Más allá del tablero: nuevas oportunidades para la madera residual

La firma coruñesa Betanzos HB desarrolla una serie de productos innovadores a base de restos de madera. Un bioadhesivo ecológico, composites y un fertilizante para uso agrario son los principales desarrollos

Más allá del tablero: nuevas oportunidades para la madera residual

Betanzos HB ha desarrollado un bioadhesivo fabricado solo con extractos de la madera de eucalipto.

“En Betanzos HB, como en la industria del tablero en general, llevamos en el ADN el aprovechamiento de la madera residual y la economía circular”, reivindican desde la firma coruñesa Betanzos HB, situada en la localidad de la que toma su nombre. Son especialistas en buscar nuevas oportunidades a los restos de madera que dejan otras industrias como la de la pasta de papel, en el caso del eucalipto. Además del tablero, en los último años han apostado por nuevos productos con los que seguir valorizando los restos de madera residual.

La firma, con unas cifras de negocio de 24 millones de euros, está centrada en la fabricación de tablero de fibras de madera de alta densidad, ligeros, resistentes, duraderos y versátiles conocidos como tablex. Con una producción de unas 65.000 toneladas de tablex al año este es su principal producto, pero más allá del tablero, la madera residual también ofrece otras posibilidades.

“Seguimos trabajando en mejorar aún más las prestaciones de nuestros tablex, consiguiendo incluso que sea enrollable, lo que lo convierte en un sustituto a tener en cuenta en la búsqueda de alternativas al plástico y metal. Al mismo tiempo abordamos las posibilidades que nos ofrecen los extractos de la madera”, detalla Rosa Arcas, responsable del Departamento de producto e I+D de Betanzos HB.

Con la madera residual han desarrollado productos innovadores como bioadhesivos, enmiendas para el agro o composites sostenibles

Los extractos de la madera se han convertido en una nueva oportunidad para aprovechar al máximo estos restos y generar mayor valor añadido. A partir de los extractos han desarrollado bioadhesivos, composites o fertilizantes e incluso trabajan en un prototipo de una manta de fibras aislante.

Tanto los nuevos productos como sus tableros los elaboran a partir de madera residual de eucalipto. “Muchos nos preguntan porqué trabajamos con eucalipto y lo hacemos porque es la madera que tenemos disponible en nuestra zona, pero podríamos trabajar con otras de tener cantidad suficiente”, justifican desde la firma.

Aprovechan toda la madera que ya no es válida para otros usos. Así, procesan las ramas, los ejemplares de entresacas o la copa del árbol, con los diámetros más pequeños. Además trabajan con la corteza y el costero.

Trabajan solo con madera de eucalipto local próxima a su fábrica

Toda la madera que procesan es local. “Solo trabajamos con madera de las proximidades de la fábrica, en un radio de unos 50 kilómetros”, indica Arcas. El 80% de su producción se destina a la exportación.

Nuevos productos sostenibles

Una de las propuestas que han desarrollado en la empresa coruñesa es un bioadhesivo 100% vegetal y natural, fabricado en base a componentes presentes en la madera. Se trata de una alternativa sostenible pensada para pegar una amplia variedad de materiales entre los que se incluyen la madera, el vidrio, el plástico o el papel. “Es uno de los pocos bioadhesivos que hay en estos momentos en el mercado y tiene unas propiedades adhesivas muy buenas”, comenta Arcas.

Han logrado comercializar un bioadhesivo vegetal, sostenible y reversible

Además de ser elaborado solo a base de madera, este adhesivo es una alternativa que encaja a la perfección en el modelo de la economía circular, ya que es reversible al permanecer determinado tiempo sumergido en agua. “Es resistente al agua, pero al permanecer sumergido se disuelve, lo que facilita la reutilización o reciclado de las piezas que se han unido. Está siendo una cualidad muy valorada en el mercado”, apuntan en el departamento de I+D.

Aunque tienen ya el producto en el mercado, sus principales clientes son por el momento minoristas artesanos de sectores muy diversos, entre los que se encuentran, por ejemplo, los fabricantes de instrumentos musicales, que han descubierto en esta cola un gran aliado al ser natural y reversible. También se presenta como una alternativa para sectores como el alimentario, dado que es un producto no tóxico, así como en industrias como la del juguete o para la del automóvil por sus prestaciones.

