«Naturleite seguirá aumentando la recogida de leche en Galicia y prevemos llegar este año a los 125 millones de litros»

Antonio Larrea Morales, natural de Córdoba, es desde hace dos años director de Naturleite y dirige la fábrica de Meira donde se envasa leche de la marca Hacendado para la cadena Mercadona. Hablamos con él para conocer la actividad actual de la planta y los planes de futuro del proyecto en Galicia

Naturleite Antonio Larrea (Meira)

Antonio Larrea, en su despacho con toda la gama de productos que envasan en Meira

Hace dos años, en enero de 2019, la cooperativa andaluza Covap (Cooperativa del Valle de Los Pedroches) aterrizaba en Galicia con la adquisición a la portuguesa Lactogal de su factoría de Meira (una fábrica que había pertenecido en sus orígenes a Vega de Oro y posteriormente a Leche Celta). Arrancaba así el proyecto de Naturleite.

Antonio Larrea Morales es su director general. Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales y con formación en Dirección Financiera e Internacionalización, ocupó desde 2013 a 2019 distintos puestos de dirección en Covap, la cooperativa andaluza propietaria de Naturleite, hasta que la adquisición de la planta gallega le trajo a Meira.

Casado y con tres hijos, Antonio sigue con un pie en su Córdoba natal, donde está su familia, y con otro en Galicia. Lo mismo le ocurre a la empresa que dirige, pues aunque el accionariado de Naturleite pertenece al 100% a Covap, su gestión es autónoma e independiente y tiene lugar desde Galicia. «El domicilio fiscal está aquí y los impuestos se pagan aquí», destaca.

– ¿Por qué una cooperativa como Covap toma la decisión de instalarse en Galicia?
– Cuando en 2018 iniciamos las conversaciones para poner en marcha este proyecto con la adquisición de la planta de Meira lo hicimos aunando dos criterios claves: oportunidad y confianza. Teníamos la oportunidad de aportar valor con una iniciativa empresarial nueva que garantizaba la continuidad de todos los puestos de trabajo, así como la actividad de la fábrica y las relaciones con sus proveedores. Y la confianza de hacerlo de la mano y en colaboración con Mercadona y bajo la marca Hacendado, apostando por la calidad de una materia prima exclusivamente gallega.

– En enero de 2019 empezabais ya a operar la planta de Meira. ¿Cuál es el balance que haces de estos dos años?
– Efectivamente, en enero de 2019 se concretaba el acuerdo. Y en apenas dos años hemos demostrado que la operación tenía sentido y que aportaba y aporta valor a todos los eslabones. No hemos parado de crecer y consolidar Naturleite desde entonces, con todo lo que ello implica: mantenimiento y creación de empleo directo e indirecto, inversiones para fortalecer la competitividad, apoyo a los ganaderos de la zona y productos con una materia prima gallega de altísima calidad, envasados en Galicia para una de las empresas líderes de la distribución, lo que sin duda supone un hito importante para nuestra fábrica.

Cerramos el año 2020 con una producción de 110 millones de litros de leche y nuestra previsión es alcanzar los 125 millones durante este ejercicio, un 30% más que cuando empezamos

– ¿Se han cumplido entonces los objetivos que os habías marcado cuando llegasteis a Galicia?
– La mayor parte de los objetivos principales se han ido cumpliendo, como pone de manifiesto el hecho de que durante estos poco más de dos años hayamos logrado incrementar nuestra actividad de una manera sostenida y sostenible. Si bien, aún nos queda mucho por hacer y hay numerosos retos a los que como compañía nos estamos enfrentando. Por ejemplo, la diversificación, con la entrada de productos innovadores; o la apuesta constante por la optimización de recursos, que en una industria como la nuestra es un factor clave de competitividad.

