Microalgas y hongos, opciones para reducir el uso de antibióticos en granjas avícolas

El grupo operativo Micoalga-feed trabaja en soluciones alternativas al uso de tratamientos para mejorar la salud y bienestar de pollos y gallinas ponedoras y reducir la resistencia a antibióticos. Las microalgas y los hongos se presentan como una opción para lograrlo y trabajan para incluirlos como ingredientes en piensos

Microalgas y hongos, opciones para reducir el uso de antibióticos en granjas avícolas

El proyecto Micoalgas-feed busca reducir el uso de antibióticos en granjas de pollos de engorde y gallinas ponedoras.

Las microalgas y los hongos pueden convertirse en un nuevo ingrediente de la alimentación en las granjas avícolas dados los beneficios que aportarían a la salud de los animales. Esta es la propuesta sobre la que trabaja el grupo operativo y supra autonómico Micoalga-Feed, que esta mañana ha presentado, en un seminario online, los primeros resultados de su trabajo.

“Aunque en ganadería solo se utilizan antibióticos para tratar animales enfermos y bajo la prescripción veterinaria, el interés por tener animales saludables y criados de una forma sostenible, así como las pérdidas económicas que supone este gasto y el riesgo de que se genere resistencia a antibióticos motiva que se estén investigando nuevas alternativas al uso de tratamientos”, indican desde la Fundación Empresa Universidad Gallega (Feuga) uno de los socios del proyecto.

Evalúan la capacidad antimicrobiana, antiinflamatoria e inmunomoduladora de estos alimentos para incluirlos en piensos

Así, el proyecto de innovación Micoalga-feed busca reducir el uso de antibióticos a través de una alimentación natural basada en el uso de hongos y algas, que refuercen la inmunidad local y la flora intestinal de las aves. Además de desarrollar piensos a base de estos ingredientes, el grupo trabaja en evaluar la capacidad antimicrobiana, antiinflamatoria e inmunomoduladora de estos alimentos. En su fase final, el estudio también comprobará en las granjas la respuesta de los animales ante estos nuevos compuestos con algas y hongos.

¿Por qué utilizar hongos y microalgas?

El grupo ha apostado por la microalgas y los hongos para conseguir una reducción del uso de antibióticos en la ganadería por los beneficios que proporcionan. Así, los hongos permiten incrementar la capacidad antioxidante y reducen la respuesta inflamatoria en animales. Además, mejoran el rendimiento de producción, gracias a la presencia de compuestos bioactivos en su composición como polisacáridos, triterpenos, polifenoles, ergosterol o adenosina.

Por su parte, las microalgas desempeñan funciones bioquímicas y fisiológicas beneficiosas como la promoción del crecimiento y funciones antioxidantes, antiiinflamatorias, antivirales y antimicrobianas. En concreto, en el caso de las microalgas además de ser una fuente inagotable de nutrientes como ácidos, aminoácidos y proteínas también son una fuente originaria de ácidos grasos poliinsaturados Omega-3, que también son esenciales en todas las etapas de la vida.

Trabajan con siete variedades de hongos y dos de microalgas

Al margen del aporte nutricional, las microalgas tienen otras ventajas que las convierte en una opción competitiva y a tener en cuenta para la alimentación animal, tal y como señalan desde Neoalgae, socio del proyecto especializado en la producción de microalgas. Se trata de un cultivo que no precisa de terrenos agrícolas y que por lo tanto no compite con la nutrición humana. Además, crecen en casi todo tipo de aguas y tienen una elevada productividad. “Su rápido ciclo de crecimiento y cosechado diario garantizan la máxima calidad”, explica David Suárez, biólogo de la firma Neoalgae.

Otra de las ventajas de las microalgas es su capacidad para capturar CO2 y transformarlo en oxígeno. “Aproximadamente el 70% del CO2 que se capta de la atmósfera se hace a través del citoplasma, que es como se llama a todos estos organismos fotosintéticos y microscópicos entre los que se incluyen las microalgas”, detalla Suárez.

Primeros resultados

Aunque el proyecto se encuentra aún en sus fases iniciales, ya han podido obtener los primeros resultados que confirman el potencial de las microalgas y los hongos para la alimentación de aves. En la empresa Neoalgae han conseguido ya cultivar todas las especies seleccionadas en un volumen piloto, a modo de prueba.

