“Las granjas gallegas tienen un nivel de emisiones medio y pueden mejorar reduciendo el empleo de concentrado y aumentando el de hierba”

Entrevista al investigador César Resch, responsable desde el CIAM-AGACAL del proyecto europeo “Granjas climáticamente neutras: Construir un futuro bajo en emisiones de carbono y climáticamente resiliente: Invetigación e innovación en apoyo del Pacto Europeo Verde (H2020-LC-GD-2020)”

“Las granjas gallegas tienen un nivel de emisiones medio y pueden mejorar reduciendo el empleo de concentrado y aumentando el de hierba”

César Resch, responsable desde el CIAM-AGACAL del proyecto europeo “Granjas climáticamente neutras: Construir un futuro bajo en emisiones de carbono y climáticamente resiliente: Invetigación e innovación en apoyo del Pacto Europeo Verde (H2020-LC-GD-2020)”

Este 1 de enero comenzó oficialmente el proyecto europeo “Climate Neutral Farms: Building a low-carbon, climate resilient future: Research and innovation in support of the European Green Deal (H2020-LC-GD-2020)”, aprobado por la Comisión Europea y que tendrá una duración de 4 años.

El proyecto cuenta con 33 instituciones participantes realizando la coordinación el INRA francés. A nivel español, el proyecto se coordina desde Galicia, en concreto desde el Centro de Investigaciones Agrarias de Mabegondo (CIAM-AGACAL), dependiente de la Consellaría de Medio Rural.

Como resultados tangibles del proyecto se busca lograr un método automático, sencillo y fiable de medida y certificación de créditos-carbono en las explotaciones de leche, ya que los actuales obedecen a los intereses de los sistemas de producción de cada zona (granjas en intensivo o en extensivo). El objetivo final del proyecto está orientado a conseguir la neutralidad climática de las explotaciones lecheras europeas, en línea con la hoja de ruta de la UE en el horizonte 2050.

Hablamos con el investigador Dr. César Resch, la persona responsable del proyecto desde el CIAM-AGACAL.

¿Cuáles son los objetivos del proyecto “Granjas climáticamente neutras: Construir un futuro bajo en emisiones de carbono y climáticamente resiliente: Invetigación e innovación en apoyo del Pacto Europeo Verde (H2020-LC-GD-2020)”?
El proyecto pretende analizar y aminorar las emisiones de gases efecto invernadero de la agricultura y ganadería. Acordar unidades y métodos de medida, la reducción de los impactos y su cuantificación, podrían ser, muy resumidamente, el primer gran objetivo de este proyecto.

Un segundo objetivo será crear un sistema de marcadores para cuantificar las emisiones y poner las bases de un sistema de crédito carbono en los sectores antes mencionados.

¿Qué importancia tiene la participación de Galicia y de la AGACAL en el mismo?
La participación de la Agencia Gallega de la Calidad Alimentaria (AGACAL) en este proyecto es de suma importancia, pues nos permite estar en un grupo que va a tener mucha influencia a la hora de la toma de decisiones en los ámbitos anteriormente referidos.

Los miembros del consorcio pueden ser agrupados en tres categorías, en el ámbito científico la coordinadora es el INRAE, el centro de investigación agroganadera de carácter público referente en Francia, estando entre otras también la Universidad de Wageningen, de Holanda, y el centro de investigación Teagasc irlandés.

Asimismo, existen otras diez instituciones de investigación, como el Labotorio Interprofesional Galego da Análise do Leite (LIGAL) o universidades. Hay una participación de entidades industriales de relevancia en el sector lácteo, como son Nestlé, Danone y Friesland Campina. Por último hay una serie de entidades en el consorcio que siendo más transversales le confieren a este una alta relevancia. En este sentido, destaca la neerlandesa Climate-KIC Holding BV (CKIC) que es una entidad financiada por el Instituto Europeo de Innovación y Tecnología y que tiene por cometido ser la agencia de innovación que lidere la construcción de una Europa sostenible en crecimiento y competitiva. En este apartado también se podría incluir la participación de la empresa Electricidad de Francia o el Comisariado francés de la energía atómica y energías alternativas.

Somos en total un consorcio compuesto por 32 entidades de 17 Estados diferentes de los que 5 son de fuera de la UE. Somos la única entidad española que es miembro del consorcio y nuestro cometido será la coordinación de las entidades que participen en el ámbito lácteo español.

¿Cómo se realizará la selección de las granjas participantes?
AGACAL como coordinador tiene la función de escoger 110 granjas comerciales en toda España en las que se harán propuestas y mediciones de impacto durante dos años, los datos de estas granjas suministrarán la base de datos del proyecto.

Otra aportación serán los ensayos que se harán en la granja experimental del Centro de Investigaciones Agrarias de Mabegondo.

El criterio de elección de las granjas atenderá a una distribución geográfica con la lógica de la producción presente, atenderemos también la variabilidad de los sistemas de producción y la diversidad de tamaños. Todo este proceso de elección y seguimiento se hará en coordinación con las entidades colaboradoras que participan en el proyecto.

Llevamos trabajando con estas entidades desde el mes de julio pasado y podemos decir que todas ellas acogieron el proyecto con entusiasmo y la mayor parte ya contemplan en sus planes de actuaciones internos acciones en la dirección marcada por el proyecto.