En estos momentos se encuentran en fase de pruebas a escala industrial para conseguir que algún mercado incorpore este bioadhesivo en su proceso de fabricación. Han conseguido ya su validación en la industria del tablero, como un sustituto de la cola al agua, un derivado del petróleo. “Ahora mismo ya se puede conseguir un tablero que haya sido recubierto con un acabado pegado con este adhesivo vegetal, es decir, un producto derivado de la madera que a su vez es biodegradable y 100% reutilizable, a diferencia de lo que ocurre con muchos tableros actuales que llevan cola al agua, que dificulta su reciclaje”, argumenta Arcas.

Composite y fertilizantes

En base a este bioadhesivo han obtenido un composite elaborado con fibras de madera, que le permite conseguir una pasta moldeable para desarrollar múltiples utilidades en distintos sectores. Aunque está elaborado con madera, también se pueden incorporar otro tipo de fibras, lo que lo convierte de nuevo en una alternativa sostenible frente a los derivados del petróleo.

Otro de los productos elaborados y comercializados por la firma es un fertilizante a partir de restos de madera. “Se está usando con éxito en diferentes aplicaciones para uso agrario y nos encontramos en plena fase de estudio de eficacia para conocer todas las posibilidades que ofrece”, detalla Arcas. Con este trabajo buscan conocer en detalle el producto y sus aplicaciones.

viga Betanzos HB

En una spin-off han desarrollado vigas con gran resistencia y menor cantidad de madera.

Las propiedades bioadhesivas de los extractos de la madera abren nuevas posibilidades a estos fertilizantes al poder utilizarse en usos más específicos como la hidrosiembra o las siembras en paredes verticales y taludes. Además, están avanzando también en certificaciones como el sello de ecológico.

“Los fertilizantes de origen vegetal tienen muchas ventajas. Los productos de economía circular se están haciendo muy demandados y en el caso de estos fertilizantes es una forma de aprovechar todo lo posible el carbono en la cadena de valor de la madera”, defiende Arcas.

La construcción es otra de las áreas en las que están desarrollando nuevas propuestas. De mano de la Universidad de Compostela (USC) con una spin-off han sacado unas innovadoras vigas. “Están fabricadas con madera local y son muy poco intensivas en madera, es decir están hechas con poca cantidad de madera y esta procede de subproductos que ofrecen gran resistencia”, detallan desde el departamento de innovación. Las vigas, que comercializará la firma Timbersoul, tienen ya el marcado CE y abren las puertas a nuevas construcciones en madera.

También han desarrollado un prototipo para la fabricación de una manta aislante realizada a base de fibras de madera con la que conseguir tanto aislamiento térmico como acústico. Buscan ofrecer una alternativa en Galicia para no tener que recurrir a productos fabricados en el norte de Europa.

Reciente visita del conselleiro de Economía e Industria, Francisco Conde, a Betanzos HB.

Reciente visita del conselleiro de Economía, Francisco Conde, a Betanzos HB.

En busca de la sostenibilidad y eficiencia

Al margen de sus productos, en la fábrica también están procurando que sus procesos de fabricación sean sostenibles y eficientes. Para lograrlo acaban de iniciar el cambio de la actual caldera de biomasa que utilizaban por una más eficiente. La firma se encuentra inmersa en el proceso de instalación de una nueva caldera de biomasa de 20,6 MW. Este proyecto le permitirá reducir las emisiones así como un ahorro energético de un 11,5% con respecto al consumo inicial de 24,1 Kwh/año. 

La mejora supone una inversión total de 8,5 millones, de los que han logrado una aportación de la Xunta de Galicia de 2 millones de euros a través de una línea de ayudas específica destinada a promover la cultura de la eficiencia energética entre el tejido empresarial. De hecho, tal y como indicó el conselleiro de Economía, Francisco Conde, durante una visita institucional reciente a la fábrica, de esta línea de apoyos, con cargo al Fondo Nacional de Eficiencia Energética, se han beneficiado 36 iniciativas, con el objetivo de conseguir movilizar unos 45,4 millones de euros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información