Los precios del pino se mantienen estables y se frena la bajada del eucalipto

La madera para pasta de papel cayó 2-3 euros en el último año, pero en el 2017 se podrían producir subidas por la variación del cambio euro dólar. El mercado de coníferas se va despejando tras absorber la madera de los incendios del verano

Publicidade
Los precios del pino se mantienen estables y se frena la bajada del eucalipto

Los precios del eucalipto cayeron 2-3 euros por tonelada durante 2016.

El mercado de la madera encara el comienzo del 2017 en Galicia con perspectivas de estabilidad. En eucalipto, Ence le trasladó a las asociaciones de propietarios que incluso considera posible un repunte, tras la bajada de 2-3 euros que hubo a lo largo del 2016. El pino, por su parte, mantiene las cotizaciones de los últimos años y se recupera de las consecuencias de los incendios del verano.

Para analizar la situación del mercado, hablamos con Xosé Covelo, responsable de comercialización de madera de la Asociación Forestal de Galicia (AFG) y también con Óscar Piñón, secretario de Promagal, el colectivo que agrupa a las asociaciones de propietarios de eucalipto del norte gallego.

Mercado tras los incendios
Comenzando por el pino, la mayor novedad en los últimos meses vino derivada de los fuegos del verano, que afectaron en especial a masas de pino que estaban próximas a llegar a turnos óptimos de tala. Los incendios obligaron a agilizar la saca de la madera afectada, para evitar dentro de lo posible su pérdida de valor. Sin embargo, los precios llegaron a caer hasta 8-10 euros por tonelada en relación al precio que tendría esa madera en verde, por los datos que maneja la AFG.

La madera de pino afectada por los incendios se vendió por 8-10 euros menos por tonelada de lo que valdría en verde

La comercialización de la madera quemada generó una ligera saturación del mercado que llevó a propietarios, comunidades de montes y particulares, a retrasar subastas y ventas que tenían previstas, si bien en este inicio del 2017 ya se está normalizando la situación, según apunta Xosé Covelo.

En cuanto a precios, continúa el diferencial entre el norte gallego y el sur de la comunidad, que presenta un mayor dinamismo. Si en la mitad norte, los precios por lote, con árboles para sierra y para trituración, rondan de promedio los 28 euros, en el sur se pueden mover en una media de 34, con un arco de 30-38 euros por tonelada.

La madera más delgada, el puntal de pino procedente de rareos, ronda los 14 euros de promedio, con cotizaciones superiores en el entorno de la fábrica de cartón de Viana do Castelo (Portugal), que emplea pasta de coníferas.

La madera para trituración certificada con los esquemas PEFC y/o FSC también puede conseguir pagos adicionales de 1-1,5 euros tonelada.

Perspectivas para el eucalipto
En el eucalipto, las industrias aplicaron en 2016 una bajada de 2-3 euros por tonelada que justificaron en la caída de los precios de la pasta de papel. De cara al 2017, existe la incógnita de cómo evolucionarán las cotizaciones de la pasta, si bien Ence le anunció a las asociaciones de propietarios del norte gallego, agrupadas en torno a Promagal, que creía posible un repunte de precios por la variación del cambio euro dólar.

La moneda europea, que en los últimos años mantenía una valoración por encima del dólar, se va acercando a un cambio 1 euro = 1 dólar, lo que es positivo para las industrias de la pasta de papel, pues el mercado internacional trabaja en dólares.

La diferencia mínima de precio entre el ‘eucalipto globulus’ y el ‘nitens’ se sitúa en 7 euros por tonelada

En la actualidad, tras las bajadas del último año, el precio de la madera del eucalipto globulus se mueve en el entorno de los 27-31 euros (madera en pie sin Iva), siempre hablando de madera con doble certificación PEFC – FSC. En madera sin certificar, los precios rondan los 23 – 27 euros, dependiendo de factores como el volumen total del lote y la accesibilidad y características de la parcela, según las estimaciones de la Asociación Forestal de Galicia.

Eucalipto nitens
El eucalipto nitens ahondó en los últimos meses en el diferencial con el globulus. Si hace un año, la diferencia mínima rondaba los 6 euros tonelada, ahora se sitúa en los 7 euros por debajo, moviéndose el precio de la madera de esta especie en un tope de 24 euros por tonelada en lotes con doble certificación.

Papel de la certificación

Desde la Asociación Forestal de Galicia explican como la certificación de la madera, necesaria para las industrias para acceder a los mercados internacionales, ya se ha convertido en una obligación para los propietarios, pues de no contar el monte con una certificación dual (FSC y PEFC) en el caso del eucalipto, las industrias están descontando hasta 4 euros. Si se gestiona una única certificación (FSC o PEFC), el descuento puede quedar alrededor de un euro tonelada.

“Desde la perspectiva de la industria, se habla de primas por certificar el monte, pero dado que los precios de la madera certificada son similares a los de hace unos años de la madera sin certificar, deberíamos hablar más bien de penalizaciones en el caso de no certificar”, señala Xosé Covelo.

Mayor competencia en el mercado del eucalipto

Las mayores expectativas en el mercado del eucalipto vienen dadas por el inicio de movimientos de madera en puertos del norte gallego que permanecieron parados o con escasa actividad en los últimos años, caso del de Burela (Lugo) y del de Cariño (A Coruña).

Los productores de eucalipto aguardan mayores movimientos de madera por los puertos de A Mariña

La firma portuguesa BSL, gestionada por Estima Reis, envió este mes dos buques que sumaban más de 10.000 toneladas con destino al País Vasco. Las perspectivas apuntan a que BSL continuará la actividad en los próximos meses tanto en Cariño como en Burela.

Las asociaciones de propietarios agrupadas en torno a Promagal consideran una muy buena noticia el mayor movimiento de buques, pues entienden que la competencia es sana para el mercado. Esperan además que BSL u otros compradores lusos retomen la exportación de madera a Portugal desde los puertos de la Mariña, que se había paralizado en el 2014.

“Las pasteras portuguesas, Portucel y Celvi, precisan de madera y no tienen suficientes existencias en Portugal, por lo que es previsible que retomen las compras en Galicia”, valora Óscar Piñón, secretario de Promagal.

Precios en montes conveniados

El análisis del mercado realizado hasta ahora corresponde a los precios que pueden recibir particulares, asociaciones de propietarios y comunidades de montes. Otra valoración merecen las cotizaciones de las subastas de los montes conveniados con la Xunta, pues en el sector hay la duda de si esos lotes no se estarán vendiendo a precios inferiores a los medios de mercado.

Los bajos precios de partida en las subastas de montes conveniados generan dudas sobre los importes de las adjudicaciones finales

Consultado sobre esta cuestión, Xosé Covelo, de la Asociación Forestal de Galicia, reconoce el problema. “A la hora de hacer valoraciones de los precios de mercado, nosotros siempre consideramos los precios de la Xunta con mucha prudencia, pues en los montes conveniados se suelen iniciar las subastas en valores bajos para facilitar la venta de la madera” -explica Covelo.- “Hay que reconocer que a veces los montes conveniados son superficies menos idóneas para la producción y con lotes difíciles, pero otras veces se trata de lotes óptimos que también salen en la subasta a precios bajos”.

La cuestión es si los precios bajos de partida desembocan en una adjudicación final a un precio menor al que se podría conseguir. Es el interrogante que existe en el sector.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información