Las entidades colaboradoras en el ámbito industrial lácteo en España son Leche Pascual, Nestlé, Danone, Entrepinares, Leche Río, Naturleite y Central Lechera Asturiana. En suministros contamos con Alltech España, y también participa la empresa de asesoramiento Agronovo de Lugo y, por último, la entidad financiera Caixa Rural Galega.

“El sistema de producción de leche es complejo para calcular su huella de CO2 porque hay emisions pero también fijación de carbono”

¿Qué carencias detectáis en los distintos sistemas de cálculo de las emisiones de gases contaminantes en el sector ganadero,y en el vacuno de leche en concreto?
Más que carencias yo hablaría de incertidumbres, la gente quiere rapidez y exactitud y la ciencia requiere tiempo, hay muchas incertidumbres aún por resolver. El sistema de producción de leche es complejo por definición, hay entradas y salidas y como en todos los sistemas agrícolas hay factores que suman y otros que restan. Esto no ocurre en los cálculos de emisión de por ejemplo, una central térmica donde no hay ningún tipo de fijación de CO2. Los modelos que circulan ahora para el cálculo de la huella de CO2 en gran medida obedecen a los intereses de los sistemas de producción mayoritarios en el área de origen.

Pero hay avances y el proyecto va en la línea de consolidarlos y procurar marcadores fáciles para poder hallar huellas de carbono en las granjas de leche de una manera fácil, objetiva y rápida.

En este sentido, uno de los objetivos del proyecto es la construcción de un método automático de medida y certificación de créditos-carbono en las explotaciones de leche. Explícanos en que consistiría….
Como comprenderéis no puedo por adelantar lo que está por hacer, pero sí que puedo dar mi opinión sobre lo que creo que puede ser.

La idea es crear marcadores para que una vez lleguemos a una granja, y en función de lo que indiquen estos, poder saber la intensidad de emisiones de las mismas. Un ejemplo muy fácil de entender es el censo y los partos de novillas: cuanto más número de animales y cuantos más partos de novillas tenga (tasa de reposición) más emisiones voy a tener para una producción de leche dada. Estos datos a día de hoy están registrados y serían de muy fácil consulta. Los tipos de cultivos, las cantidades de abonos, la capacidad y tipo de fosa de purín, los kilos y composición de concentrados…..todos estos factores son fácilmente medibles y tienen todos impacto directo en la huella de CO2.

El sumatorio de estos factores dará lugar a un índice que será lo que me dirá si una granja está en el promedio, por encima o por debajo de la emisión objetivo. A partir de ahí viene la decisión política de penalizar a aquellos que lo hacen mal o primar a los que lo hacen bien.

¿Los famosos pedos de las vacas son uno de los principales causantes del cambio climático? ¿Que hay de cierto en esto?
Sólo el 5% de las emisiones entéricas de las vacas son por la parte trasera siendo el 95% vía boca en forma de eructos.

La simplificación de las cosas nos lleva a escenarios a veces un tanto esperpénticos. Las vacas emiten metano porque tienen una característica que es que son capaces de transformar las celulosas y hemicelulosas, no digeribles por los humanos, en proteína y energía de alto valor alimenticio. La producción de alimentos es inherente a la propia vida humana, algo que parece obvio pero considero que a veces se olvida que comemos todos (los humanos) todos los días. Tenemos que producir alimentos, tenemos que mejorar los sistemas y que sean más eficientes y así producirán menos CO2, pero tenemos que producir alimentos para seguir viviendo. No podemos borrar la agricultura y ganadería de la faz de la tierra. Somos el triple de habitantes que hace 50 años. Tenemos como sociedad que ser menos hipócritas y cambiar hábitos de consumo, pero no sólo en la comida, sino también en el consumo de ropa, viajes, electrónica y un largo etcétera que está en la mente de todos.

“Las granjas gallegas tienen un nivel de emisiones medio y se puede mejorar reduciendo el empleo de concentrado, y haciendo que las vacas coman más hierba y duren más años”

El objetivo final del proyecto es conseguir la neutralidad climática de las explotaciones lecheras europeas, en línea con la hoja de ruta de la UE en el horizonte 2050. ¿Cuáles son los principales factores que inciden en que una granja tienda a ser climáticamente neutral?
Esto no deja de ser uno suma resta, entonces lo que hay que hacer es emitir menos y estocar más. Menos emisión implica ser más eficientes y almacenar más podemos decir que va acorde con el tipo de uso del suelo que hacemos. Es decir, cuanta más pradera permanente tengamos más CO2 almacenaremos. Muy simplificado es lo que puedo decir.

A grosso modo, ¿como estimas que es la situación de las granja de vacuno de leche gallegas en cuanto a emisiones de Gases de Efecto Invernadero?
En general diré que en un grupo de análisis a nivel europeo estamos en una zona media, pero tenemos que revertir tendencias. Somos muy vulnerable a los factores de emisión que se le ponga a los concentrados, arreglar esto es cuestión de tener menor dependencia del concentrado. Necesitamos más tierra, hacer que las vacas consuman más hierba e ir a granjas en las que los índices de reposición sean menores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información