Once claves para mejorar la genética en una ganadería de vacuno de leche

Resumen del seminario práctico sobre "Incremento de la rentabilidad de las explotaciones lecheras mediante la mejora genética" que se celebró esta semana en el Centro de Investigaciones Agrarias de Mabegondo (CIAM). Conocer el rebaño del que se parte y el objetivo que se persigue, claves para realizar los acoplamientos

Once claves para mejorar la genética en una ganadería de vacuno de leche

La mejora genética incrementa la rentabilidad de una ganadería

¿Son mejores los toros de Estados Unidos o de Canadá que los de España para mejorar la genética de un rebaño de vacuno de leche?, ¿Cómo elegir correctamente un toro en un programa de acoplamiento? ¿El toro con más ICO y el más caro es el mejor para mi rebaño?, ¿Qué caracteres del ICO son más heredables?, ¿Qué fiabilidad tienen los toros genómicos?

Estas y otras preguntas las formulan muchos ganaderos de vacuno de leche a la hora de elegir los toros para inseminar su rebaño. En un mercado, como es el de la genética de vacuno de leche, dominado por grandes multinacionales son muchas las presiones comerciales que se realizan sobre los productores para que gasten cada vez más dinero en los toros números 1.

Es por tanto necesario que el ganadero reciba información contrastada e independiente para tomar buenas decisiones a la hora de realizar los acoplamientos. Con este objetivo, el Centro de Investigaciones Agrarias de Mabegondo (CIAM) acogió este miércoles un seminario práctico sobre “Incremento de la rentabilidad de las explotaciones lecheras mediante la mejora genética”. El curso fue impartido por el director ejecutivo de Africor Lugo, Ramiro Fouz; por el jefe del área de Selección y de Mejora Genética del centro público Xenética Fontao, Alejandro Fernández, y por el director del CIAM, Manuel López Luaces.

Como norma general, para un programa de mejora genética es imprescindible definir el objetivo de mejora o caracteres a mejorar para centrar en ellos la selección y mejorar así la rentabilidad de la ganadería.

He aquí once claves que expusieron a la hora de mejorar la genética de los rebaños de vacuno de leche en base a los acoplamientos:

1 ¿Tienen la misma heredabilidad todos los caracteres en el índice ICO? 

No. Hay caracteres que tienen muy baja heredabilidad -transmisión de padres a hijas-, y que sin embargo están bastante valorados en el ICO.

Heredabilidad de los principales caracteres, según los datos de CONAFE de 2016:

CARACTERES

EJEMPLOS

HEREDABILIDAD

VALORES (escala de 0 a 1)

REPRODUTIVOS Y FUNCIONALES

-Días abIertos (0,043)

-Longevidad funcional (0,115)

-Velocidad de ordeño (0,11)

-Vista posterior de patas traseras (0,11)

-Ángulo podal (0,12)

-Incidencia de mamitis

-Retención de placenta

BAJA

0,05 a 0,15

PRODUCCIÓN

-Profundidad de ubre (0,30)

-Kilogramos de leche, grasa y proteína (0,28)

MEDIA ALTA

0,2 a 0,4

CALIDAD DE PRODUCTOS

-% de grasa (0,55)

-% de proteína (0,5)

ALTA

0,45 A 0,60

ESQUELÉTICOS Y ANOTÓMICOS

-Estatura (0,45)

-Conformación de la canal

MUY ALTA

Más de 0,50

Como se observa, los caracteres de reproducción y de salud (incidente de mamitis, días abiertos…etc) tienen muy baja heredabilidad del toro y de la vaca hacia sus hijas, influyendo más el ambiente de manejo. Esto nos orienta a pensar que la mejora genética que se obtendrá para dichos caracteres será más baja de la esperada.

