Los precios de la carne en Europa continuarán al alza a corto plazo

El informe ‘EU agricultural outlook’ publicado por la Comisión Europea hace referencia al aumento del consumo y demanda de importaciones de carne que se producirá entre 2021 y 2031 a nivel mundial. A corto plazo se prevé que los precios sigan la tendencia posterior a la pandemia, pero en los próximos años pronosticara un cambio en el tipo de producto demandado

Los precios de la carne en Europa continuarán al alza a corto plazo

Los precios de las aves de corral avanzarán paulatinamente de cara a 2031

La Comisión Europea publicó recientemente un informe por el cual se prevé que los precios de la carne, en términos generales, continúen en un incremento sostenido después del pico registrado a lo largo de este año. Para 2031, las expectativas europeas se centran en que el consumo de carne siga creciendo  a nivel mundial a razón de un 1,4% por año. Esta cuestión se reflejará sobre el mercado, pero aun así las brechas entre países sobre demanda y precios estarán latentes.

El papel de la sostenibilidad en la producción de carne y la conciencia ambiental en su consumo será un factor que cada vez cogerá mayor importancia, según describe el informe europeo. En este sentido, la modernización, la innovación tecnológica y los cambios en las prácticas agroganaderas jugarán un rol fundamental para guiar la producción cara horizontes más eficientes y ecológicamente sostenibles.

A pesar de las tendencias mundiales esperadas en cuanto al consumo de carne es necesario destacar que el contexto europeo es diferente: entre 2018 y 2031 los kg de carne por persona caerán de los 70 aproximadamente a los 67. Además, la Comisión Europea salienta el incremento en la diversificación del consumo, mucho debido a las tradiciones religiosas y la migración que aumentará la demanda de la carne de oveja o cabrito en detrimento de la de cerdo.

La evolución de los precios de la carne de vacuno

El precio de la carne de ternera seguirá la tendencia de los precios mundiales. La actual reposición de existencias en Brasil y Australia ejercerá presión sobre los precios a corto plazo, tal y como afirma la Comisión Europea. A este factor es necesario añadirle las restricciones en las exportaciones en Argentina, cuestión que se representará en el mercado durante los próximos meses.

La previsión de precios de la carne de vacuno se asentará en torno a los 3700 euros/tonelada con oscilaciones hasta los 3800€/t, en función de la tasa internacional de demanda. En el marco europeo, remitiéndose a las cantidades, los consumos de carne de ternera disminuyeron entre 2020 y 2021 por la pandemia. Esta bajada continuará levemente, y en 2031 significará 1kg menos de carne demandada por persona, y un 8% menos de cabezas de ganado solicitadas para el mercado europeo.

La carne de cerdo

La Comisión Europea espera que China recupere su capacidad de producción casi por completo para 2026, lo que reducirá drásticamente su dependencia de importaciones. Las consecuencias para la UE serán masivas, pero a corto plazo no tendrán su efecto sobre el mercado internacional. Mientras que las exportaciones aumentaron un 5,3% anual entre 2011 y 2021, se prevé un efecto rebote que no sólo frenará este avance, sino que reducirá en casi un 2% anualmente las exportaciones de este continente.

El mercado sentirá estos cambios. A corto plazo la demanda asiática y de otras regiones mantendrá los precios en una tendencia alcista pero después se espera que disminuyan progresivamente, en paralelo a la cantidad de lo que se demande. A este fenómeno hace falta añadirle un previsible aumento de la oferta mundial de la carne de cerdo que se traducirá en un precio aproximado a los 1500€/t para 2031.

Tendencia en el consumo y precios de las aves de corral

Europa registró un aumento de demanda de un 2% anual entre 2011 y 2021. Las previsiones del informe hacen alusión a un aumento paulatino de un 0,5% más entre 2021 y 2031. Esta continuidad está motivada por un cambio en las preferencias del consumidor debido “a las connotaciones saludables de la carne de pollo o a la abstención en el consumo de otro tipo de carnes por personas de ciertas religiones”, así lo describe el documento europeo.

En cuanto a los precios es destacable que tras la caída sufrida por la COVID-19 y la posterior recuperación, las expectativas se plasman en una estabilización económica del mercado a lo largo del próximo año en los importes actuales del mercado. A partir de ahí, hacia 2031 se espera que avancen lentamente llegando a los 2000€/t.

Los cambios de consumo en la carne de ganado cabruno y ovino

La diversificación en la demanda de carne en el marco europeo beneficia el sector cabruno y ovino. Las previsiones de la Comisión revelan un incremento ligero sobre la demanda, lo cual entre 2021 y 2031 representará unas 660.000 toneladas más. España, Grecia, Francia o Irlanda representaron más de la mitad de la producción total de la Unión Europea en 2020.

Después de 2021, los precios de la UE seguirán una tendencia al alza en consonancia con la evolución de los precios del mercado mundial. Se marcará una brecha de precios entre la UE y los precios de otros productores cómo Nueva Zelanda o Australia. Los precios a partir de este año y hasta 2031 evolucionarán, con cambios, entre los 7000 €/t y los 5900€/t.

Descarga aquí el informe completo 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información