Mingón Holstein, nuevas instalaciones y relevo generacional en Asturias

Con tan sólo 20 años Lara González se encuentra al frente de una explotación de 170 cabezas en el ayuntamiento de Tineo que desde hace un año cuenta con una nave de última generación. Hablamos con esta joven que forma parte de una nueva hornada de ganaderas que pide paso en la comunidad vecina

Lara González xunto ao seu pai Javier nas novas instalacións

Lara González junto a su padre, Javier, en las nuevas instalaciones de la granja

Tineo rivaliza con Mazaricos y A Pastoriza por ser el ayuntamiento con más producción de leche de España. En los 54 kilómetros cuadrados de este municipio asturiano hay 337 explotaciones lecheras que suman 20.600 vacas y producen 107.000 litros de leche al año, el 20% de la producción total de la comunidad vecina, según los datos de la Sociedad Asturiana de Estudios Económicos e Industriales (Sadei) referidos al 2017.

Una de esas explotaciones con vocación de continuidad es Mingón Holstein Sociedad Cooperativa. Al frente está Lara González una joven de tan solo 20 años que, junto a su padre Javier y a su abuela María Jesús, decidió dar continuidad a la tradición familiar pero modernizando el sistema de producción de la ganadería.

Invirtieron 700.000 euros en una nave estilo invernadero de 70×40 metros, dos robots, lechería, balsa de purín y dos camiones de vacas recién paridas de Francia

Ubicada en Sabadel de Troncedo, cuenta desde hace un año con unas nuevas instalaciones punteras donde prima la automatización y el confort de las vacas. Invirtieron 700.000 euros e hicieron todo de nuevo (una nave de 70 metros de largo por 42 de ancho, dos robots de ordeño, lechería con un tanque de 15.000 litros y balsa de purín cubierta) porque la cuadra vieja, situada en Anzas, a un kilómetro de la actual, no daba más de sí, era incómoda y no les permitía seguir ampliando.

«Teníamos 70 vacas en ordeño amarradas y unas 150 cabezas en total contando secas y recría», explica Lara. «Subimos para aquí, para la nave nueva, el 20 de diciembre de 2018 con las 70 vacas en ordeño que teníamos y el 27 y el 29 de diciembre llegaron dos camiones con vacas de Francia, con 36 animales cada uno», añade.

Hace un año pasaron de una cuadra con 70 vacas amarradas a una nave de última generación con capacidad para 190 animales

En la actualidad cuentan con 170 cabezas en las nuevas instalaciones, contanto los 140 animales que tienen en producción, las vacas secas y alguna novilla próxima al parto. La capacidad total de la nueva nave les permitiría meter 190 animales y aunque inicialmente pusieron solo dos robots de ordeño, el diseño quedó preparado para poder incorporar otro. «Podríamos poner un tercer robot, ya dejamos preparado el sitio para él, solo tendríamos que sacar a las vacas secas, que por ahora ocupan ese sitio», explica.

Volver a comprar vacas para seguir creciendo

Foto aérea das novas instalacións en Sabadel de Troncedo

Foto aérea de las nuevas instalaciones en Sabadel de Troncedo

Hace un año, con las instalaciones finalizadas y sin ganado suficiente para ocuparlas, esta ganadería optó por comprar animales para aumentar el número de cabezas. Trajeron 72 vacas recién paridas de Francia a un precio de 1.800 euros cada una. «Nos lo recomendó el veterinario, fue él el que gestionó la compra. El precio era el mismo que el que había por aquí», aclara Lara. «Nos funcionó muy bien lo de comprar las vacas, si quisiéramos seguir creciendo volveríamos a repetir ese sistema», añade.

Para aumentar el número de animiales tendrían que instalar el tercer robot, pero eso no entra en sus planes a corto plazo, por lo que en este momento únicamente pretenden cubrir las necesidades de reemplazo de la granja mediante la recría. «Como no tenemos intención de crecer a corto plazo y la mitad de los animales, los que compramos, están pariendo por segunda vez, lo que hacemos es poner sexado a todas las novillas y semen de carne azul belga a todas las vacas», explica Javier.

Fai un ano mercaron 72 vacas recén paridas en Francia

Hace un año compraron 72 vacas recién paridas en Francia

Aquellas vacas traídas de Francia «empreñaron muy bien», destaca Lara, por lo que están volviendo a parir todas desde el mes pasado. «Las terneras y terneros pequeños son cosa de mi abuela. Las tenemos en boxes en la cuadra vieja. Con los 36 nacimientos de noviembre se tiraba de los pelos», bromea. A partir del destete la recría pasa a una nave próxima que tienen alquilada.

