Pendientes de resolver las ayudas de prevención del lobo a un mes del fin de plazo para justificarlas

La Sociedade Galega de Pastos e Forraxes insta a Medio Ambiente a ampliar los plazos de justificación, a fin de evitar que se pierdan subvenciones otro año más

Publicidade
Pendientes de resolver las ayudas de prevención del lobo a un mes del fin de plazo para justificarlas

Cierre fijo electrificado para prevenir incursiones del lobo.

Entre el sector ganadero y el ecologista hay con frecuencia escasos puntos de consenso, pero una de las cuestiones en las que ambas partes están de acuerdo es en la importancia de las medidas de prevención contra los daños del lobo. Para promover esas medidas de prevención en el campo, la Consellería de Medio Ambiente publica algunos años una línea de ayudas, aunque los retrasos burocráticos están dificultando que estas ayudas lleguen en la realidad a las ganaderías.

De acuerdo con la convocatoria de las ayudas de prevención del lobo para este año, las subvenciones tienen que estar ejecutadas y justificadas a 9 de septiembre, pero a poco más de un mes del fin del plazo, Medio Ambiente aun no resolvió cuáles van a ser las ganaderías beneficiarias. El asunto preocupa entre los ganaderos que solicitaron la ayuda, pues en el caso de los que pidieron apoyos para hacer cierres fijos, se quedan sin tiempo para acometerlos.

Peor fue la situación en el 2017 -el año pasado no se convocaron las ayudas-. De aquella, Medio Ambiente dió 6 días laborables de plazo para ejecutar y justificar las ayudas, con lo cual muchos beneficiarios tuvieron que renunciar a la subvención por falta de tiempo para gestionar la compra de mastines o para ejecutar los compromisos adquiridos.

Petición de la Sociedade Galega de Pastos
El presidente de la Sociedade Galega de Pastos e Forraxes, Joan Alibés, pide que la Consellería amplíe este año los plazos de justificación de las ayudas, a fin de evitar que otro año más haya productores que tengan que renunciar a los apoyos. “Tenemos también el problema de que para hacer cierres fijos, el verano es la peor época, ya que la tierra está seca y el cierre no queda bien. Sería más adecuado hacerlo en otoño”, apunta.

Las ganaderías solicitantes de las ayudas tuvieron estos días las inspecciones de Medio Ambiente para certificar el ‘no inicio’ de las acciones para las que se solicitó la ayuda, por lo que los productores esperan la resolución de la Consellería para los próximos días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información