Manifiesto de la Universidade de Santiago por una nueva política para el rural gallego

Como reacción a la ola de fuegos, más de 80 profesores e investigadores de la USC firman un documento que demanda medidas de ordenación territorial y la aplicación en la práctica de la legislación vigente

Publicidade
Publicidade
Manifiesto de la Universidade de Santiago por una nueva política para el rural gallego

Presentación del manifiesto por docentes e investigadores de la USC.

Más de ochenta profesores e investigadores de la Universidade de Santiago (USC) que trabajan en diversas áreas de conocimiento ligadas al ámbito territorial demandan una nueva política para el rural gallego, según se recoge en el manifiesto ‘Por una nueva política para el rural gallego’, presentado este miércoles por un grupo de docentes en el edificio de Vicerreitorías de Lugo.

Los profesores de la USC Dolores Vázquez, del área de Ecología, y Emilio Díaz Varela, del departamento de Ingeniería Agroforestal, fueron los responsables de poner voz al manifiesto ‘Por una nueva política para el rural gallego’, un documento a través del que los firmantes acercan sus opiniones y propuestas para contribuir a conseguir una solución a la problemática derivada de los incendios.

Este es el texto íntegro del manifiesto:


‘Por una nueva política para el rural gallego’

Los y las firmantes de este manifiesto, personal docente e investigador de la Universidad de Santiago, nos acercamos a la problemática de los fuegos desde áreas científicas diferentes (agronomía, biología, economía, historia, ingeniería de montes, geografía, etc.). Compartimos, como parte integrante que somos de la sociedad, la preocupación por lo sucedido en la segunda semana de octubre, cuando una vez más, las llamas asolaron una parte significativa de nuestro país. Nos preguntamos, sobre todo, por lo que podemos y debemos de hacer para evitar que esto vuelva a acontecer.

¿Por qué sufrimos olas de fuego de manera recurrente? La respuesta a esta pregunta precisa de una reflexión colectiva en la que participen tanto los habitantes del rural como del urbano. Una reflexión que tiene que estar apoyada no en suposiciones u opiniones difundidas en medios de comunicación, sino en el conocimiento científico-técnico acercado desde una multiplicidade de fuentes.

Con este manifiesto pretendemos hacer una llamada de atención a la sociedad en su conjunto y a nuestros responsables políticos sobre la necesidad de un debate público sereno y profundo acerca de las causas de los fuegos forestales. Un debate que supere las explicaciones banales y produzca un cambio de rumbo en las políticas territoriales, particularmente en los campos ambiental, forestal y agroganadero. Somos conscientes de que muchas de las medidas a adoptar solo dejarán sentir sus efectos a medio y largo plazo, y que además, pueden ser difíciles de aceptar por una parte importante de la población. De ahí que el consenso social y político sea imprescindible.

Tenemos que comenzar ya a trabajar en el análisis de lo acontecido, y pensamos que este trabajo tiene que tener como objetivos finales, los siguientes:

1.- Abordar la ordenación territorial. Debemos de hacerlo en sintonía con las directrices internacionales,comunitarias y nacionales en materia de planificación de espacios rurales y urbanos, conservación de la biodiversidad y mitigación del cambio climático, así como en las necesidades ambientales y socioeconómicas del país.

2- Integrar la diversificación de usos y el aprovechamiento racional de los recursos existentes con la finalidad de frenar la pérdida de tierras de uso agrario de elevada aptitud y la destrucción de espacios de gran valor ambiental. Se precisa de una ordenación del sector forestal basada en criterios de sostenibilidad ambiental y económica, diversificación de especies y productos, respeto a las infraestructuras verdes y a la red de espacios protegidos.

3- Aplicar de manera efectiva la legislación vigente. Necesitamos mecanismos que permitan que se cumpla lo ya establecido en materia de distancias, aprovechamiento o conservación ambiental.

4.- Transformar el actual dispositivo de extinción de incendios, reconociendo el esfuerzo de los/de las trabajadores/as del servicio y el elevado riesgo que enfrentan. Al mismo tiempo, consideramos que las labores de prevención deben cobrar un mayor protagonismo.

Partiendo de estas premisas, los y las firmantes de este manifiesto reclamamos consenso social y político y expresamos nuestra disposición para colaborar en un proceso de debate abierto y participativo en aras de la consecución de un modelo de gestión que permita superar la situación actual y proporcionar una nueva oportunidad a nuestro medio rural, en el convencimiento de que sin las herramientas idóneas, el futuro de nuestra sociedad y del medio que la acoge puede verse seriamente comprometido.

Firman: Docentes e investigadores/as en el ámbito territorial de la USC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información