Lebón SC, una de las primeras explotaciones en contar con robot de ordeño en Galicia

Esta ganadería de Samos montó a finales del 2004 uno de los primeros sistemas automatizados de ordeño de nuestra comunidad y fue también pionera en la alimentación mediante cátering. En la actualidad, con 125 vacas en producción, mantiene un promedio diario de 44 kilos de leche por animal

Marcos López, na nave de produción da Gandería Lebón SC de Samos

Marcos López, en la nave de producción de la Ganadería Lebón SC de Samos

Manuel López fue pionero en muchas cosas en Galicia. Su ganadería, Lebón SC, ubicada en la parroquia de Suñide, en el ayuntamiento de Samos, fue de las primeras en contar con un robot de ordeño en nuestra comunidad y también de las primeras en apostar por la mezcla húmeda como sistema para la alimentación de sus vacas.

Hace de esto ya más de 15 años y ahora, su hijo Marcos, que ha cogido el relevo en la explotación familiar, está haciendo inversiones en tecnología y nuevas instalaciones para no quedarse atrás. Nos cuentan cómo trabajan para lograr medias de producción de leche de 44 kilos por vaca y día.

«En un viaje a Holanda había visto el robot en una explotación de allí. Estábamos haciendo un establo nuevo y ya no monté sala, pero tuvimos que esperar dos años a que se empezasen a vender en España», recuerda Manuel

«La clave está en seguir modernizándose y en mejorar el manejo», asegura Manuel, que recuerda los dos años que echó esperando a que vendiesen en España los robots de ordeño que había visto en un viaje a Holanda. «Habíamos comenzado a hacer un establo nuevo e inicialmente estaba pensado para poner una sala de ordeño, pero entre medias fui a un viaje a Holanda y vi el robot en una explotación allí y cuando volví ya no monté la sala. Pero tuvimos que esperar casi dos años por el robot, así que teníamos aquí las vacas en la nave nueva y las llevábamos a ordeñarse todos los días a la sala de la cuadra vieja, que está a 300 metros», recuerda. Al final aquel primer robot de ordeño se instaló a finales del 2004 en esta explotación y fue uno de los primeros de Galicia en funcionar. «Se había puesto otro en otra ganadería en Arzúa», recuerda Manuel.

Lebón SC es una ganadería familiar que lleva más de 50 años produciendo leche. «Empezó con las vacas de leche mi padre en los años 60, iba yo aún a la escuela, comenzó con una pinta y cinco rubias», cuenta Manuel. Cuando él asumió el testigo, en el año 85, hizo el primero establo con estabulación libre y sala de ordeño en forma de espina de pescado, que luego cambió por una Auto Tandem de 6 puntos.

En el año 98 Manuel y su mujer, Consuelo, comenzaron a hacer una nueva nave que, con reformas y mejoras, sigue siendo la base de la explotación actual. En su momento ya fue pensada para 140 vacas y para funcionar con robots de ordeño, algo totalmente novedoso en Galicia.

Mezcla húmeda de Aira para las vacas en producción

Abaratan custos tendo as xovencas en pastoreo desde que están preñadas

Abaratan costes teniendo a las novillas en pastoreo desde que están preñadas

Ya por entonces esta explotación producía de forma intensiva y alimentaba a su ganado mediante el sistema de cátering diario. «Llevamos en la mezcla húmeda más tiempo que con los robots. En un viaje a la Sen d’Urgell con la cooperativa Cogasar habíamos visto el sistema y se implantó aquí. Éramos una rareza en aquel tiempo, con cátering y robot», dice.

Hoy mantienen esta modalidad para las vacas en ordeño. «Estamos en una zona en la que no se da mucho el maíz ni hay mucho terreno disponible y aumentamos más a las cabezas de ganado que a la base territorial», explica su hijo Marcos. La ración de producción se la sirve diariamente la cooperativa Aira, mientras que para las vacas secas y para la recría hacen ellos una mezcla seca, con la que alimentan unas 135 cabezas de ganado.