Pasar del circuito directamente al robot

Lara, diante dun dos dous robots que instalaron

Lara, delante de uno de los dos robots que instalaron

Mingón Holstein pasó directamente del circuito que empleaban para ordeñar en el establo viejo, donde las vacas estaban atadas, al robot sin el paso intermedio por la sala de ordeño. Esto hizo que la transición para las vacas fuera más traumática. «Al principio la adaptación fue difícil porque empezamos de golpe con 140 vacas en dos robots y nuestras vacas venían de estar amarradas y no estaban acostumbradas a moverse por el establo e ir a ordeñarse ni siquiera la una sala», explica Javier.

Antes tardaban 3 horas en ordeñar con un circuito de 7 puntos y repartían la ración de alimentación que hacían en el carro mezclador a carretillas y paladas por el pesebre

«Antes ordeñábamos unas 70 cabezas y tardábamos 3 horas. Ordeñaba una persona sola con un circuito con 7 puntos con retiradores. Ahora con menos trabajo atendemos el doble de vacas. El cambio fue grande también para nosotros, porque aquí hay más que controlar pero menos trabajo físico», asegura. Y ponen un ejemplo revelador: «en la cuadra vieja la mezcla para la alimentación la hacíamos en el carro pero después íbamos vaciando el carro en la carretilla y repartiéndolo a paladas por el pesebre, eso era para morir», afirma.

510 toneladas de maíz comprado en Galicia

Un dos silos que fixeron cos 26 tráilers de millo que levaron desde Meira

Uno de los silos que hicieron con los 26 tráilers de maíz que llevaron desde Meira

Ahora alimentar el ganado es un trabajo cómodo y sencillo, que hacen con su propio carro mezclador. La ración de producción lleva 24 kilos de silo de maíz, 5 de silo de raigrás y 7,5 kilos de concentrado, que se añade al punteo del robot. «Comen 6 kilos de pienso de promedio por animal en el robot», aclara Javier. La ración de las secas incluye 14 kilos de silo de raigrás, 4 de paja y 3 de pienso.

La explotación la atienden sus tres titulares (Lara, su padre y su abuela) más un empleado que han contratado y los trabajos agrícolas los encargan a una empresa de servicios. Disponen de una superficie de unas 70 hectáreas, de las que hasta ahora echaban 23 a maíz. «El año que viene queremos echar más porque comprarlo es muy caro, ya no solo por el coste del maíz, sino por el transporte hasta la explotación, porque viene recién cortado y traes mucho agua», argumentan.

Pretenden aumentar el próximo año la superficie que siembran de maíz, que este año fue de 23 hectáreas, para no depender tanto de tener que comprarlo

En la zona de Tineo la carga ganadera es importante y no es fácil encontrar superficie disponible. «Por aquí hay muchas explotaciones y para aumentar tierra es complicado y tampoco hay mucho maíz, se acostumbra comprar y viene de León casi siempre», explica Javier. Este año ellos lo compraron en Galicia, concretamente en la zona de Meira. «Trajimos 26 camiones en total, 510 toneladas de maíz listo para ensilar en la explotación que era transportado directamente desde la finca a medida que a cosechadora lo iba cortando y picando», indica.

Compost para las camas

Balsa de purín cuberta da explotación

Balsa de purín cubierta de la explotación

El maíz comprado en Meira no es la única relación de esta ganadería con la comunidad vecina. El sistema de nave que construyeron también fue una influencia gallega. «Las instalaciones las copiamos de As Pandas, en Vilalba. Nada más las vi allí dije yo también quiero esto», reconoce Lara.

La nueva nave es «muy funcional», dice, y solo lleva cemento en el suelo, por lo que «este sistema de construcción metálica en forma de invernadero es más barato que el otro, el tradicional con pórticos de hormigón, y a nivel de ventilación funciona muy bien, porque las cubiertas del medio se abren para arriba para ventilar en verano», explica.

«Hicimos una prueba poniendo la mitad de los cubículos con arena y la otra mitad con compost y las vacas iban todas a acostarse al compost»

En los cubículos están empleando en este momento arena. «Gastamos dos camiones de arena al mes», detalla Lara. «Durante este año que llevamos aquí probamos con un montón de cosas, por ejemplo con carbonato y serrín y con carbonato, serrín y paja. El problema del carbonato es que nosotros queremos tener los cubículos llenos y el carbonato lo sacan todo de las camas las vacas, la arena también, pero por lo menos es más barata», justifica.