Así, han obtenido biomasa seca de las especies Arthrospira platensis y de Chlorella vulgaris. Además también han trabajado ya con Hematococcus pluvialis, de la que buscan aprovechar el subproducto de la extracción por los aportes nutricionales que puede proporcionar. En las próximas fases buscarán conseguir estos resultados también a nivel industrial para poder extender el uso de las microalgas.

microalgas

Tanques para la obtención de microalgas utilizados en la empresa asturiana Neoalgae.

En cuanto al uso de hongos, en la fase del proyecto centrado en la consulta bibliográfica desde Hifas Vet, uno de los socios del proyecto, ya han localizado trabajos previos que muestran los beneficios que tiene incluir los hongos en la alimentación tanto de pollos de engorde como en gallinas ponederas. En el caso de los pollos, ingerir hongos favorece su crecimiento, además de tener un efecto probiótico en la microbiota intestinal. Ofrece además un alto valor nutricional con un aporte de vitaminas del grupo B y fibra prebiótica así como un efecto antiviral y antioxidante.

El consumo de hongos en gallinas ponedoras también fomenta el crecimiento y una mayor producción de huevos. Además, mejora la calidad del huevo, con un mayor espesor de la albúmina y un menor contenido en colesterol en la yema. Tienen además un efecto antibacteriano frente a bacterias como la Salmonella spp. Al mismo tiempo los hongos proporcionan un alto valor nutricional, en especial de vitaminas del grupo B y la fibra prebiótica, al igual que en los pollos.

En el marco del proyecto, Hifas Vet ya han obtenido los núcleos a base de hongos que participarán en el estudio y en las siguientes fases se testará su respuesta frente a patógenos como E. coli y ampylobacter. “Por el momento, todas las muestras de hongos muestreados han demostrado capacidad inmunomoduladora. Los hongos incrementan la expresión de citoquinas proinflamatorias hasta 50-100 veces en el plano basal y los disminuyen en el inflamatorio”, concreta Paloma López, veterinaria de Hifas Vet, involucrada en el desarrollo del proyecto.

Fabricarán un pienso a base de microalgas, otro con hongos y otro combinando ambos ingredientes

Una vez desarrollados compuestos a base de algas y hongos estudiarán sus beneficios en las granjas. Tienen previsto realizar un pienso a base de microalgas, otro a base de hongos y otro combinando ambos. Además, de cada uno de los dos tipos de piensos pretenden preparar 3 variedades. “Uvesa se encargará de diseñar y validar los productos desarrollados tantos con microalgas como con hongos por parte de Hifas Vet y Neoalgae en granjas para valorar el efecto desde un punto de vista epidemiológico, sanitario y productivo”, apunta la veterinaria Elena Molinero, de la firma Uvesa.

La fase final del proyecto incluye el estudio de los efectos en la granja, para poder cuantificar los beneficios que proporciona el consumo de estos ingredientes en los piensos para la salud de los animales.

Miembros del proyecto y financiación

El grupo operativo Micoalga-Feed está integrado por un equipo multidisciplinar y de carácter supra autonómico integrado por 12 entidades. Además de las 4 entidades solicitantes (Feuga, Hifas Vet, Neoalgae y Uvesa), también participan en el proyecto el Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Cataluña (Irta) y el Instituto Tecnológico de la Alimentación, situado en Valencia, así como las Universidades de Vigo y Oviedo.

El proyecto cuenta con la colaboración de distintas entidades del sector como la Asociación Española de Ciencia Avícola (Aeca), la Fundación Española para el Desarrollo de la Nutrición Animal (Fedna), la Confederación Española de Fabricantes de Piensos Compuestos para Animales de Compañía (Cesfac) y la Asociación Interprofesional Española de Carne Avícola (Avianza). De este modo, en el proyecto participan entidades de Galicia, Asturias, Navarra, Cataluña y Valencia.

El proyecto tiene un presupuesto de 524.847,66 euros, de los que 505.519,66  euros son subvencionados por fondos europeos Feader (80%) y por el Ministerio de Agricultura (20%).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información