Las mejores leguminosas para explotaciones de leche

Resumen de la ponencia de Gonzalo Flores en la jornada técnica del CIAM "Nuevas leguminosas anuales en las rotaciones forrajeras para la producción de leche: Aspectos Agronómicos y nutricionales"

Las mejores leguminosas para explotaciones de leche

Tractor segando forraxe mestura de raigrás e leguminosas.

El cultivo de forrajes durante el invierno, especialmente de raigrás híbrido combinado con distintas variedades de trébol, es una alternativa muy interesante y recomendable para mejorar la rentabilidad de las explotaciones lácteas gallegas al reducir la compra de proteína vegetal, principalmente soja.

Esta fue una de las conclusiones de la jornada técnica que se celebró el pasado 19 de diciembre en el Centro de Investigaciones Agrarias de Mabegondo (CIAM) sobre «Nuevas leguminosas anuales en las rotacioens forrajeras para la producción de leche: Aspectos Agronómicos y nutricionales».

El jefe del Departamento de Pastos y Cultivos del CIAM y experto en producción de forrajes, Gonzalo Flores Calvete, inició la jornada con una ponencia sobre «Aspectos agronómicos del cultivo de leguminosas anuales en giro con maíz» en la que expuso las conclusiones de una investigación para determinar cuál es la combinación de variedades de forrajes más interesantes para las explotaciones lácteas de Galicia.

Casi el 40% de las parcelas de millo quedan sin cultivar durante el invierno

Gonzalo Flores comenzó su ponencia advirtiendo del desaprovechamiento de gran parte de las tierras de labor de las explotaciones durante el invierno para cultivo de forrajes en rotación con el máiz. En concreto, el 71% de las explotaciones de leche de Galicia cultivan máiz durante lo verán, y de estas el 49% rotan ese cultivo con raigrás italiano anual durante el invierno.

Sin embargo, casi un 40% de las explotaciones siempre o a veces deja la tierra sin cultivar durante el invierno, desaprovechando esa superficie para el cultivo de forrajes, y en especial de nuevas variedades de tréboles, adaptadas a los suelos ácidos de Galicia y con un interesante rendimiento en proteína vegetal.

Ensayo con 4 combinaciones de forrajeras para ver cuál es la más productiva

Para averiguar cuáles son los tipos de forrajeras más interesantes para las explotaciones lácteas de Galicia, tanto en volumen de producción como en porcentaje de proteína, el CIAM hizo un ensayo con 4 fórmulas en varias explotaciones gallegas entre los años 2010 y 2013.

En concreto las 4 fórmulas que se probaron fueron las que se detallan en este cuadro :

GONZALO_VARIEDADES_ENSAIO_LEGUMINOSAS_01_STANDAR copia

Y el resultado de los 4 años fue el siguiente :

GONZALO_VARIEDADES_ENSAIO_LEGUMINOSAS_02_STANDARa

MS= Materia seca PB= Proteína Bruta.

Conclusiones: la fórmula Raigrás híbrido con 5 leguminosas es la más interesante

A la vista de este datos, las conclusiones que expuso Gonzalo Flores en la jornada del CIAM son las siguientes:

– Las leguminosas anuales presentan una alta productividad y un elevado valor nutricional, adaptándose a un aprovechamiento para ensilar en un único corte a comienzos de mayo.

-El aprovechamiento hoy por hoy, en las condiciones de ensayo, optimiza la extracción de energía neta leche y de proteína por hectárea.

-El raigrás italiano como cultivo único produce más rendimiento por hectárea comparado con las mezclas con tréboles o los cultivos de leguminosas sin raigrás.

-Por el contrario, en la producción de proteína por hectárea, a mayor porcentaje de leguminosas en la fórmula que se siembre, más proteína.

-El raigrás presentan valores bajos o muy bajos de proteína, por lo que una proporción adecuada de leguminosas en la mezcla debería ser, como mínimo, del 50% de la materia seca total.

-Los raigrases con alta capacidad de crecimiento invernal tienden a dominar las mezclas y dificultan a implantación y crecimiento de las especies leguminosas, rindiendo forraje con bajo contenido proteico.

-En este sentido, la utilización de raigrases híbridos da buenos resultados proporcionando mezclas equilibradas en cuanto a la proporción de leguminosas.

-Las mezclas de leguminosas son preferibles al cultivo solo de raigrás, y las mezclas con raigrás son preferibles a las mezclas de solo leguminosas en cuanto a la producción de energía y proteína por hectárea.

-Hace falta avaliar de forma conjunta e integral el giro habida cuenta el comportamiento del cultivo de verano y, a ser posible, las ventajas derivadas de la integración de leguminosas en los cultivos.

Puedes descargar aquí la ponencia de Gonzalo Flores Calvete.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información