El coste de la ración es de 8 euros diarios en las vacas en producción teniendo en cuenta el cátering más el punteo de concentrado en el robot

Disponen en total de unas 65 hectáreas de superficie agraria (23 propias y 41 alquiladas y 2 pertenecientes al monte comunal), de las que 18 «solo valen para hacer pastoreo», aclara Marcos. Es en estas parcelas en las que tienen la recría una vez que las novillas están preñadas.

En el resto de las fincas venden dos cortes de hierba para ensilado, en las que sacaron este año unos 20.000 kilos de forraje sumando las dos cortas, y hacen una para hierba seca, con la que logran alrededor de 3.000 kilos de hierba seca en rollos.

«Con nuestra producción de hierba no nos llegaría para cubrir la alimentación y tendríamos que comprar todo el resto, así que para eso ya lo compramos hecho», justifica la decisión de apostar por el sistema de cátering para producción. Pero aclara: «con el catering es fundamental lograr altas producciones porque minimizas el coste de la ración». En su caso, la ración por vaca de leche les sale a 8 euros diarios, teniendo en cuenta los costes del carro de Aira y el concentrado del punteo del robot.

1,8 millones de litros producidos en 2019

Lebon Calypso Elba vai polos 8 partos e supera os 110.000 litros de produción vitalicia

Lebon Calypso Elba va por el octavo parto y supera los 110.000 litros de producción vitalicia

En el año 2019 el promedio de producción de leche de esta explotación se situó en 44 kilos por vaca y día con unas calidades que oscilaron entre el 3,50% y el 3,60% de grasa y entre el 3,20% y el 3,25% de proteína. «Entregamos a Leche Río y nos interesan litros, porque las calidades no se valoran ni se pagan», afirma Marcos.

La producción total de este año llegó a 1,8 millones de litros, lo que supone un 20% más que el año anterior. En el 2018 habían producido 1.468.823 litros, que representa a su vez el doble que 10 años antes (en el 2008 la producción total en esta ganadería fue de 750.000 litros).

El promedio de calificación morfológica del rebaño de esta explotación se situó en 2018 en 81,76 puntos, con un ICO de 2.504 puntos y el promedio de producción de leche por vaca y año fue en ese año de 11.395 litros. «Pero cuando salgan los datos oficiales de Africor del 2019 esos parámetros van a subir mucho», adelanta ya Marcos.

«La producción no está reñida con la longevidad. Cada vez logramos que las vacas nos duren más porque se mejoró el confort»

A pesar de lograr grandes producciones diarias, esta ganadería demuestra que la productividad no está reñida con la longevidad si el manejo y los cuidados son los idóneos. «Cada vez logramos que las vacas nos duren más porque se mejoró el confort. Tenemos inseminada una vaca, Lebón Calypso Elba, con 8 partos y 110.000 litros producidos y con 15.000 litros previstos para la octava lactación», pone como ejemplo Marcos. «Parió todos los años. Las vacas buenas son esas, las que no dan problemas y dan leche», añade su padre.

Robots de última generación

Fai un ano substituíron os primeiros robots por dous Lely A5

Hace un año substituyeron los primeros robots por dos Lely A5

Una de las claves para el incremento de producción que lograron en 2019 fue el cambio a finales de 2018 de los primeros robots que habían instalado por otros de última generación, unos Lely A5. «Los nuevos robots son más rápidos y tienen capacidad para absorber mayor número de vacas», explica Marcos.

Con 125 vacas en producción, consiguen medias de entre 2,7 y 2,8 ordeños diarios, aunque aseguran que «eso es algo que no nos preocupa mucho, miramos más la producción que el promedio de ordeños, eso no nos obsesiona», dicen. «Llegamos a tener 72 vacas con el primer robot que montamos en el 2004. Estaba sobrecargadísima aquella máquina. Cinco años después trajimos el segundo robot y repartimos el ganado en los dos, luego fuimos aumentando a las cabezas hasta completarlos pero sin comprar vacas», explica Manuel.