As camas da gandería son actualmente de area

Las camas de la ganadería son ahora de arena

A medio plazo han pensado pasarse al compost. «Probamos con un separador de purín que nos prestó el distribuidor y pusimos la mitad de los cubículos con arena y la otra mitad con compost para ver el resultado y las vacas iban todas a acostarse al compost, no hay mejor prueba», asegura Lara. «El problema que tenemos además para la arena es que tenemos balsa para el purín. ¿Y cómo sacas la arena de ahí? Si tuviésemos pozo aún podríamos seguir con la arena», añade.

Socios de Central Lechera Asturiana

Teñen 140 vacas en produción

Tienen 140 vacas en producción

Esta explotación de Tineo produce en la actualidad 37,5 litros de media por vaca llegando a un promedio de 2,9 ordeños diarios en los dos robots que tienen instalados y que están al 100% de su capacidad, con 140 vacas repartidas en dos lotes.

La ganadería es socia de Central Lechera Asturiana, a quién entregan la leche. «No nos pusieron ningún problema para aumentar la producción», asegura Lara. Cobran la leche a 36 céntimos más calidades y están en niveles de 3,80% de grasa y 3,35% de proteína.

«A partir de ahora la ración será la misma todo el año y queremos tener maíz de sobra nosotros para no tener que comprarlo. Hasta ahora íbamos cambiando la ración para adaptarnos al forraje que teníamos, pero ahora con el maíz pienso que mejoraremos en calidades de leche también», considera Javier.

Ganaderas Asturianas, un colectivo muy activo formado por un centenar de mujeres titulares de explotaciones

Lara na viaxe organizada en setembro por Gandeiras Asturianas a Suiza

Lara en el viaje organizado en septiembre por Ganaderas Asturianas a Suiza

Lara tiene hoy 20 años y se incorporó a la explotación familiar con solo 18. «No lo tuve que pensar mucho, era lo que me gustaba», afirma. Forma parte de una nueva generación de chicas que, rompiendo un nuevo techo de cristal en materia de igualdad, están asumiendo responsabilidades en muchas explotaciones agroganaderas asturianas.

Según los datos oficiales del Sadei, de las 16.000 explotaciones ganaderas que hay en Asturias, la titularidad de las granjas en la comunidad se reparte casi a partes iguales entre hombres (47,5%) y mujeres (46,5%). El resto serían sociedades.

Más de un centenar de estas mujeres titulares de explotaciones forman parte del colectivo Ganaderas Asturianas, que llevan año y medio funcionando a través de una página de facebook muy activa y de un grupo de whatsapp, en el que comparten sus experiencias del día a día y sus problemas pero en el que también se dan apoyo mutuo y organizan actividades de ocio en conjunto.

Pretenden constituirse legalmente como asociación para poder impartir cursos y recibir formación

«En el mes de septiembre nos fuimos tres días a Suiza, a Charmey, donde tiene lugar una feria ganadera cuando bajan las vacas de los Alpes y hacen un desfile de ganado en el que les ponen flores y chuecas a las vacas en la cabeza. Fueron 21 horas en autobús para ir, un día allí y otro para volver, pero mereció la pena. Nos animamos a ir 65 ganaderas y ya estamos organizando el siguiente viaje en el mes de febrero a París para ir a la Feria Internacional de la Agricultura», cuenta Lara, muy implicada en el colectivo. «Este tipo de viajes son interesantes porque conoces otras experiencias. En esta zona de Suiza, por ejemplo, les pagan la leche a tres euros el litro. Yo flipé, si me pagasen a mí a ese precio cambiaba el cuento», asegura.

El centenar de mujeres que forman parte de Ganaderas Asturianas, de todas las edades, son titulares de explotaciones por toda Asturias, con ganado vacuno de leche y de carne de forma mayoritaria pero también con explotaciones de ovino y de caprino. «Ahora nos vamos a constituir como una asociación legalizada para poder impartir cursos y recibir formación», cuenta Lara.

«Solo pedimos que se nos valore más a los ganaderos y ganaderas, que se dé más visibilidad a lo que hacemos y que se nos pongan menos trabas», reclama Lara

Hacen una labor de concienciación importante, están orgullosas de su trabajo y reivindican mayores apoyos. «Hoy en día se nos requiere mucho para todo y se nos exige mucho para el poco valor y visibilidad que se nos da a los que nos dedicamos a este sector. Las Administraciones públicas y las personas que no están vinculadas al medio rural no se dan cuenta de que las ganaderías somos un sector económico que da de comer a mucha gente. No dejamos de ser una empresa más y solo pedimos que se nos valore más a los ganaderos y ganaderas, que se dé más visibilidad a lo que hacemos y que se nos pongan menos trabas», reclama.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información