También es necesario tener en cuenta a la hora de elegir los acoplamientos que hay caracteres en el ICO que están correlacionados; es decir, que están asociados, bien positiva o negativamente. Así, si seleccionamos para un carácter determinado, estaremos indirectamente, mejorando o empeorando (según el sentido de la correlación) otro carácter con el que exista una fuerte correlación. Un ejemplo de lo primero es que al aumentar el peso al nacimiento también aumenta la dificultad de parto, lo cual es una correlación desfavorable. Pero también puede ser una correlación negativa: así si seleccionamos para el carácter de producción de leche, nuestras vacas disminuirán su valor genético para días abiertos. La heredabilidad de los distintos caracteres varía según las razas y también según los países, siendo menor en los países con una población de vacas más homogénea.

2 ¿Son mejores los toros de otros países que los de España?

No necesariamente. Los índices genéticos están diseñados para la realidad del sistema productivo lácteo de cada país y la base genética también varía. Así, países en los que la leche se destina principalmente a la elaboración de quesos le dan más peso en sus índices genéticos a los kilos de proteína y de grasa, entre otros, llegando a penalizar, como en el caso de Nueva Zelanda, la cantidad de leche, mientras que otros, como España, en los que el 80% de la leche de vaca que se produce para envasar y venderla en líquido, le siguen dando prioridad en su índice genético, en este caso el ICO, a la producción, aunque con una importancia creciente de las calidades de la leche, y en general, de los caracteres funcionales en detrimento de los de producción y de tipo.

Esto hace que un toro que sea número 1 en Estados Unidos no lo sea en España. Es cierto que existen las pruebas de Interbull mediante el programa MACE, que intentan armonizar los índices genéticos de los distintos países para intentar ofrecer a los ganaderos un índice genético internacional, pero los expertos coinciden en advertir de que su fiabilidad no es elevada, debido la complejidad de la información que manejan.

Una de las claves de la mejora genética es que el ganadero debe realizar un bueo manejo para que el animal pueda expresar todo su potencial genético, comenzando por la recría, sino estaría desaprovechando la inversión.

3 ¿Es preferible tener un toro en la ganadería para los acoplamientos?

En ganaderías de vacuno de leche los expertos no lo aconsejan. En caso de tenerlo, se recomienda no criarlo de vacas de la ganadería, para evitar problemas de consanguinidad, y siempre seleccionado un toro de una línea genética diferente a las de las vacas del rebaño donde se va a emplear.

4 ¿Por que es tan importante tener en cuenta la consanguinidad?

Es uno de los grandes desafíos a los que se enfrenta la ganadería de vacuno de leche en los próximos años, ya que la genómica está provocando un mayor incremento en la consanguinidad de la raza Holstein al centrar la selección de los reproductores en machos con los mayores índices que proceden de unas pocas familias.

La consanguinidad o inbreeding es el apareamiento entre individuos que tienen ascendentes comunes. El principal inconveniente es que disminuye la variabilidad genética y reduce el progreso genético futuro. Pero sobre todo, incrementa la aparición de defectos y enfermedades genéticas debido a alelos recesivos que se expresan en homocigosis. Ejemplos comunes son la malformación vertebral, el pie de mula, la braquiespina o la aracnomelia, provocando a nivel general una reducción de la fertilidad.

En las pruebas genéticas se identifican a los toros -y a las vacas, si están genotipadas- portadores en su ADN de enfermedades genéticas con las letras C (de carrier=portador) o F (frene=libre de alelos recesivos), debiendo procurar escoger, por regla general, los segundos. También existen toros con haplotipos (tramos de ADN) que afectan a la fertilidad, de los que hasta ahora se tienen identificados 5, y se nombran con las letras HH. En este sentido, el deber de los centros de inseminación es seleccionar reproductores libres de defectos genéticos.

La consanguinidad también tiene efectos en la producción, cifrando algunos estudios hasta en un 12% el descenso de la producción en la primera lactancia en los rebaños con mayor consanguinidad.

5 ¿Genotipado del rebaño: a que animales hacérselo y cuanto cuesta?

