“Las industrias están dispuestas a recoger el mismo volumen de leche que en 2015”

La conselleira de Medio Rural, Ángeles Vázquez, es partidaria de que las granjas frenen el aumento de la producción, dadas las dificultades de mercado. Anuncia nuevos proyectos de transformación que mejorarán el escenario en Galicia a medio plazo

Publicidade
“Las industrias están dispuestas a recoger el mismo volumen de leche que en 2015”

La conselleira de Medio Rural, Ángeles Vázquez.

El sector lácteo gallego afronta una primavera que se prevé complicada por los aumentos estacionales de producción. El principal temor es a que quede leche sin recoger en el campo a precios de mercado; es decir, a que haya granjas que tengan que entregar su producción para leche en polvo a 18 céntimos el litro, como le pasa desde hace dos semanas al medio centenar de explotaciones de la cooperativa Codegui (Guitiriz). Hablamos con la conselleira de Medio Rural, Ángeles Vázquez, para conocer las previsiones de la Consellería de cara a la primavera.

«Tenemos 30 proyectos de transformación sobre la mesa, de los que hay que destacar tres. Si alguno de estos sale, ya quedaría tranquila»

La titular de Medio Rural, que cumple cinco meses en el cargo, reconoce ansiedad pero también ilusión por las perspectivas del sector lácteo. “Lucharé para que no quede ningún litro sin recoger en primavera a un precio lógico”, señala sobre las perspectivas a corto plazo. De cara a el futuro, los objetivos de la Consellería pasan por incrementar la transformación industrial de la leche en Galicia: “Tenemos unos 30 proyectos sobre la mesa, de los que hay que destacar tres. Si sale alguno de estos tres, que estoy segura de que sí, ya quedaría tranquila”.

Cuando Leche Celta canceló la recogida en la cooperativa Codegui, Medio Rural se comprometió a intermediar en la búsqueda de soluciones. ¿Ven salidas a este problema?
– El caso de Codegui no es la primera vez que ocurre. Yo me entero por ellos dos días antes de que se les cancele la recogida; hablo con la industria y la industria me dice que ya se lo había comunicado a la cooperativa con antelación, dado que no tiene tanta capacidad de mercado. Aun así, queda de hacer una valoración para ver hasta dónde puede llegar. Si de ahí no saliera una solución, estamos barajando otras posibilidades. Esas posibilidades no son fáciles porque en los últimos cinco años aumentamos la producción en Galicia un 15%. Somos la comunidad que más creció después de Cataluña, que aumentó las entregas de leche un 18%.

«Las granjas no deben seguir aumentando la producción; la única salida es la leche en polvo y esa salida no es positiva»

¿Qué posibilidades tienen las industrias lácteas de asumir en primavera toda la producción gallega?
– Estoy teniendo una ronda de contactos de manera individual con todas las industrias que hacen la recogida en Galicia, desde la que más recoge, que es Lactalis, hasta la más pequeña, para que adquieran un compromiso de que en el 2016 comprometan la recogida de, al menos, el mismo volumen de 2015. Estoy finalizando los contactos estos días y tengo que decir que hay buena disponibilidad. También les estoy pidiendo que se hagan cargo de los volúmenes que les correspondan de los primeros compradores intermediarios, pues hay que tener en cuenta que hay un 30% de la leche en Galicia que no compran las industrias directamente, sino que se recoge a través de primeros compradores.

De cara a la primavera, la preocupación se centra en algún primero comprador. En cualquiera caso, en tanto no tengamos un mercado más organizado, las granjas no deben seguir aumentando la producción, ya que la única salida para esa producción ahora mismo sería la leche en polvo y eso ni aporta valor ni es positivo para el ganadero.

«Viajo a Bruselas la próxima semana para trasladarle a la Comisión la necesidad de regular la producción. El mercado no se regula, estrangula»

¿Es partidaria de medidas legislativas para limitar los aumentos de producción?
– La situación a nivel internacional no es sencilla y hay que tomar ciertas medidas, y las tenemos que tomar todos, no sólo Galicia, sino a nivel nacional y de la Unión Europea. Los días 22 y 23 viajo a Bruselas a hablar con dos directores generales, el de Desarrollo Rural y el de Mercados, para trasladarles la necesidad de una regulación de la producción y de medidas de mercado como el aumento de los precios de intervención de la leche en polvo. Igual que Francia traslada propuestas en la misma línea, nosotros, como séptima región productora de leche de la UE, también tenemos que hacerlo. Tras el abandono de las cuotas, las medidas de la UE están fracasando, pues el mercado no se está regulando, está estrangulando.

