Los tractores saldrán a la calle el próximo 4 de noviembre en Lugo para exigir un precio mínimo para la leche que cubra los costes de producción

Agromuralla reclama medidas inmediatas que compensen la "subida desmesurada" de los piensos, la luz y el gasóleo que están sufriendo las explotaciones y teme "un cierre en cadena" en los próximos meses de las 7.000 ganaderías que producen leche en Galicia

Os tractores volverán ocupar a Ronda da Muralla de Lugo, igual que o fixeran durante semanas no ano 2015

Los tractores volverán a ocupar la Ronda de la Muralla de Lugo, igual que lo hicieran durante semanas en el año 2015

Los ganaderos y ganaderas de Lugo sacarán sus tractores a la calle a próxima semana, en concreto el jueves 4 de noviembre, para reclamar una subida del precio de la leche en origen que compense el «incremento desmesurado» de los costes de producción que están sufriendo las explotaciones a consecuencia de la subida del precio de la luz, el gasóleo y los piensos.

La protesta, convocada por la asociación Agromuralla, arrancará a las 12 de la mañana delante del edificio administrativo de la Xunta de Galicia en Lugo y discurrirá por las calles de la ciudad hasta finalizar delante de la Subdelegación del Gobierno, en la calle Armanyá, para exigir un precio mínimo de la leche por encima de lo que cuesta producirla.

La marcha de los ganaderos saldrá de la Xunta y finalizará en la Subdelegación del Gobierno

Una caravana de tractores acompañará a los manifestantes en su recorrido y quedarán durante todo el día estacionados en la Ronda de la Muralla, igual que lo habían hecho en el 2015, una imagen convertida ya desde entonces en símbolo de la lucha de los ganaderos y ganaderas por un precio justo para la leche que producen.

Medidas inmediatas

Agromuralla, que reúne a centenares de ganaderos de las provincias de Lugo y A Coruña, exige a las Administraciones públicas, tanto a la Xunta de Galicia como al Gobierno central, «medidas urgentes que eviten un cierre en cadena de las explotaciones» ante la «situación insostenible» que viven los productores de leche a consecuencia de la «subida desmesurada» de los costes de producción.

El brick ha subido en los supermercados pero lo que nos pagan por la leche no se ha movido y no nos da para pagar los gastos, por lo que estamos perdiendo dinero todos los meses

«Este año, desde el mes de enero, lo que nos cuesta producir se ha disparado, con las subidas actuales en el recibo de la luz y el gasóleo y el incremento que se está dando en los piensos y las materias primas, pero lo que nos pagan por la leche no se ha movido y no nos da para pagar los gastos, por lo que estamos perdiendo dinero todos los meses», asegura el presidente de Agromuralla, José Luis Pérez Barreiro.

La Ley obliga a subir el precio de la leche para cubrir los costes

Agromuralla, que surgió a raíz de las tractoradas alrededor de la Muralla de Lugo llevadas a cabo a finales de 2015 en protesta por los bajos precios de la leche, explica que «el precio de la leche lleva años congelado mientras los costes de producción no han dejado de crecer, especialmente en este último año» y recuerda que «la Ley de la Cadena Alimentaria aprobada por el Ministerio de Agricultura obliga a que los precios en origen de los alimentos se adapten a lo que cuesta producirlos».

La Ley de la Cadena Alimentaria aprobada por el Ministerio de Agricultura obliga a que los precios en origen de los alimentos se adapten a lo que cuesta producirlos

Los ganaderos leerán un manifiesto con sus demandas delante de la Xunta y la Subdelegación del Gobierno, que presentarán a continuación por registro en ambas instituciones, con reivindicaciones dirigidas tanto a la Consellería de Medio Rural como al Ministerio de Agricultura.

Subidas del 40% en la luz y del 50% en las materias primas

«No se está cumpliendo la Ley», advierte José Luis Pérez Barreiro, que alerta de que en los últimos meses se está produciendo un encarecimiento en insumos básicos como el pienso para la alimentación del ganado, por la subida de materias primas como la colza, la soja o la harina de maíz, que han subido un 50% en el último año; el gasóleo agrícola, que pasó de 55 céntimos a 85; o el recibo de la luz, con incrementos de más del 40% tras el cambio en el modelo tarifario aprobado por el Gobierno; lo que está reduciendo el escaso margen con el que trabajaban las explotaciones lecheras, un sector estratégico para el conjunto de Galicia que ve amenazada en este momento su viabilidad.

El precio de la leche lleva años congelado mientras los costes de producción no han dejado de crecer, especialmente en este último año

«Si no se adoptan medidas inmediatas, en los próximos meses habrá un cierre en cadena de las 7.000 explotaciones que seguimos produciendo leche en Galicia porque no seremos capaces de aguantar durante más tiempo esta situación», alerta el presidente de Agromuralla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información