«En una explotación familiar no nos podemos plantear hacer tres ordeños diarios en una sala»

El cambio de los robots antiguos por los nuevos, que están instalados en el mismo sitio, lo hicieron en solo 10 días. «Pusimos los viejos a funcionar al lado mientras instalábamos los nuevos para poder seguir ordeñando», cuenta Marcos, que afirma que «el robot no es la panacea, es un sistema más que tiene ventajas e inconvenientes a respeto de la sala, porque por un lado tienes más flexibilidad horaria pero por otro también te puede llamar la cualquier hora. Pero nosotros en una explotación familiar no nos podemos plantear hacer tres ordeños en una sala», concluye.

Y añade su padre: «el robot no te da solo mecanización y ahorro de mano de obra, te aporta también muchos datos de cada vaca y te da fiabilidad en el ordeño, porque no hay empleado que ordeñe como lo hace el robot y siempre de la misma manera», afirma.

Cambiaron as camas de area polas de carbonato e serrín

Cambiaron las camas de arena por las de carbonato y serrín al cambiar los robots

Con el ordeño diario resuelto mediante los robots y con la alimentación solucionada en parte con el servicio de cátering de Aira, el mantenimiento de las camas es, junto con la atención de la recría, dos de los trabajos diarios que más tiempo consumen. «Aquí la demanda de mano de obra que tenemos se debe al sistema de recría, puesto que tenemos animales en varios sitios diferentes. En las camas estuvimos con arena hasta que pusimos los robots nuevos y nos pasamos a serrín con carbonato», añade Marcos.

Nuevas inversiones previstas

Marcos, su padre Manuel y su madre Consuelo son los que atienden a día de hoy la ganadería, a la que en 2018 se incorporó también la mujer de Marcos, Noelia. Con la incorporación de Noelia acometieron una serie de mejoras en la explotación, que incluyeron la sustitución de los robots y la construcción de dos naves, una para las vacas secas y otra para instalar una amamantadora.

Pero quieren seguir modernizando la explotación y las nuevas inversiones que han previsto hacer son la incorporación de la amamantadora, un arrimador automático para la comida, cubrir la fosa del purín y mejorar el aislamiento de la nave de producción. «En el Plan de Mejora metimos también una báscula y el inyector de purín. Con eso vamos a agotar el límite de los 500.000 euros de inversión», explica Marcos.

«Queremos mejorar el aislamiento de la nave de producción porque cuando hace calor en el establo bajamos desde los 46 litros de promedio en invierno a 41 en los meses de verano»

Su padre Manuel había sido previsor. Tanto la capacidad de la fosa de purín como la estructura de la nave de producción ya habían sido pensadas en su día, hace ya 20 años, para las vacas en ordeño que tienen hoy y los robots nuevos están en el mismo sitio que estaban los viejos, pero quieren mejorar el aislamiento del techo.

«El techo es de uralita y en verano se nota el calor. Esa es una de las reformas que tenemos pensado hacer, pero no sabemos aún muy bien que solución adoptaremos para mitigar el estrés por calor. En los meses de verano bajamos desde los 46 litros de promedio en invierno a los 41 litros. Lo que está claro es que cuando hay calor en el establo baja el promedio de ordeños, eso es matemático», explica Manuel.

Mejora en el confort de las vacas secas

Nave para as vacas secas construída no 2018

Nave para las vacas secas construida en 2018

La última mejora que acometieron, en 2018, fue la construcción de una nave nueva para acoger a las vacas que se encuentran en el periodo seco. «Es fundamental mejorar el manejo de las vacas secas para lograr altas producciones en las lactancias y nosotros con la nave nueva para las secas mejoramos mucho en eso y ya se está notando», asegura Manuel. La nueva nave tiene 42 cubículos y tres parideras y fue construida en una de las cabezas de la nave de producción para que el arrimador de comida que quieren incorporar les sirva para las dos naves. Se trata de una construcción de estructura metálica abierta por los lados y en la que prima la funcionalidad.

«Al principio teníamos las vacas secas en la nave de producción pero luego liberamos ese sitio para poner el segundo robot en el año 2009″, cuenta Marcos. La nave de producción había sido hecha con unas dimensiones para 140 animales pero inicialmente solo se habían puesto 70 cubículos, que eran las vacas que teníamos. Después poco a poco se fue doblando», explica.

