Los problemas surgidos con el SIGPAC en las ayudas europeas, alegables hasta el 10 de julio

Los ganaderos se encontraron este año con una reducción de los coeficientes de admisibilidad de pastos y con cambios en el uso registrado para sus parcelas. El Sindicato Labrego anuncia que consiguió recuperar 650 hectáreas de superficie subvencionable en montes de Terra Cha

Publicidade
Los problemas surgidos con el SIGPAC en las ayudas europeas, alegables hasta el 10 de julio

El Sigpac ha reducido este año las superficies de pastos en muchas zonas.

Las nuevas ayudas de la PAC, que se pudieron solicitar hasta el pasado 15 de junio, trajeron sorpresas negativas para parte de los ganaderos, ya que el Sistema de Información Geográfico de Parcelas Agrícolas (SIGPAC), clave para tramitar las solicitudes, redujo la superficie subvencionable de miles de parcelas. Ante los problemas, el Fondo Español de Garantía Agraria (Fega) publicó una circular en la que establece un procedimiento armonizado para alegar al SIGPAC. Este año, las reclamaciones presentadas hasta el 10 de julio serán tenidas en cuenta en la solicitud de ayudas de la PAC de este año.

El Fega, dependiente del Ministerio de Agricultura, recuerda que cada comunidad autónoma tiene competencias para establecer sus propios procedimientos de alegaciones. La circular que acaba de emitir el Fondo Español de Garantía Agraria trata sólo de clarificar aspectos relativos a los plazos, así como armonizar los procedimientos para los trámites. Este año, el plazo termina el 10 de julio y a partir del 2016 concluirá el 31 de mayo, siempre que se quiera que la reclamación sea tenida en cuenta en las solicitudes de ayudas de la PAC del año en curso.

Entre las cuestiones que se podrán alegar, figuran dos de las que más problemas generaron en Galicia en esta campaña de la PAC, el uso asignado en la parcela y el coeficiente de admisibilidad de pastos.

Recuperación de hectáreas en Terra Cha
Precisamente, el Sindicato Labrego acaba de anunciar la recuperación de 650 hectáreas de praderas subvencionables que inicialmente no se podían computar en la solicitud de la PAC de este año. La organización agraria ya había advertido en mayo de que cientos de hectáreas de monte dedicadas a usos ganaderos estaban quedando excluidas de las subvenciones, bien por estar catalogadas como de uso forestal, cuando en realidad tenían un uso silvopastoral, bien por los coeficientes de admisibilidad de los pastos.

A raíz de los problemas, el Sindicato Labrego mantuvo contactos con la Consellería de Medio Rural y con el Ministerio de Agricultura, a través de los fondos gallego y español de garantía agraria (Fogga y Fega), para intentar buscar una salida. La organización también intervino en casos concretos, como el de comunidades de montes de Terra Cha a las que no se les reconocía el 70% de la superficie que dedicaban al ganado.

Esas comunidades de montes, encabezadas por la de Labrada (Abadín), lograron mantener una reunión en la Consellería de Medio Rural con el subdirector del Fondo Gallego de Garantía Agraria (Fogga), Jose Ángel Burgo, y consiguieron que les revisaran la superficie que podían declarar como de uso ganadero, de manera que se les reconoció un 40% más de lo que les admitían en principio, según el Sindicato Labrego. Así, de 962 hectáreas repartidas en 63 parcelas que quedaban excluidas de las ayudas de la PAC en un primer momento, lograron recuperar 650 hectáreas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información