El progreso genético en un rebaño es mayor si se realiza un genotipado a los animales que se van a usar cómo reproductores. Nos permitirá conocer con mayor fiabilidad el valor genético del animal, ya que la estimación del valor genético del animal que se hace con el índice de pedigrí, tiene una fiabilidad muy baja y puede hacer que no estemos seleccionando los mejores animales.

El coste del genotipado en España está en este momento en alrededor de 44 euros para el individual, y de 41 euros en el caso de recría genómica. Para los ganaderos no socios de CONAFE el precio sube a 60 euros.

En este sentido, se recomienda realizar el genotipado preferentemente a las terneras, porque van a tener mayor fertilidad y podremos invertir más dinero en el acoplamiento con mayores garantías. El progreso genético también será mayor si se centran la inversión de los acoplamientos en las terneras. ¿Y a que  terneras genotipar? Sobre esto no hay consenso, aunque una opción fácil sería genotipar a las que sospechamos que son peores o que son portadoras de haplotipos o dolencias genéticas, para no acabar recriando de ellas.

6 ¿La opción más cara es siempre la mejor?

Trabajando con objetivos realistas de mejora genética la opción de utilizar los toros más caros no tiene que conllevar un mayor progreso genético en nuestra ganadería. Muchas veces el precio está influenciado porque se pone de moda una determinada familia de vacas o por la limitada disponibilidad de dosis en el mercado de un toro determinado. Sin duda, el mejor toro es el que mejor acopla con nuestras vacas y no necesariamente el más caro. En este sentido, hay que tener en cuenta dos observaciones:

-La importancia de los percentiles: En un toro nos interesa saber el superior o inferior que es cada carácter respecto al resto de toros evaluados en el catálogo. Esta información nos la dan los percentiles, cuyo valor va de 1 a 99. De este modo, si selecciono en el programa un toro que tenga un percentil 99 en un carácter, nos indicará que el 99% de los toros restantes del catálogo son inferiores a él en ese carácter. Sin embargo esto encarecerá mucho las dosis seminales, cuando marcando un percentil 90, se dispondrá de un abanico más amplio, con una alta calificación en ese carácter, y a menor precio.

-De las distintas opciones de apareamiento que nos ofrezca el programa, seleccionar aquella más más equilibrada entre progreso en ICO y precio. A veces, elegir la segunda o la tercera opción permitirá la ganadería realizar una importante mejora genética, aunque no sea con los toros números 1, pero ahorrando mucho dinero.

7 ¿Qué fiabilidad tienen los toros genómicos?

La evaluación genética de un toro con prueba genómica sin descendencia tiene alrededor de un 70% de fiabilidad. En el caso de un toro probado con 80 hijas sube a un 80%, y se se trata de un toro con más de 100 hijas sube ata un 90%. En caso de que el toro probado supere las 1.000 hijas, por lo tanto ya con una segunda cosecha, su fiabilidad supera el 95%.

Los toros genómicos están cada vez desplazando más a los toros probados en los centros de inseminación ya que  acortan el intervalo generacional entre el toro y sus hijas, y por lo tanto el progreso genético del rebaño, de un promedio de 63 meses en el caso de los toros probados a menos de la mitad en los toros genómicos.

8 ¿Qué estrategia a seguir para la mejora genética: seleccionar en raza pura o hacer cruces de razas? 

La selección en raza pura, por ejemplo la que se está realizando en la Holstein, presenta las ventajas de que conserva las características de la raza; es acumulativa, de manera que haciendo un buen acoplamiento las hijas son mejores que los padres y las nietas mejores que sus progenitores. Entre las principales desventajas están que el progreso genético es lento, sobre todo en los caracteres con baja heredabilidad. La gran variabilidad que tiene la raza Holstein, debido al gran tamaño de su cabaña, permite que se puedan realizar mejoras de los caracteres en la raza sin necesidad de cruce.

