O SLG valora llevar a cabo acciones de protesta en demanda de unos precios justos para la leche

Denuncia que los precios en origen están en Galicia 2,5 céntimos por debajo de los costes de producción y que la nueva PAC ahonda en más exigencias y burocracia para los ganaderos

Acción de protesta do SLG polos baixos prezos do leite no ano 2015

Acción de protesta del SLG por los bajos precios de la leche en el año 2015

Este jueves 28 de octubre el Sindicato Labrego Galego convoca al sector lácteo gallego en Lugo para poner en común los problemas que está viviendo y decidir qué acciones llevar a cabo. Este encuentro, bajo el lema-denuncia Ni PRECIOS ni PAC, tendrá lugar de 11 a 14 horas en el Salón de Actos de la Casa Sindical de Lugo.

«No nos pagan la leche como en el resto del Estado ni se prevé una mejora en los próximos meses. A pesar de que algunas industrias hayan anunciado subidas, en la mayoría de los casos son insuficientes. En otros, precisamente los que por volumen de recogida pesan en el Observatorio Lácteo y en los contratos que lo toman de referencia, no piensan mover los precios», denuncia el SLG.

317 granjas desaparecieron en Galicia entre agosto del 2020 y agosto del 2021

«La grand distribución cuando le da la gana sigue empleando la leche como producto reclamo vulnerando el acuerdo lácteo y ahora comienza a hacer campaña intentando justificar un nuevo aumento de precios a los consumidores argumentando que tienen que pagarle más a las personas que producen», se queja el SLG.

Los precios más bajos del Estado

Sin embargo, la realidad es otra. Según los datos oficiales FEGA, en enero de 2021 el precio medio estatal fueron 0,34 euros por litro mientras en Galicia se situó en 0,33 €/ l y en agosto el precio medio estatal fueron 0,338 euros por litro mientras en Galicia fue de 0,327 €/ l. «Es de destacar que la inmensa mayoría de las granjas se sitúan en realidad por debajo de esas referencias», asegura el Sindicato Labrego.

Los costes de producción medios fueron valorados en el mes de julio, sin tener en cuenta a subida producida desde entonces, en 0,3565 €/ l por el Observatorio de la Cadena Alimentaria del Ministerio de Agricultura

El alza generalizada de los costes de producción está también afectando directamente al sector lechero. «Las granjas de leche gallegas pierden 10 millones de euros cada año por no cubrir costes de producción», calcula el SLG. Y se prevé que esta situación empeore significativamente a partir de enero del año 2022, cuando vuelva a ser estipulado el precio de insumos que se negocian anualmente, como los cereales o, en algunos casos, la electricidad.

Otoño caliente de protestas

«Desde el Sindicato Labrego Galego llevamos meses denunciando esta situación que está ahogando al sector lechero gallego pero ni la Consellería ni el Ministerio están queriendo escuchar», denuncia el SLG, que ahora valora realizar acciones de protesta.

El sector lácteo gallego lleva meses demandando medidas frente a los dos graves problemas de fondo que se mantienen presentes como amenaza a su viabilidad: el bajo precio de la leche y los altos costes de producción. Otros sindicatos y asociaciones, como Agromuralla o UUAA, ya anunciaron también acciones de protesta para el próximo 4 y 11 de noviembre respectivamente, por lo que se espera un otoño caliente en el campo gallego.

Una PAC que «ignora» a Galicia

Según datos de agosto, de las 11.687 personas productoras de leche que sobreviven en el Estado español, 6.540 son gallegas (la siguiente comunidad autónoma es Asturias, con 1.476). Es decir, el 56% de los productores y productoras de leche de todo el Estado están en Galicia. «Producimos el 40,81% de la leche a nivel estatal, sin embargo las propuestas para la Política Agraria Común 2023 que están negociando la Consellería de Medio Rural y el Ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación son un absoluto despropósito y un desprecio para el sector lácteo gallego», denuncia el SLG.

Las líneas presentadas por el Ministerio ahondan en las injusticias ya presentes en la PAC actual, al tiempo que incorpora más exigencias, burocracia y costes

«Lo vemos en el proyecto de decreto de purines, en el proyecto de regulación del bovino, en la medición de las emisiones… Nada se ajusta a nuestra realidad. Las líneas presentadas por el Ministerio ahondan en las injusticias ya presentes en la PAC actual, al tiempo que incorpora más exigencias, burocracia y costes. De seguir por este camino, esta nueva reforma nos dejará, nuevamente, entre las comunidades con los pagos más pequeños por persona activa agraria y con el mayor número de personas agricultoras a título principal que no cobran PAC», vaticina el Sindicato Labrego. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información