Mientras no hay otras medidas, ¿qué puede hacer la Xunta para que se produzca una regulación ordenada de los excedentes y no se repita la situación de la primavera pasada, con 2.500 granjas cobrando la leche a menos de 25 céntimos?
– Galicia en los precios va por debajo pero, paradójicamente, cuando hay falta de leche, suben los precios por encima del promedio. No podemos consentir que Galicia sea ese lugar que se utilice cuando hay falta de leche, para incentivar que la gente aumente sus explotaciones, y cuando no hay falta, que seamos los primeros en ser abandonados. Son precisos, por tanto, compromisos de recogida de las industrias, y sobre todo de aquellas industrias que se beneficiaron de ayudas de la Xunta para su implantación.

«Apostamos por la trazabilidad de la leche que se vende para polvo, de forma que se garantice que efectivamente ese es su destino»

Desde Medio Rural también apostamos por implementar una trazabilidad de la leche que se vende en las granjas para leche en polvo, de manera que se garantice que efectivamente ese es su destino. Es una línea de trabajo en la que precisaremos, como en otros aspectos, de la implicación del Ministerio.

En cuanto a la transformación industrial, el sector incide en la necesidad de proyectos que aumenten la gama de productos y hagan al sector menos dependiente del brik de leche líquida. ¿Qué perspectivas hay en esta línea?
– Tenemos que ir por la vía de la transformación sí o sí. Este año se presentaron proyectos muy buenos, que aún no puedo hacer públicos, ya que estamos valorándolos, pero vistos los proyectos, una cosa está clara. Galicia interesa porque tenemos un sector productor competitivo. Hay al menos 30 proyectos, de los que hay que destacar tres por la importancia que pueden tener para el sector lácteo gallego. Si alguno de ellos sale adelante, que estoy segura de que así será, porque haremos lo posible para apoyarlos, ya quedaría tranquila. Me voy a empeñar en que Galicia mejore la transformación de la leche y en dejar un sector lácteo con futuro.

Dadas las perspectivas de aumentos de producción que hay, ¿no se debería trabajar en estrategias de país dirigidas a la exportación?
– Por supuesto, aunque también hay que tener en cuenta que es difícil introducirse en los distintos mercados. Con el queso, en Galicia tenemos un problema de cara a la exportación, la cremosidad de nuestro queso. Lo está intentando García Baquero en la denominación de origen Arzúa-Ulloa, pero es complicado que el queso gallego llegue, por ejemplo, a Estados Unidos manteniendo unas condiciones que lo hagan atractivo para el consumidor. Se está trabajando en eso pero no es fácil.

«Las coooperativas son muy suyas, pero confío en que haya sensatez. Son demasiadas y con poca fortaleza»

¿Cree que el camino de las cooperativas debe pasar por implicarse en la transformación?
– Las cooperativas son muy suyas pero espero que haya sensatez. Tienen ahora mismo el ejemplo de lo que está pasando con Codegui. Las cooperativas no pueden jugar a ‘sálvese quien pueda’ porque en cualquier momento le tocará a otra. Hay demasiadas cooperativas, desperdigadas por el territorio pero con poca fortaleza. Deben ser generosas y no tener miedo a perder su identidad en procesos de integración.

Como primer paso, lo mejor que podrían hacer por el sector es que en lugar de ser treinta y pico cooperativas primero compradoras de leche, hubiera una sola central de compras. Ahí podrían hacer fuerza. Un siguiente paso podría ser la transformación. Yo creo que debemos fijarnos no sólo en lo que sale mal, sino que en esta vida, en todos los sectores hay proyectos que salen mejor y peor. Ahí tenemos el ejemplo de Clesa. ¿Qué ocurre? Que absorbe poca cantidad de leche.

“Denunciaremos de oficio la forestación ilegal de fincas agrarias”

La competitividad del sector productor obliga a producir los máximos forrajes posibles en la explotación. ¿Cómo valora el trabajo que hizo hasta ahora la Xunta para impulsar la movilidad de tierras, que es criticado por el sector, y qué nuevas medidas van a adoptar?
– Se hizo un buen trabajo, pero hay críticas y no les faltan razón. Tenemos la Ley de Mejora de la Estructura Agraria de Galicia, pero tenemos que desarrollar los decretos que la impulsen. Cuento con que tengamos un borrador en abril. En segundo lugar, hace falta trabajar en el final de las concentraciones parcelarias que están en marcha, un proceso que estamos afrontando; y por último, tenemos el Banco de Tierras.

