Más exportación de vino y venta en canal alimentación: las claves de las bodegas para superar la crisis de la Covid 19

Cuatro bodegas gallegas (Crego e Monaguillo, Godeval, Ramón do Casar y Terra de Asorei) y Rafael del Rey, director general del Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMv) nos cuentan como han superado la crisis de ventas provocada en 2020 por la Covid 19 en el sector del vino y como encaran este 2021

Publicidade

El sector del vino ha sido uno de los más afectados por la crisis de la pandemia de la Covid19. Y es que alrededor de un 60% de las ventas de las bodegas españolas se concentran en el canal HORECA (hoteles, restaurantes y cafeterías), un sector que ha pasado gran parte del 2020 cerrado o trabajando a medio gas debido a las restricciones de apertura.

En este sentido, cuatro bodegas gallegas (Crego e Monaguillo, Godeval, Ramón do Casar y Terra de Asorei) y Rafael del Rey, director general del Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMv) nos cuentan como están superando la crisis de ventas provocada en 2020 por la Covid 19 en el sector del vino y como encaran este 2021

Rafael del Rey (OeMV): “La gran lección de esta crisis es que las bodegas deben diversificar sus canales de venta”

Para el director general del Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMv) “la gran lección de esta crisis es que las bodegas deben diversificar sus canales de venta, para no depender en exclusiva de la hostelería, apostando más por la exportación, la venta en canal alimentación y a través de internet”.

Otra conclusión que extrae de esta crisis es “ la gran capacidad de resistencia de las bodegas: es un sector mayoritariamente de pequeñas empresas familiares que han tenido una gran capacidad de adaptación y de buscar nuevos mercados”.

En cuanto a la valoración del 2020, según los datos del OeMv “globalmente fue un año malo, con una pérdida del consumo de vino en España de unos 200 millones de litros -la media se sitúa en unos 940 millones de litros-, debido a la reducción de 300 millones de litros en las ventas del canal hostelería, donde hubo una caída del 40%, que se compensó sólo en parte con un incremento de las ventas de vino en canal alimentación, que subieron en unos 100 millones de litros”.

“Las exportaciones son lo que a muchas bodegas son lo que les han permitido paliar y suavizar las pérdidas en el mercado interior y fundamentalmente en la hostelería”, añade Rafael del Rey. Y es que España se mantuvo como el primer exportador mundial de vino: unos 2000 millones de litros, y fue de los países que menos sufrió la bajada de precios.

Terra de Asorei (Rías Baixas): “Aumentamos las exportaciones, que ya representan el 75% de nuestras ventas”

Roque Durán_Bodega Terras de Asorei

Roque Durán_Bodega Terras de Asorei

Xosé Ramón Durán es consejero delegado de Terra de Asorei, una bodega de la Denominación de Origen Rías Baixas que encontró en las exportaciones un balón de oxígeno para paliar la caída de las ventas de vino en España.

“Antes de la crisis de la Covid19 vendíamos un 50% de nuestro vino fuera de España, a lo largo del 2010 potenciamos ese mercado exterior que ya supone ahora el 75% de nuestras ventas”, destaca.

De esta forma, los vinos de Terra de Asorei están ahora presentes en 18 países y a lo largo de estos meses tienen previsto ampliar su presencia en otros 3 países. “Aumentamos sobre todo nuestras ventas en los países nórdicos, Alemania y Países Bajos, y eso nos permitió compensar las caída de alrededor del 50% que tuvieron nuestras ventas en los mercados gallego y español, debido en gran parte al cierre de la hostería”, explica Xosé Ramón Durán.

Para este 2021 su objetivo es mantener los precios y el nivel de ventas, aunque reconoce que “en esta situación no podemos hacer previsiones a varios meses, tenemos que ir analizando la situación y tomando decisiones semana a semana”.

“Creo que el 2021 va a ser un año de transición y ojalá que a partir del verano comience a haber una cierta recuperación, pero no será hasta el primer trimestre de 2022 cuando podremos volver a la normalidad y a hacer previsiones a varios meses”, concluye.

Ramón do Casar (DO Ribeiro): “Empezamos el 2021 con mucha incertidumbre”

RAMON_DO_CASAR_adegaJavier González Sabucedo es uno de los propietarios de la bodega Ramón do Casar, en la DO. Ribeiro, y reconoce que el 2021 lo comienzan como el 2020, con mucha incertidumbre.

“Somos una bodega pequeña, elaboramos alrededor de 130.000 botellas, y en el 2020 conseguimos mantener tanto precios como volumen de ventas, aunque bajamos alrededor de un 5%”, explica.