Uno de nuestros retos es la diversificación, con la entrada de produtos innovadores, proyectando nuevas referencias de valor añadido que aporten mejores márgenes a la industria y a nuestros productores

– ¿Cuál era la producción en Meira cuando vosotros llegasteis y cuál es en estos momentos? ¿Trabajáis ya al 100% de la capacidad de la planta o podríais aumentar las cifras actuales?
– Cerramos el año 2020 con una producción de 110 millones de litros de leche y nuestra previsión es alcanzar los 125 millones de litros durante este ejercicio, cifra que supone un incremento del 30% respecto a 2018, año previo a nuestra llegada. Nuestro objetivo, no obstante, es consolidar estas cifras y seguir creciendo, pues con una capacidad productiva de 150 millones de litros al año aún tenemos margen. Pero paso a paso y sin despistarnos de nuestro objetivo principal: abastecer a Mercadona de un producto 100% gallego y de altísima calidad.

La planta tiene una capacidad productiva de 150 millones de litros al año; aún tenemos margen para seguir creciendo

– Habéis hecho una serie de mejoras importantes en las instalaciones de la fábrica en estos dos años. ¿En qué han consistido?
– Cuando llegamos ya anunciamos que teníamos previsto realizar importantes inversiones porque, como he dicho, siempre apostamos por aportar valor y por hacerlo a medio y largo plazo. Para ello era necesario acometer un programa de inversión que, durante estos dos años, ha superado los 20 millones de euros. Gracias a este esfuerzo hemos incorporado mejoras fabriles, optimizado los procesos, introducido nuevas tecnologías que nos han permitido ampliar la familia de productos, modernizado las líneas de envasado. En definitiva, hemos invertido para ser más competitivos, adaptando nuestras capacidades a las oportunidades que el mercado nos ha brindado.

Era necesario acometer un programa de inversión que, durante estos dos años, ha superado los 20 millones de euros

– ¿Tenéis programada alguna otra inversión en la planta?
– Claro: el esfuerzo inversor de Naturleite es recurrente. Si bien, lo más importante ya lo hemos acometido y ahora la prioridad es rentabilizarlo y aprovechar el cien por cien de nuestro potencial. Por tanto, nuestros esfuerzos se centrarán en los próximos meses en aprovechar al máximo nuestras capacidades para ser aún más eficientes. E invertiremos, aunque en menor medida, en mejoras menores, pero de retorno más inmediato.

En una industria como la nuestra la optimización de recursos es un factor clave de competitividad

– ¿Qué planes tenéis de cara a los próximos años?
– Seguir creciendo a través de nuestra apuesta por la calidad, que es la que nos ha de permitir mantener la confianza de los consumidores en nuestros productos. Queremos seguir liderando iniciativas que fortalezcan a nuestro sector, en su conjunto, y que, además, nos permitan diferenciarnos. Y, lógicamente, vamos a seguir enfocando cada paso que demos hacia el cliente, ofreciendo productos que den respuesta a sus necesidades; proyectando nuevas referencias de valor añadido que aporten mejores márgenes a la industria y a nuestros productores.

Vamos a seguir enfocando cada paso que demos hacia el cliente, ofreciendo productos que den respuesta a sus necesidades

– ¿Tenéis previsto seguir aumentando vuestra implantación en la comunidad?
– Como he dicho, Naturleite quiere seguir creciendo sostenida y sosteniblemente. Y esto es importante, porque lo que proyectamos cuando empezamos, en 2019, era un crecimiento paulatino y una apuesta por el largo plazo. Durante estos dos años, lo hemos conseguido: hemos crecido y han crecido también nuestros proveedores ganaderos y colaboradores, logrando, entre todos, impulsar económicamente nuestro entorno. Este es el camino que elegimos y por el que queremos seguir, eso sí, paso a paso; sin prisas. Es para lo que nos hemos preparado.

Naturleite es mucho más sólida hoy que cuando se creó, lo que se ha de traducir en un crecimiento en Galicia a medio y largo plazo

Naturleite es mucho más sólida que cuando se creó: dispone de unas instalaciones, tras las inversiones realizadas, mucho más eficientes y productivas; cuenta con una oferta de productos más amplia; ha consolidado a una red de proveedores locales que comparten su apuesta por la calidad; y tiene una plantilla de 90 personas que están totalmente alineadas y comprometidas con nuestro proyecto. Es decir, disponemos de los ingredientes necesarios para seguir contando con la confianza de los consumidores, lo que se ha de traducir, si sabemos gestionar todos estos activos, en un crecimiento en Galicia a medio y largo plazo.

