Medio Rural iniciará la lucha biológica contra la avispilla del castaño a finales de abril

La Consellería anuncia la suelta de 1,6 millones de unidades del insecto parasitoide de la plaga, el ‘Torymus sinensis’. Los trabajos arrancarán en las zonas costeras de la comunidad y en valles calientes del interior

Publicidade
Medio Rural iniciará la lucha biológica contra la avispilla del castaño a finales de abril

Agallas de la avispilla en un castaño. / Archivo.

La Consellería de Medio Rural proyecta este año iniciar la lucha biológica contra la avispilla del castaño en la segunda mitad de abril. Para ello, adquirió una cifra de insectos parasitoides similar al año pasado, 1,6 millones de unidades del ‘Torymus sinensis’. Las sueltas de Torymus arrancarán en las comarcas costeras de las provincias de Coruña y Pontevedra, así como en valles calientes de Lugo y Ourense.

El momento de la suelta depende de cuando comienzan a crecer las hojas de los castaños y, por tanto, las agallas. Cuando haya un número suficiente de agallas en un soto, se procederá a la liberación de los parasitoides. Por el momento, se están haciendo muestreos de la situación de brotación de los castaños en toda la comunidad, pues hace falta afinar el momento de la suelta, ya que si se retrasa más de lo debido, la agalla puede estar endurecida y resultar impenetrable para el insecto parasitoide.

Este año, la Consellería destaca que cuenta con la colaboración de la IGP Castaña de Galicia y de cooperativas y asociaciones de productores, que le trasladan información de la situación en monte a la Administración.

Trabajos a tener en cuenta en los sotos
Para asegurar la supervivencia de los parasitos soltados del ‘Torymus sinensis’, y que se pueda asentar su población, Medio Rural recuerda que es muy importante tener en cuenta alguna recomendación a la hora de realizar los trabajos en los castaños. En este sentido, no se deben emplear insecticidas en los castaños para la erradicación de la avispilla, porque aunque no entran en la agalla, sí que pueden afectar a los parásitos naturales de la avispa del castaño e incluso al propio ‘Torymus’.

Tampoco se deben eliminar nunca las agallas secas, porque es donde permanece el parásito hasta su emergencia en la siguiente primavera. Finalmente, es preciso evitar los desbroces cerca de los castaños en primavera, ya que los Torymus se alimentan del néctar de las flores del soto, mientras se aparean y ponen los huevos en las agallas frescas.

Por el contrario, se pueden podar los castaños pero no quemar o eliminar los residuos, ya que el ‘Torymus’ puede vivir dos años dentro de las agallas secas, antes de emerger para parasitar agallas frescas. Además, se recomienda regar durante el verano para prolongar el período de crecimiento de brotes nuevos, así estos quedan fuera del período de puesta de la avispilla. También abonar para incrementar el vigor de los árboles y que puedan resistir mejor el ataque de la plaga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información