Recría en la propia explotación

As xovencas aliméntanas con pasto e unha mestura seca que elaboran eles mesmos

A las novillas les dan una mezcla seca que elaboran ellos mismos

Lebón SC cuenta hoy con 258 cabezas totales. Además de las 125 vacas en ordeño tienen 21 secas y 112 animales totales en las distintas fases de recría, que hacen en la propia explotación. En la actualidad destetan a los dos meses y medio y tienen intención de incorporar una amamantadora.

Luego las terneras pasan a una nave a unos 500 metros, que era una antigua granja de porcino, y donde las terneras están en cama caliente en lotes de 4 ó 5 animales. Alrededor de los 12 meses de vida las llevan a otra nave que tienen alquilada junto a 10 hectáreas de terreno y donde están hasta el momento de inseminar. En esta cuadra instalaron una antena para poder usar el detector de celo en las novillas con el mismo sistema que se usa en los robots. Una vez inseminadas y diagnosticadas salen a fuera a pastorear y a los 7 meses de preñadas vuelven a la nave de producción al lote de preparto.

De la inseminación también se encargan ellos mismos. «Usamos algo de sexado en las novillas, más o menos el 50% y ponemos carne en los descartes», explica Marcos. «Aquí hay vacas grandes pero no busco eso, de hecho, es una de las cosas que le miro al toro, que no dé mucha estatura», añade.

Placas solares para reducir la factura eléctrica

Pagaban 800 euros de luz ao mes e instalaron 14,7 kW de pontencia fotovoltaica

Pagaban una factura de 800 euros de luz al mes e instalaron 14,7 kW de pontencia fotovoltaica para reducirla

Otra de las medidas por las que apostaron recientemente fue la instalación el pasado mes de septiembre de placas solares con una potencia de 14,7 kW para intentar ahorrar en la factura eléctrica. «Pagábamos 800 euros al mes de luz, incluido el consumo de casa, con 2 robots, cepillos eléctricos y recuperador de calor del tanque», explica Marcos.

El Inega no les permite verter a la red la energía sobrante que genera su instalación y se vieron obligados a instalar un sistema antivertido o de inyección cero que les supuso un gasto añadido. «Es algo que no entiendo, es energía que se produce y que podría ser aprovechada», afirma Manuel, que pide a la Administración que se actualice (la aprobación del Real Decreto 244/2019, que regula el autoconsumo de energías renovables, modificó diversos aspectos de la normativa existente hasta el momento, uno de los más destacables es precisamente que ahora puede venderse el excedente de producción de energía mediante la inyección a la red de transporte y distribución, aunque el Inega no tuvo aún en cuenta este cambio) y recuerda que cuando puso el primer robot la Consellería no admitía como mejora en las granjas esa innovación.

Necesidad de mano de obra

La automatización de la granja permite a esta familia atender la ganadería sin necesidad de tener empleados, aunque la próxima jubilación de Manuel y Consuelo va a cambiar la situación actual. «No tenemos trabajadores externos en este momento pero queremos meter uno porque mis padres están a punto de jubilarse», explica Marcos.

Para poder contratar trabajadores no descartan aumentar el número de cabezas, aunque aclaran que «a corto plazo la prioridad no es aumentar porque se van a hacer primero otras inversiones y queremos finalizar antes esas mejoras».

«Una explotación familiar sin asalariados es muy compleja de gestionar, porque tienes que atender a muchos aspectos. En las granjas más grandes o de varios socios esa labor es mucho más fácil»

«Creo que para crecer y poder gestionar bien una granja el futuro pasa por asociarse, porque sino es muy complicado de llevar para una persona sola, y no digamos ya la tranquilidad que da ser varios cuando no estás o coges unas vacaciones. Yo considero que una explotación familiar sin asalariados es muy compleja de gestionar, porque tienes que atender a muchos aspectos, por lo que creo que en las granjas más grandes o de varios socios esa labor es mucho más fácil», argumenta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información