Los tractores usados duplican su peso en el mercado de maquinaria agrícola

En 2007 se compraban en Galicia cerca de tres máquinas de ocasión por cada nueva; en 2014 fueron 6 usadas por cada nueva

Los tractores usados duplican su peso en el mercado de maquinaria agrícola

En Galicia se venden cada año más de 4.000 tractores usados.

El mercado de tractores ha experimentado un cambio de tendencia en los últimos años. Cada vez se compran más tractores usados y menos nuevos, tanto a nivel español como sobre todo en Galicia. El fenómeno, según los expertos, se debe principalmente al aumento del precio de la maquinaria de fábrica en los últimos años, un encarecimiento derivado de los costes añadidos que han generado las obligaciones comunitarias de reducir emisiones de dióxido de carbono.

El sobrecoste ha llegado hasta los 10.000 euros por tractor en algunos casos, según detalló el presidente de Aenor Tractores, Luis Márquez, durante la feria Gandagro-Cimag, que se celebró hasta el pasado sábado en Silleda. En Galicia, la tendencia hacia el tractor usado tiene más peso que en el resto de España, una cuestión que los expertos atribuyen al menor tamaño de las explotaciones en Galicia y al menor número de horas de uso del tractor.

«En Galicia, con 350 horas de trabajo de media anual, compensa en ocasiones la compra de un tractor usado» (Luis Márquez)

“En España, un tractor se emplea de media unas 460 horas al año; en Galicia lo hace unas 350 horas y la superficie media de manejo ronda las 11 hectáreas” – calcula Luis Márquez.- “Con esas cifras, resulta más rentable la compra de un tractor usado”, valora. “Si hacemos números aplicados a Galicia, calculando costos de amortización, de combustible y de mantenimiento para un tractor nuevo de 80 caballos valorado en 32.000 euros, vemos que con 350 horas de trabajo el costo anual ronda los 7.463 euros al año. Las mismas cifras para un tractor usado de 110 caballos que costó 13.000 euros arrojan un gasto medio anual de 6.734 euros. Por tanto, en las condiciones de Galicia a menudo compensa la compra del tractor usado”, explica Márquez.

Los datos del mercado gallego apuntan en esa dirección. Si en el 2007 se compraron cerca de 1.400 tractores nuevos y 3.600 usados; en el 2014 las cifras fueron de 725 nuevos y unos 4.350 usados. En 2007 se compraba un tractor nuevo por cada 2,6 usados y en 2014, el diferencial se escapó hasta uno nuevo por cada seis usados, más del doble de la media española.

Seguridad
El mercado de tractores usados se caracteriza por la antigüedad de la mayoría de las máquinas que pasan de manos. En Galicia, un 74% de los tractores usados que se vendieron en 2014 sobrepasaba los 20 años, según los datos ministeriales, una circunstancia que preocupa a nivel de seguridad. “Los tractores están obligados desde 1994 a contar con estructuras antivuelco, pero los anteriores, los de más de 20 años, no las tienen en muchos casos”, advierte el secretario general de la Asociación Nacional de Maquinaria Agropecuaria (Ansemat), Ignacio Ruíz.

Un 74% de los tractores usados que se vendieron en 2014 sobrepasaba los 20 años

“La normativa de reducción de emisiones ha repercutido en mayores costos para el tractor nuevo, en un mayor empleo del usado y, en consecuencia, en un aumento de los problemas de seguridad laboral”, valora Ruíz. “Se produce además la paradoja que un propietario de un tractor usado puede sustituir su motor por otro nuevo correspondiente a ese modelo y que, por tanto, no cumple con la nueva normativa de emisiones”.

Zona ganadera y zona vitícola
Así las cosas, en Galicia el mercado de tractores nuevos se mantiene a la baja, salvo en el caso de cooperativas y empresas de servicios. “En Galicia hay que distinguir el gran usuario, tipo cooperativa o empresa de servicios, del pequeño usuario”, incide Luís Márquez. “Y también hay que distinguir entre las compras del sector ganadero y las compras de la zona sur orientadas al viñedo. Si en Coruña y Lugo, los tractores nuevos que se adquieren superan los 100 caballos de media; en Ourense y Pontevedra rondan los 60 caballos y son más bajos y estrechos”, expone el presidente de Aenor Maquinaria.

«Galicia es líder en cosechadoras de forrajes y en cisternas de purín» (Luis Márquez)

El sector ganadero de Lugo, Coruña y norte de Pontevedra tira también de las ventas de maquinaria especializada. “Galicia no vende tractores, pero destaca en maquinaria”, resume Luís Márquez. “En cosechadoras de forraje, en Galicia se vendieron en 2014 18 de las 26 cosechadoras que se vendieron en todo el estado; en cisternas de purín, la comunidad representa el 43% del mercado estatal; en rotoempacadoras tiene el 18% del mercado estatal y también destaca en otros campos, como en autocargadores o motocultores”, resume el presidente de Aenor Tractores y Maquinaria Agrícola.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información