Nueva línea para leche fresca pasteurizada. La planta tiene capacidad para procesar 24.000 litros hora de leche en 4 líneas de envasado

Naturleite tiene capacidad para procesar 24.000 litros a la hora en 4 líneas de envasado, entre ellas leche fresca

– Además de la leche UHT, la sin lactosa y la fresca pasteurizada ¿elaboráis en la actualidad en Meira algún otro producto o tenéis previsto ampliar ese catálogo con alguna otra referencia?
– De momento trabajamos para consolidar y mejorar los productos mencionados, que son los que actualmente elaboramos en Meira, aunque no descartamos a medio plazo aprovechar oportunidades y ampliar nuestra actividad con otros nuevos.

– ¿Es la leche fresca pasteurizada una de las bases del proyecto de Naturleite? ¿Cuál es la producción actual y las perspectivas de crecimiento?
– Aún es pronto para valorarlo. Es un producto que acabamos de incorporar a nuestra actividad y que, de momento, está obteniendo una acogida muy favorable en el mercado, con una producción mensual que ya supera el millón de litros. Y nuestro objetivo es seguir incrementando ese volumen en un mercado cuyo dinamismo es evidente.

La producción de leche fresca pasteurizada supera ya el millón de litros mensuales y nuestro objetivo es seguir incrementando ese volumen en un mercado cuyo dinamismo es evidente

– En estos momentos la leche fresca que se produce en Meira llega a buena parte de la Península y a Canarias. ¿Qué retos supone distribuir ese producto a estas distancias?
– La logística, en productos como la leche fresca, con una vida útil muy corta, es un factor clave. Pero un factor que no es nuevo y con el que nuestros procesos logísticos llevan años lidiando. Y por supuesto, garantizamos tanto la seguridad alimentaria como la calidad en nuestra leche fresca, asegurando la frescura y la cadena de frío, que más que un reto, es una responsabilidad que asumimos las dos partes del proceso, tanto Naturleite como Mercadona, y a la que siempre hemos dado respuesta.

– ¿Cómo ha afectado el coronavirus al consumo de leche y derivados en España? ¿Qué cambios o qué tendencias observáis?
– La pandemia ha demostrado que, en los momentos excepcionales y cruciales, lo que más se valora es lo rutinario, es decir: abastecimiento, seguridad alimentaria, calidad y compromiso con el territorio. Y en eso tuvimos que centrarnos inicialmente: en ser capaces de adaptarnos a una demanda de mercado que fue exponencial, sin restar un ápice de calidad en nuestros productos.

Para ello, cuando se inició el Estado de Alarma, en el mes de marzo del año pasado, en Meira adoptamos medidas extraordinarias para continuar produciendo a pleno rendimiento y dar cobertura a la demanda del mercado, lo que nos llevó a incrementar la producción un 53% durante los primeros siete días del Estado de Alarma, con un esfuerzo más que considerable no solo por parte de nuestra plantilla, que trabajaron con total disponibilidad y responsabilidad social, sino por parte de todos y cada uno de nuestros ganaderos proveedores, de los transportistas etc.

El principal cambio que introdujo la pandemia no fue tanto de consumo como de poner de manifiesto que nuestro sector es un sector estratégico

Ese fue el principal cambio que introdujo la pandemia. Y no fue ya tanto de consumo como de poner de manifiesto que nuestro sector es un sector estratégico que, además, ha sabido demostrar su compromiso y eficiencia. Porque es una realidad que la leche, los productos lácteos, no faltaron en los lineales. Y eso fue posible porque todos trabajamos con normalidad, y con un esfuerzo extraordinario, a pesar de la complejidad de una situación tan anómala como la que estábamos y aún estamos viviendo.