En esta bodega alrededor del 70% de las ventas se concentraban en HORECA, un canal que, según Javier González Sabucedo, “tuvo un comportamiento muy irregular debido a las restricciones de apertura, de forma que hubo meses casi sin ventas, pero en los meses en los que se permitió a la restauración una mayor apertura notamos un incremento de ventas respecto a un año normal”.

La caída en ese canal la suplieron con un aumento en un 50% de la exportación, que ya representa alrededor del 30% de sus ventas. “Tuvimos un buen resultado en Inglaterra y en Estados Unidos y conseguimos mantener nuestra presencia en otros países. Además, incrementamos nuestra presencia en el canal alimentación, donde pasamos de un 3 a un 7% de ventas, lo que también representó una ayuda”, explica.

La previsión con la que trabajan en Ramón do Casar para este 2021 es que “a lo largo de los próximos 7 meses la hostelería recupere cierta normalidad y poder seguir aumentando nuestras exportaciones”.

Crego e Monaguillo (Monterrei): “Entrar en el canal alimentación nos salvó la campaña”

CREGO_E_MONAGUILLO_MONTERREI_3El balance que hacen en la bodega Crego e Monaguillo del 2020 es razonablemente positivo: “Bajamos las ventas en un 20%, no porque vendiésemos menos sino porque los meses de febrero, marzo y abril estuvimos prácticamente parados y es muy difícil recuperar eso a lo largo del año”.

Esta bodega estaba especializada en el canal HORECA, donde concentraba casi el 90% de sus ventas, pero sin embargo supieron adaptarse a la nueva situación. “Entramos en el canal alimentación, donde no estábamos presentes, y ahora vendemos en Gadis, Froiz y Carrefour. Las expectactivas se superaron con creces y ahora mismo ese canal ya supone alrededor del 30% de nuestras ventas”, valoran.

En cuanto al canal HORECA, reconoce que en los meses de verano “las ventas fueron superiores a otros años, aunque no compensó el parón que hubo en el resto del año”.

 “Mantuvimos la compra de uva a los viticultores y a un precio justo”

Donde si notaron un peor comportamiento fue en la venta directa -”tenemos un mercado de empresas que nos compran vino para regalo en Navidad, y este año se redujo notablemente”- y también en la exportación. “Las ventas al exterior representan sobre un 5% de nuestra facturación y notamos una importante bajada, sobre todo en el Reino Unido, y donde mejor nos mantuvimos fue en Irlanda”.

Crego e Monaguillo compra buena parte la uva a viticultores de la comarca de Monterrei y aseguran que en 2020, a pesar de las dificultades mantuvieron sus compromisos. “Mantuvimos el nivel de compra que teníamos acordado con los viticultores, a unos precios justos, e incluso aumentamos el número de proveedores. Es cierto que los precios bajaron sobre 10 céntimos por kilo con respecto a la anterior vendimia, pero fue más por el aumento de la cosecha de uva”, subrayan.

En cuanto a sus previsiones para 2021 en Crego e Monaguillo temen que sea peor que el 2020: “En términos empresariales creemos que va a ser un año peor porque la crisis económica se va a notar mucho más. Va a ser un año de aguantar con vistas a que en 2022 la economía se recupere”.

SAT Godeval (Valdeorras): “El 2020 fue mejor de lo que esperábamos”

Araceli Fernández es gerente de la bodega SAT Godeval, en la Denominación de Origen Valdeorras y reconoce que “globalmente el 2020 fue mejor de lo que esperábamos pues conseguimos mantener los precios de venta de nuestros vinos y el nivel de ventas”.

“Nos afectó el cierre de la restauración, donde pasamos de vender sobre el 70% de nuestro vino al 62%, y lo compensamos aumentando la venta en canal alimentación, donde pasamos d e un 17 a un 25%, y aumentamos también las ventas por internet, aunque partíamos de unos niveles bajos. En cuanto a las exportaciones, bajamos de un 16 a un 12% de nuestras ventas, en gran medida por el mercado de Estados Unidos, donde se unió la Covid19 a los aranceles”, explica la gerente de SAT Godeval.

Sus previsiones para 2021 dependen también de como evolucione la situación sanitaria y socioeconómica: “Esperemos que la restauración pueda empezar lo antes posible, y a ver como afecta la crisis económica. España es un país de servicios y de turismo y mientras no se normalice la manera de vivir va a condicionar mucho”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información