Menor cosecha de patata en A Limia de lo esperado

La producción rondará finalmente los 100 millones de quilos en la comarca, inferior a la previsión de 130 millones, debido al exceso de sol y calor durante el verano.

Publicidade
Menor cosecha de patata en A Limia de lo esperado

Colleitando pataca na Limia

A punto de finalizar la cosecha de patata en A Limia, con más de un 80% de las parcelas recogidas en la principal comarca productora de Galicia, las buenas expectativas con que comenzaba la compaña no parecen cumplirse.

Y es que la previsión inicial de hasta 150 millones de kilos que se calculaban recoger este año, se calcula que queden en unos 100 millones de quilos, por debajo de la media de 120 millones registrada en los últimos años. Es decir, estaríamos ante una cosecha normal tirando a baja.

“La cosecha ha sido menor de lo esperado en las variedades para industria, como la Agraria o la Dayfla, que representan alrededor del 70% de la superficie sembrada en A Limia”, asegura Servando Álvarez, director del Centro Agroganadero del Inorde, en Xinzo.

En cuanto a las causas las atribuye a dos factores: “Por una parte el exceso de calor durante los meses de junio y julio, cuando la patata estaba tuberizando, lo que paralizó el crecimiento vegetativo al superarse varios días los 30 grados. Y por otro lado la patata precisa de fotoperíodos de oscuridad para engordar los tubérculos, pero sin embargo en agosto y septiembre no hubo prácticamente días nublados y la patata no tuvo horas suficientes de oscuridad”.

El resultado son piés de patata con muchos tubérculos pero de escaso tamaño, con calibres en la mayoría por debajo de 60, cuando los demandados por la industria se sitúan entre 50 y 80.

A diferencia de las variedades para industria, en la Kennebec si hubo una gran cosecha

Caso contrario ha sido el de la variedad Kennebec, que ocupa alrededor de las 3.500 hectáreas de tubérculo que se sembraron este año en A Limia. “En la Kennebec y en el resto de variedades antiguas, de ciclo corto, la producción si que fue excepcional, con una media de un 15% más por hectárea, pasando de unos rendimientos medios de 30.000 kilos por hectárea a 40.000 kilos e incluso más”, destaca Servando Álvarez.

Estos buenos rendimientos también se trasladaron a los calibres de la Kennebec, con tamaños más grandes de lo habitual. Esta variedad se comercializa en gran parte al amparo de la Indicación Geográfica Protegida Patata de Galicia.

En lo que si será recordada esta campaña de patata en A Limia es por el excelente estado sanitario de los tubérculos. Y es que el calor y el ambiente seco propició que prácticamente no se registraran problemas de mildiu o de bacteriosis, y solamente algún problema de escarabajo que no revistió mayor gravedad.

También es de destacar que esta cosecha es una de las más largas que se recuerdan, propiciada también por la ausencia de lluvias. Así, comenzó a mediados de agosto, y tras más de dos meses, está previsto que finalice esta semana.

Ahora toca almacenar la patata y esperar a que se anuncien lluvias para realizar la siembra del cereal de invierno.

Precios a la baja

Por otra parte, fuentes del sector confirman que el precio de la patata está a la baja estos días, debido a la saturación del mercado por la buena cosecha en el resto de España y de Europa.

En variedades industriales se sitúa a entre 8 y 10 céntimos el kilo, por debajo de los costes de producción, estimados en A Limia en unos 10 céntimos. En cuanto a la patata de contrato, se mantiene en entre 12 y 13 céntimos el kilo, pero desde las organizaciones agrarias advierten de que los descuentos “subjetivos” que aplican los almacenistas por calibre, tierra u otros parámetros, hacen que el precio sea igual que el de mercado en épocas de abundancia de tubérculo.

Por eso, en esta situación los expertos recomiendan que los agricultores almacenen la cosecha, para sacarla al mercado a partir de noviembre, cuando el consumo repunta. Eso si, se debe tener en cuenta las condiciones de almacenamiento, con buena ventilación, y temperaturas que no desciendan de los 8 grados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información