– ¿Consideráis que esos cambios son algo coyuntural y pasajero o que tendrán de algún modo continuidad tras la pandemia?
– El consumidor busca, en primer lugar, seguridad alimentaria y calidad en el producto. Pero además, tenemos que dar respuesta a un consumidor cada vez más responsable y mejor informado, que demanda productos más sostenibles medioambientalmente, que quiere conocer los procesos, las políticas de bienestar animal, la apuesta por la innovación, etc. De esta manera, estamos ante un mercado en el que todo cambia a mayor velocidad y en el que la inmediatez es un elemento añadido.

– Durante el 2020 hemos visto en dos ocasiones leche con marca Naturleite destinada al Banco de Alimentos y en Andalucía Covap elabora y comercializa productos lácteos con su propia marca. ¿Podríamos llegar a ver leche Naturleite o Covap en los lineales de los supermercados gallegos?
– Naturleite es un proyecto gallego que apuesta por la ganadería gallega y por poner en valor un producto gallego de calidad, pero nuestro camino natural es seguir vendiendo leche gallega bajo marca Hacendado.

Naturleite es un proyecto gallego que tiene grandes oportunidades para mejorar y seguir creciendo

– La Xunta ha aprobado recientemente su Estrategia de Dinamización del Sector Lácteo en la que uno de sus objetivos principales es incrementar la transformación en productos de mayor valor añadido. ¿Se plantea Naturleite hacer algún otro tipo de producto más allá de envasar leche?
– Por supuesto. Valoraremos cualquier oportunidad de crecimiento y en ello estamos, pero priorizando en estos momentos los productos actuales. En cualquier caso, respaldamos la estrategia de la Xunta, que plantea igualmente otros objetivos que nosotros, desde Naturleite, suscribimos al 100%. Cumplimos e impulsamos, por ejemplo, el hecho de que nuestros ganaderos son 100% gallegos y de que transformemos el 100% de su producto en Meira, en Galicia.

– Galicia sigue incrementando su producción láctea de manera importante desde el 2015, con un aumento del 4% el pasado año. ¿Existe capacidad de transformación y, sobre todo, de comercialización de esa producción?
– Está claro que sí. De los más de 2.800 millones de litros que se producen en Galicia, la mitad se transforman fuera de esta comunidad cuando la realidad es que Galicia tendría actualmente la capacidad industrial de asumir toda esa cantidad de leche que sale de sus fronteras. Y en cuanto a la comercialización, ¿no tenemos una balanza nacional productiva negativa? Pues lo que tenemos que hacer es fijar esa producción y comercialización al territorio.

La mitad de la leche que se produce en Galicia se transforma fuera, cuando la realidad es que la comunidad tendría actualmente capacidad industrial para asumir toda esa producción

– Otras empresas han iniciado el camino de la exportación a países como China o los países del norte de África. ¿Hay un mercado interesante para la leche gallega en esos países?
– Cualquier oportunidad de crecimiento rentable es interesante. Nosotros ya lo hemos comprobado, al iniciar también el año pasado exportaciones tanto a China como a países del norte de África. Y aunque nuestro negocio principal es, y seguirá siendo, el mercado español, para seguir creciendo estamos obligados como empresa a valorar todas las opciones existentes, por lo que seguiremos ampliando mercados en la medida de nuestras posibilidades.

«Me impresionan los excelentes ensilados que logran los ganaderos en Galicia»

Vista exterior de la planta de Naturleite, adquirida en 2018 a Lactogal, con capacidad para procesar 24.000 litros hora en 4 líneas de envasado

Vista exterior de la planta de Naturleite, adquirida en 2018 a Lactogal por la andaluza Covap

Antonio lleva sólo dos años en Galicia pero este andaluz empieza a considerarse «un gallego más», tanto, que ya casi se atreve con el idioma y, dice, empieza a saber lo que es la morriña cuando está fuera de Galicia.