En cuanto al cruce de dos razas, este es un sistema de mejora genética utilizado sobre todo en países con sistemas de producción basados en el pastoreo en extensivo, como Australia o Nueva Zelanda, donde la principal raza lechera es la Kiwicross, uno cruce entre Jersey y Holstein. La principal ventaja de este sistema de mejora genética es que es rápido, aprovecha la complementariedad entre las razas y el vigor híbrido, siendo interesante para caracteres de baja heredabilidad Sin embargo, presenta los inconvenientes de que dificulta la organización de la población de vacuno, al tener varias razas, y sobre todo a que la mejora genética obtenida no es acumulativa, ya que el máximo de mejora se manifiesta en el primer cruce para en las siguientes generaciones va decreciendo. En este sentido, los cruces de Montbeliard o de Rubia Nórdica con Holstein obedecen más a una estrategia comercial de los países de origen de estas razas, ya que la mejora genética se pierde en las hijas de los cruces.

9 Recomendaciones prácticas a la hora de utilizar el programa de acoplamiento

-A ser posible, contar con asesoramiento de un técnico imparcial, para hacer una selección a la medida de unos objetivos ajustados a la realidad de cada ganadería. Lo ideal es confeccionar un objetivo de selección personalizado.

Marcarse siempre como una prioridad evitar la consanguinidad. El objetivo es bajar progresivamente el porcentaje de consanguinidad hasta el mínimo posible, el fin de evitar cruces consanguíneos con el riesgo de incorporar genes recesivos indeseables.

Centrar la selección en no más de 4 o 5 caracteres al mismo tiempo, para no reducir el progreso genético global. La ganancia genética es mayor cuando la selección genética se realiza sobre uno solo. Por ejemplo, si quiero mejorar los kilos de proteína puedo seleccionar toros con un ICO alto en este carácter y que no tengan índices negativos en el resto.

Tener en cuenta que caracteres de salud y reproductivos como incidencia de mamitis, días abiertos o Recuento de Cédulas Somáticas (RCS) tienen una heredabilidad muy baja, por lo que a la hora de escoger un toro sería suficiente con que estos caracteres no fueran negativos. Escoger un toro con un alto valor genético para estos caracteres encarece la compra de las dosis seminales sin que haya mejoras apreciables en la cabaña ganadera.

-Si lo que se pretende es seleccionar toros para mejorar las calidades de la leche, centrarse en el carácter de kilos de grasa y kilos de proteína, no en los porcentajes, ya que iríamos en detrimento de la producción

-Asegurarse de que los toros estén libres de enfermedades genéticas y de haplotipos.

-Si hay un problema con la velocidad de ordeño porque las vacas son o duras o blandas, seleccionar, un toro con una valoración 100 en este carácter para equilibrar en un punto intermedio.

-Utilizar en una ganadería el menor número de toros posibles para lograr la uniformidad del rebaño.

-Tener en cuenta las correlaciones genéticas que existen entre los distintos caracteres, para maximizar el progreso genético.

10 ¿Qué aspectos se deberían tener en cuenta en un programa de mejora a nivel nacional?

-Revisar la ponderación de los caracteres con baja o muy baja heredabilidad.

-Evaluar caracteres como la velocidad de ordeño o la facilidad de parto.

-Diseñar más índices de referencia, además del ICO, que permitan orientar la mejora genética en ganaderías con necesidades específicas.(ganaderías en pastoreo, ecológico, que busquen vacas con más sólidos -grasa y proteína- y menos producción; etc.)

11 A mayores del valor genético de la vaca, ¿que otras cosas debo tener en cuenta?

Es  importante estar al tanto de las necesidades futuras del mercado de la leche, de lo que me demandará la industria que me recoge la leche dentro de unos años, dado que la mejora genética es lenta y los cambios llevan tiempo. En este sentido, los mercados se orientan a una menor demanda de leche para envasar e incremento en la demanda de leche con muchos sólidos (grasa y proteína) y que estos sean de calidad, para poder ser aprovechados para elaborar yogures, quesos y derivados para la industria alimentaria. Se presentan alternativas como producir leche A2, que contiene una variante de la Beta Caseina que hace que la leche sea más digestible y saludable o rico en Kappa Caseína, que permite un mayor rendimiento quesero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información