Las negociaciones de la leche entre granjas e industrias, pendientes de la distribución

Ulega, la organización de productores impulsada por Unións Agrarias, emplaza al Ministerio de Agricultura a intermediar con las cadenas de supermercados para desbloquear la situación. Concentración de Unións ante la Delegación del Gobierno en A Coruña el 19 de febrero

Las negociaciones de la leche entre granjas e industrias, pendientes de la distribución

La mayoría de los contratos anuales de la leche tienen que renovarse en las próximas semanas, una situación que está generando los habituales desencuentros entre granjas e industrias. El secretario xeral de Unións Agrarias, Roberto García, pone el foco no obstante en un tercer actor, los grupos de la distribución. «El actual cuello de botella del sector lácteo está en las cadenas de supermercados. El precio de la leche en el campo se forma a partir del valor que marca la distribución, lo que deja escaso margen para negociar con las industrias», advierte Roberto García.

Unións cita el caso concreto de una cadena como Carrefour, que tiene la leche de marca blanca en España a 56 céntimos, en tanto en Francia la vende a 73 céntimos. «Las negociaciones de la leche en el campo sólo pueden llegar a buen puerto si se desbloquean las cosas con la distribución», señala García, que apela a una intermediación del Ministerio de Agricultura por medio del comité de seguimiento del Acuerdo Lácteo, en el que participan cadenas de supemercados, industrias, cooperativas y organizaciones agrarias.

En demanda de la intervención del Ministerio, Unións convoca una concentración el próximo 19 de febrero ante la Delegación del Gobierno en A Coruña. Si la situación no se endereza en las próximas semanas, la organización agraria no descarta que haya que «volver a poner los tractores ante las cadenas de distribución».

Unións considera que hay un problema en el sistema de formación de precios de la leche, pues entiende que se deben formar de abajo hacia arriba, teniendo en cuenta los costos de producción de granjas e industrias. «El Ministerio conoce a qué precios le vende la leche la industria a la distribución, pero no los está haciendo públicos. Con solo que hiciese públicos esos datos, estoy convencido de que a algún grupo de la distribución le quedaría la cara colorada y cambiaría su comportamiento», apunta García, que compareció hoy en rueda de prensa.

Nuevos contratos
El descontento en el campo viene motivado por las primeras propuestas de contratos que están llegando a las granjas, las de Lactalis – Puleva y Capsa (Larsa). Ambos calcan la propuesta, con una subida de medio céntimo que deja el precio base en 29,5 céntimos (más calidades y volúmenes).

De forma paralela, ambas industrias están manteniendo negociaciones con la organización de productores (OP) Ulega, impulsada por Unións Agrarias, para llegar a un acuerdo con las granjas socias de la OP. Dado que las negociaciones son confidenciales, el secretario xeral de Unións elude pronunciarse sobre las mismas, pero se declara pesimista «si no hay un acuerdo con la distribución que nos permita sentarnos en la mesa de negociaciones con otro escenario», señala.

Como ejemplo de la situación de precios en la distribución, García señala que detectaron la pasada semana leche a 54 céntimos en el Alcampo de Ferrol, lo que los llevó a activar el protocolo que tiene pactada la Interprofesional Láctea con las cadenas de distribución para retirar ofertas que se consideren excesivamente bajas. «Es el momento de que el Ministerio se siente con toda la cadena de la leche, como está haciendo con el aceite de oliva y con las frutas y hortalizas, para desbloquear la situación. Si no se hace, podemos encontrarnos con que el 1 de abril queda leche sin recoger en el campo por falta de acuerdo con las industrias», concluye.

Ulega, la organización de productores de Unións, inició en las últimas semanas las conversaciones con Lactalis y Capsa. Para esta semana, tiene previsto iniciar las negoaciones con otras industrias, como Reny Picot, Tegestacín o Celega, a las que seguirán las restantes del sector (Río, Covap, Celta).

Visita de Feijoo a la Sat Busto Corzón, en Mazaricos

O presidente da Xunta, Alberto Núñez Feijóo, acompañado polo conselleiro do Medio Rural, José González, visita a granxa SAT Busto Corzón.Granxa SAT Busto Corzón, Mazaricos, 10/02/20

O presidente da Xunta, Alberto Núñez Feijóo, acompañado polo conselleiro do Medio Rural, José González, visita a granxa SAT Busto Corzón.Granxa SAT Busto Corzón, Mazaricos, 10/02/20

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, visitó hoy una ganadería de Mazaricos, Sat Busto Corzón, para hacer un repaso por las medidas que está impulsando su Gobierno en el sector primario. Feijoo aprovechó también para anunciar que le pedirá al Gobierno central «una ampliación del catálogo de conductas desleales para evitar la venta a pérdidas en los productos agroalimentarios».

Sobre las políticas de la Xunta, Feijoo destacó los apoyos que presta a las inversiones de las industrias lácteas, así como las ayudas de planes de mejora e incorporación a las granjas. También defendió la legislación que está preparando en materia de purines y los proyectos para la recuperación de tierras agrarias.

Como escenificación del compromiso que asegura que tiene su Gobierno con el sector primario, la próxima reunión del Consello da Xunta se desarrollará este jueves en el Centro de Formación y Experimentación Agroforestal de Sergude (Boqueixón).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información