– Cuando llegaste a Galicia, ¿qué fue lo que más te sorprendió del sector lácteo gallego?
– El importante peso que tiene en la economía y sociedad gallega, la transformación que ha sufrido en estos últimos años y, sin duda, el extraordinario potencial que aún tiene.

– ¿Cuál es la diferencia entre producir leche en Andalucía y en Galicia?
– El agua, y por lo tanto, la base alimentaria, me impresionan los excelentes ensilados que tienen los ganaderos. Hay magníficos profesionales ganaderos en Galicia y en Andalucía, pero la climatología genera la diferencia.

– ¿Cuál es el volumen actual de recogida y número de explotaciones de Naturleite? ¿Se ha incrementado con respecto a cuando llegasteis? ¿Tenéis intención de seguir creciendo en este sentido?
– Actualmente trabajamos con 118 ganaderías, que nos abastecen de 330.000 litros de leche diarios a nuestra planta. Este volumen supone un incremento del 30% desde el inicio de nuestra actividad, en enero de 2019, y confirma que el proyecto que iniciamos con la colaboración del sector primario gallego. De hecho, nuestro objetivo es seguir creciendo en paralelo con nuestros proveedores y seguir construyendo, junto a ellos, un sector lácteo más moderno y rentable para todos sus eslabones, trabajando para construir una cadena láctea sostenible para todos.

Queremos seguir construyendo, junto a nuestros proveedores, un sector lácteo más moderno y rentable para todos

– ¿Consideras que está funcionando bien la Ley de la Cadena en el caso del sector lácteo? ¿Hay una distribución justa de márgenes en los distintos eslabones?
– El problema de la Ley de la Cadena es, seguramente, que no ha aportado la claridad necesaria, aunque el espíritu de la ley tenga muy buenas intenciones. Pero quizás falte claridad en un sector en el que, como en cualquier otro, la transparencia y la estabilidad son dos pilares fundamentales.

Todos hemos de salir ganando porque si una de la partes pierde dinero, no hay nada que estabilizar. Si bien, la ecuación de la estabilidad pasa por despejar dos incógnitas: la primera, un precio razonable; y la segunda, una eficiencia productiva acorde al negocio. Pretender solucionar esta ecuación sin tener las dos variables en cuenta está fuera de toda lógica.

La Ley de la Cadena no ha aportado la claridad necesaria, aunque el espíritu de la ley tenga muy buenas intenciones

Y existe una evidencia clara: es el consumidor final quien tiene la última palabra, y demanda calidad al mejor precio posible. Por lo tanto, nuestra obligación es tratar de combinar unos buenos precios de venta con la eficiencia productiva y no socializar pérdidas, que es la destrucción del negocio a medio o largo plazo.

– Estamos en un momento de incremento importante de los costes de producción en el campo debido a la subida en los piensos y en las materias primas. ¿Debería subir también el precio que cobran los ganaderos por su leche?
– Nuestro ADN es ganadero y, por tanto, siempre buscamos el mejor precio al que podemos llegar. Además de practicarlo, nos volcamos en mejorar la rentabilidad de nuestros suministradores y en colaborar con ellos, lo que nos permite generar esas relaciones estables tan necesarias en nuestro sector. Pero bajo un compromiso conjunto, que es garantizar una calidad elevada.

Estamos valorando ofrecer el servicio de compra conjunta de pienso a nuestros ganaderos para sufrir lo menos posible las especulaciones del mercado

Somos conscientes de la dificultad de repercutir los incrementos de costes hacia adelante, por eso una forma de minimizar ese problema es concentrar la compra y evitar compras spot (compras con entrega inmediata a precio de mercado), para tener estabilidad y sufrir esas especulaciones lo menos posible. En Naturleite estamos valorando ofrecer ese servicio a nuestros ganaderos.