Cuando yo llegué, pido la relación de fincas en el Banco y veo que tenemos que depurar la mitad de las parcelas porque son trozos pequeños, zonas de peñascos, etc., en definitiva, parcelas improdutivas. Este año queremos darle un empujón importante al Banco, para lo que acabamos de contratar personal.

Otro problema que limita la superficie disponible es la forestación de tierras agrarias. ¿Va a actuar la Xunta de oficio para erradicar esa forestación ilegal con pinos o eucaliptos?
– Esa forestación no está permitida, pero no podemos cerrar los ojos. Sólo hace falta coger el coche y darse una vuelta para ver la realidad, que no se puede ocultar. Yo lo tengo clarísimo. Sabéis que procedo de la alcaldía de Melide y allí no fue la primera ni la segunda ni la tercera finca en la que se arrancó un eucaliptal en el campo. Tuve reuniones con algunos alcaldes que están en la misma línea y que nos van a hacer notificaciones de los problemas que se detecten en sus concellos.

«Esa cosa de decir ‘no al eucalipto’, pues no; lo que sucede es que el eucalipto tiene que estar plantado donde tiene que estar»

La Consellería además hará denuncias con sus agentes porque hay cosas que no podemos permitir. No son buenas de cara a el futuro y además, generalmente, esas plantaciones son hechas por personas que no viven del campo y que residen en una ciudad. La Consellería tiene que primar a la gente que vive en el rural y del rural. Tenemos dos tercios del territorio que son monte y ahí se puede plantar; el ámbito forestal además dinamiza mucho nuestra economía. Esta cosa de decir ‘no al eucalipto’, pues no. Lo que sucede es que el eucalipto tiene que estar plantado donde tiene que estar, y hay que informar a la gente de si es conveniente plantar eucalipto globulus o nitens.

Sobre el eucalipto nitens, en el sector forestal hay voces que advierten de las posibles dificultades futuras de comercialización del nitens. Otras voces, sin embargo, consideran que ese problema no se dará. ¿Cuál es la opinión de la Consellería?
– Ahora mismo no es lo mismo vender una tonelada de globulus que de nitens y de cara al futuro seguramente también sea así. La gente se lanzó al nitens porque crece más y porque aún no le afecta la plaga, pero el futuro tiene que ir por el globulus. Estamos trabajando también en mejorar dentro de lo posible la lucha contra la plaga del gorgojo.

“Somos cinco denominaciones de origen pero bajo el paraguas de los vinos gallegos”

En el sector del vino, de cara a la exportación hay propuestas para utilizar una marca paraguas de los vinos gallegos o crear una denominación de origen única con distintas subdenominaciones. ¿Como valoráis esas propuestas?
– Nuestros vinos consiguieron un nivel muy importante, están internacionalizados, pero eso no quiere decir que deban ir las cinco denominaciones de origen por libre. A las ferias que vamos a nivel internacional, tenemos que ir con la idea de que somos cinco denominaciones de origen pero bajo el paraguas de los vinos gallegos. Somos cinco denominaciones de origen, pero la fortaleza hay que hacerla en conjunto, no a nivel individual. Unos tienen que arrastrar a los otros y yo estoy porque sea así.

En sectores como el vino o el vacuno de carne, hay un problema clave de relevo generacional y dificultades para optar a las ayudas de incorporación. ¿Cómo afronta la Consellería este reto?
– Este año ya publicamos las ayudas de incorporación al campo y tuvimos muy en cuenta las peticiones del sector porque, efectivamente, a veces era complicado optar a estas ayudas. La convocatoria de este año especifica que cualquier persona que lleve hasta 5 años incorporada puede pedir las ayudas. Si una persona se incorporó y piensa que su proyecto es viable, lo vamos a incentivar a que continúe.

«El campo se vio como algo de lo que huir. Me pasó a mí. En casa me decían ‘tú estudia y vete’. Hoy día tenemos explotaciones de las que se puede vivir y vivir bien»

Desde hace mucho, el campo se vio como algo de lo que había que huir. Me pasó a mí, mis padres me decían ‘tú estudia y vete’. Yo estudié y volví a casa, pero hubo mucha gente que no lo hizo. Tenemos que cambiarlo poco a poco porque tenemos explotaciones de las que se puede vivir y vivir bien. Y además, cada vez hay más gente en esas explotaciones más y mejor formada. Ahora ya no podemos hablar de explotaciones, la gente tiene que formarse para llevar una empresa; es una empresa la viticultura, es una empresa el sector de la carne y es una empresa una granja de leche. Cada vez tenemos que ser más competitivos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información