Los propietarios de tierras eólicas perciben el 1,46% de la facturación de los parques

Una tesis doctoral de Damián Copena (Universidad de Vigo) advierte de que la legislación favoreció a las grandes empresas frente a la dinamización del rural. El marco regulador frenó los parques comunitarios y la participación de los agentes locales en las instalaciones

Publicidade
Los propietarios de tierras eólicas perciben el 1,46% de la facturación de los parques

Parque eólico en terrenos de Silleda y A Estrada.

El marco regulador de la energía eólica en Galicia favoreció a las grandes empresas promotoras en detrimento de los agentes locales. Esa es una de las principales conclusiones de una tesis de doctorado de Damián Copena (Universidad de Vigo), que analizó los impactos socioeconómicos de los parques eólicos en el mundo rural gallego.

La legislación le concedió a las empresas promotoras importantes derechos, entre los que destaca la posibilidad de expropiación de los terrenos necesarios para el desarrollo de los parques. Por el contrario -destaca el investigador-, ese marco regulatorio imposibilitó la promoción de parques eólicos comunitarios, una figura relevante en otros lugares del mundo, y limitó la participación de los agentes locales en los procesos de planificación y en el negocio de la venta de electricidad.

La tesis doctoral, dirigida por el profesor Xavier Simón y elaborada en el marco del grupo de investigación Economía Ecolóxica y Agroecoloxía, analiza los resultados económicos obtenidos por los propietarios de las tierras eólicas. La tesis concluye que hay una gran variabilidad en los ingresos, siendo siempre la mejor opción el alquiler de los terrenos frente a la compraventa o a la expropiación.

Ingresos
Los ingresos medios por alquiler se sitúan en un promedio de 3.000 euros por megawatio, según los datos correspondientes al año 2011. Ese mismo año, la tesis estima que las rentas eólicas para los propietarios con respecto a la facturación total de los parques fue del 1,46%. Traducido a euros, en el conjunto de Galicia los propietarios percibieron en 2011 un total de 9,8 millones de euros.

El investigador también analizó el destino de las rentas eólicas, estudiando algunas iniciativas dinamizadoras en el mundo rural que surgieron a partir de los ingresos generados por la ocupación eólica. Copena concluye, no obstante, que el nulo desarrollo de parques comunitarios coartó en gran medida las posibilidades de dinamización del rural que podría llevar consigo la energía eólica.

Políticas públicas
De cara al futuro, la tesis propone nuevas políticas públicas que regulen los procesos de autorización de parques con el objetivo de priorizar el desarrollo del mundo rural. Existe actualmente una bolsa de 4.300 megawatios en tramitación administrativa en Galicia, si bien la bajada de las primas gubernamentales a la producción de energía eólica mantiene el desarrollo de nuevas instalaciones bajo mínimos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información