– Lo que hacéis en Meira es marca de distribución. Por parte de los ganaderos se acusa frecuentemente a las grandes cadenas de usar la leche como producto reclamo. ¿Tú crees que es así? ¿Hay alguna correlación entre marca blanca y precio bajo al ganadero?
– Naturleite hace un producto de calidad y bajo una marca, Hacendado. Invertimos, innovamos, contribuimos a transformar y modernizar el sector y apostamos por la rentabilidad en todos los eslabones. Esa es la realidad de Naturleite. En nuestro caso, no se trata de un producto reclamo.

En nuestro caso, la leche no es un producto reclamo

– Entiendo que una de las claves de las industrias de envasado de leche es estar cerca de los puntos de producción, ¿no sé si esta circunstancia es más importante si cabe al enfocar una de vuestras líneas de actividad a la leche fresca y si por eso os habéis fijado algún tipo de límite en cuanto al radio de kilómetros de recogida desde la factoría?
– Recogemos leche en el ámbito territorial de la provincia de Lugo, la incorporación de ganaderías de otras zonas de Galicia es una posibilidad que no descartamos, pero que va a depender de nuestro propio desarrollo y de las necesidades de materia prima que tengamos a medio y largo plazo. Efectivamente, la cercanía de los ganaderos a los puntos de producción es un factor relevante. Pero no el más relevante para Naturleite, cuya exigencia principal es la calidad.

Meira tiene una ventaja estratégica, pues está ubicada en una de las zonas más productoras de leche de España, lo que nos permite recoger leche de la calidad que exigimos en un reducido radio de kilómetros

Y Meira tiene una ventaja estratégica en este sentido, pues está ubicada en una de las zonas más productoras de leche de España, lo que nos permite dar respuesta a los dos vectores anteriores: recoger leche en un reducido radio de kilómetros, recorriendo varios ayuntamientos de norte a sur de la provincia; y garantizar que el producto que recogemos tiene la calidad que exigimos. Así que, en este contexto, y con recogida diaria, la logística para la fabricación de nuestros productos, incluida la leche fresca, cumple sobradamente con los criterios que nos hemos marcado.

Zona de descarga de los camiones que recogen la producción a las 118 ganaderías proveedoras de Naturleite en la provincia de Lugo

Descarga de los camiones que recogen en las 118 ganaderías de Naturleite en la provincia de Lugo

– ¿Cuál es el perfil de vuestros ganaderos proveedores?
– Para Naturleite lo principal es el compromiso de los ganaderos que forman parte de nuestro proyecto. Hay que tener en cuenta que nosotros somos también ganaderos en origen, de manera que entendemos perfectamente el contexto y los retos a los que se enfrentan. Nuestro modelo está basado en una relación estrecha con ellos que no se ciñe exclusivamente al pago de un precio justo, sino que va mucho más allá compartiendo nuestro conocimiento del sector, fruto de décadas de trabajo, para mejorar su rentabilidad y productividad, sobre la base de una colaboración e implicación muy estrechas. Porque estamos convencidos de que Naturleite no puede tener futuro si no lo tienen sus ganaderos proveedores. Y ese es el compromiso conjunto al que me refería: ser capaces, entre todos, de transformar y modernizar el sector lácteo por medio de la calidad, eficiencia y sostenibilidad.

Nosotros somos una industria atípica, porque también somos ganaderos en origen, por lo que nuestro modelo está basado en una relación estrecha que no se ciñe exclusivamente al pago de un precio justo sino a compartir nuestro conocimiento con ellos

– Una de las primeras decisiones de Naturleite fue la de suprimir la prima por cantidad, algo habitual en otras empresas ¿A qué se debe?
– Se debe a nuestro modelo de relación, cuyas características son diferenciales respecto a la industria láctea convencional. Y dentro de nuestro modelo, a la responsabilidad que tenemos, tanto hacia nuestro cliente, como hacia el consumidor final, de ofrecer productos con una seguridad alimentaria garantizada y de una calidad muy elevada. Y eso es lo que hacemos en Naturleite, valorar la calidad de la leche por encima de cualquier otro criterio, incluido el de la cantidad. Por eso, porque lo que perseguimos es la excelencia, todos y cada uno de los litros que recogemos diariamente han de cumplir con los criterios establecidos.

