomendación es cambiar el enfoque de la recría como gastos fijos y empezar a verla como una inversión, como hacemos con la inversión en genética. Una vez que tenemos asumido que la recría es una de las mejores inversiones, deberíamos empezar a trabajar en todos los factores que influyen en ella.

1. Manejo de vacas secas con alimentación de secas, sin cambios de grupo, con una cama amplia y limpia y evitando en lo posible las altas temperaturas que tendrá un efecto directo sobre la propia lactación de la madre y sobre la vitalidad y ganancias de peso diarias de la hija.
2. Buen manejo del calostro y la administración lo más rápidamente posible en cantidad y calidad higiénica correctas.
3. Profilaxis vacunal de enfermedades digestivas y respiratorias con el cumplimiento de las pautas vacunales prescritas por los veterinarios.
4. Utilización en las primeras fases de alimentos de buena calidad y bien diseñados para el aporte de una dieta equilibrada que permita el crecimiento armónico del aparato musculoesquelético y la transición de pre-rumiante a rumiante, mientras obtenemos buenas ganancias de peso que nos ayuden a controlar enfermedades digestivas tanto bacterianas como parasitarias.
5. Atender a la segunda fase de la recría de forma independiente por su importancia.
6. A la hora de realizar una ración que tendrán que compartir varios grupos de diferentes necesidades, priorizar siempre a las más jóvenes.
7. Llevar el control de que lo que se está proyectando se está cumpliendo mediante la comprobación de los “Puntos Kaliber” y los registros de ganancias de peso por si fuera necesario rectificar o cambiar alguna actividad de manejo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información