– Insistís en que vuestra apuesta es por la calidad y habéis exigido también a vuestros ganaderos mayores niveles en este sentido. Teniendo en cuenta que vuestra actividad se centra en el envasado de leche líquida, ¿qué aspectos cobran mayor relevancia para Naturleite: los porcentajes de sólidos o los parámetros higiénico-sanitarios?
– Calidad, calidad y calidad. Esa en nuestra apuesta y, con esa premisa, establecemos una serie de condiciones en el contrato. Y trabajamos con ganaderos proveedores que las aceptan porque nos conocen y están totalmente involucrados en nuestro proyecto, dado que comparten nuestros criterios y saben, como nosotros, que más allá de los nuevos productos que podamos introducir en el mercado, la mejor forma de diferenciarse con la producción y venta de una commodity como la leche es por medio de la calidad. En este sentido, y respecto a la calidad de la leche, los parámetros higiénico-sanitarios y los porcentajes de sólidos van de la mano: solo se pueden obtener sólidos de calidad de la mejor leche.

– A nivel de granja, contáis con un programa de asesoramiento técnico para ayudar a los ganaderos a mejorar la calidad de la leche. ¿En qué consiste y cuántos ganaderos participan?
– Nuestra propuesta de negocio está basada en el crecimiento conjunto y en la optimización de los recursos por medio de la colaboración constante. Para ello, asumimos un importante intercambio de conocimientos entre cuantos formamos parte de la cadena, lo que se traduce, por parte del departamento de Campo de Naturleite, en una asesoría constante a los proveedores que lo necesitan. Igualmente, contamos con la colaboración de veterinarios y de otros servicios técnicos de la zona, que nos apoyan y trabajan directamente en las granjas y han jugado un papel importantísimo en este trabajo en equipo. En total, hablamos de un proyecto en el que participan muchos proveedores que, como nosotros, han crecido durante estos dos años gracias a la mejora de la calidad de su materia prima, que es el mejor ejemplo de los resultados obtenidos.

– Buscáis la calidad también en el transporte. Naturleite ha implementado también un sistema para controlar la temperatura en los tanques de los camiones. ¿Cómo funciona?
– En Naturleite apostamos por la trazabilidad de la calidad, lo que implica poder garantizarla desde el origen hasta la mesa del consumidor final. Esto obliga a poner en marcha medidas de control en todo el proceso. Una de ellas es la vigilancia constante de temperatura de la leche, que es uno de los puntos críticos que controlamos en tiempo real.

La temperatura de la leche es uno de los puntos críticos que controlamos en tiempo real durante el transporte desde la granja hasta la planta

– Otro de los puntos en los que ponéis el énfasis en vuestras granjas tiene que ver con el bienestar animal. ¿Es una cuestión más de marketing comercial, porque así lo demanda el consumidor, o porque está relacionado también con otros aspectos productivos y de calidad de producto?
– Es una cuestión de compromiso y de transparencia que nada tiene que ver con el marketing comercial y sí con dar respuestas a preocupaciones reales de los consumidores. Y que tienen todo el sentido porque en la sociedad actual no podemos dar la espalda a esta realidad cuando, por otra parte, además está constatado que el bienestar animal promueve la mejora continua en la producción y repercute positivamente en la eficiencia.

– Habéis establecido una prima específica por este concepto, ¿se puede cuantificar numéricamente de manera objetiva algo como el bienestar animal?
– Como digo, el bienestar animal es un compromiso real, que desde Naturleite hemos abordado por medio del protocolo Welfare Quality. Este protocolo de certificación y evaluación del bienestar animal es un documento de consenso científico diseñado por varios equipos de investigación de toda Europa especializados en esta materia, después de más de 15 años de trabajo. Está basado en una auditoría en la que, auditores acreditados e independientes, evalúan una serie de indicadores específicos de los animales. El resultado de esta auditoría clasifica a las granjas en función de un baremo establecido por el propio sistema Welfare Quality, por lo que la objetividad está garantizada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información