Piden la convocatoria del Consejo Forestal de Galicia ante la crisis por los fuegos forestales

Amigos de la Tierra y Sindicato Labrego reclaman una reunión urgente para afrontar la situación crítica de los fuegos en la provincia de Ourense. Reclaman cambios en el Pladiga para incrementar la eficacia de las politicas contra los incendios en el monte

Publicidade
Piden la convocatoria del Consejo Forestal de Galicia ante la crisis por los fuegos forestales

Labores de extinción en uno de los fuegos registrados en días pasados en la provincia de Ourense. / Imagen: Brif Tabuyo.

Amigos de la Tierra y el Sindicato Labrego Galego acaban de registrar un escrito dirigido al conselleiro de Medio Rural, José González, en el que denuncian pormenorizadamente los defectos de la prevención y extinción de fuegos en Galicia a la par que solicitan una reunión urgente del Consejo Forestal de Galicia ante la situación crítica provocada por los fuegos forestales registrados en los últimos días en la provincia de Ourense.

«La intención de este encuentro sería consensuar e intentar buscar soluciones a este gravísimo y crónico problema y enfrentar la destrucción que están causando los incendios de nuestros montes y ecosistemas, tanto en lo que queda de 2020 como en los próximos años», explican en un comunicado desde ambas entidades.

Amigos de la Tierra y el Sindicato Labrego Galego, junto con otras organizaciones sociales, llevan años alertando sobre la problemática de los fuegos forestales en Galicia y realizando propuestas para mejorar el Plan de prevención y defensa contra los incendios forestales de Galicia, así como para revisar las políticas forestales aplicadas en el país.

«Venimos denunciando reiteradamente que el Plan de prevención y defensa contra los incendios forestales de Galicia (Pladiga) actual no sirve, como tampoco vale el procedimiento para su trámite a través de los consejos consultivos», explican. Su rechazo a estas políticas lo han puesto de manifiesto en varias ocasiones abandonando el pleno del Consejo Forestal de Galicia, la última de ellas este mismo año.

Los defectos del Pladiga

En el escrito presentado, las organizaciones recogen una lista de defectos que constantan en el Pladiga, un plan que denuncian se sigue imponiendo de manera unilateral desde la Xunta y que responsabilizan de ser una herramienta ineficaz para atajar los incendios forestales que cada año arrasan Galicia.

Entre otros aspectos recriminan el empeño por fijar una época de alto riesgo de incendios cuando la crisis climática global debe obligar a mantener activo el operativo los 12 meses del año. Además, grandes áreas del país siguen sin vigilancia provocando que cuándo llegan los servicios de extinción a un incendio ya sea demasiado tarde.

Denuncian también la precariedad del plantel y de las brigadas, en las que no se cubren todas las bajas y que suelen trabajar sin el número mínimo de operarios,  así como el retraso que supone el convenio con la Fegamp en la profesionalización de las brigadas o los vehículos autobombas parados por falta de personal que los maneje.

Además reprochan que haya bajas de agentes forestales sin cubrir o que se lleve a cabo una infrautilización de medios y recursos antiincendios que obligan a desplazamientos de más de 100 kilómetros de servicios forestales que se podrían cubrir en la propia zona.

La inexistencia de trabajos de prevención a lo largo del año y de formación en educación ambiental en las comunidades afectadas es otro de los aspectos para los que reclaman soluciones, a la par que critican el desmantelamiento de recursos públicos en el convenio con las fuerzas armadas, así como el oscurantismo y falta de divulgación del Pladiga.

Desde los dos colectivos le reprochan a la Consellería las políticas actuales «de desmantelamiento que está sufriendo el medio rural, favoreciéndose el abandono de las actividades agrarias y ganaderas que son fundamentales para la gestión del territorio, consintiéndose el monocultivo masivo y anárquico de especies forestales pirófilas como el eucalipto, incidiendo en una despoblación y desertización que dejan amplias zonas de nuestro país llenas de materia combustible y sin gente que contribuya a la lucha contra el fuego», afean. Apuntan que la proliferación y cronificación de los incendios forestales tiene sus raíces en este abandono, más allá de los defectos en prevención y lucha contra los incendios.

Propuestas a tratar en el Consejo Forestal

«Hoy por hoy no podemos más que repetir lo que venimos avisando desde hace mucho tiempo y verter duras críticas contra la Consellaría de Medio Rural y la Dirección General de Defensa del Monte que, un año más, tiene como única estrategia contra los fuegos esperar a que llueva», critican desde los dos colectivos. En concreto, Amigos de la Tierra y Sindicato Labrego Galego recopilan las siguientes propuestas para tratar en el Consejo Forestal de Galicia:

1. Cobertura inmediata de todas las vacantes existentes y refuerzo del personal implicado en la lucha contra el fuego en las zonas más sensibles por la alta actividad incendiaria .

2. En las zonas de alto riesgo de incendio y en las parroquias de alta actividad incendiaria es preciso diseñar un plan de choque para saber las causas, motivaciones y las soluciones por ser los incendios, en muchos casos, recurrentes en las últimas décadas. «Son incendios que afectan muy negativamente a la propia viabilidad socioeconómica de estas zonas», explican.

3. Acercar el Pladiga 2020 a todas las personas integrantes del mismo y darlo a conocer para su correcta aplicación. De esta manera buscan mejorar la eficacia haciendo más efectivo el cumplimiento de este protocolo de actuación.

4. Dar a conocer el Plan de Prevención de Riesgos Laborales a todo el personal que está integrado en el Pladiga y dotarlo de los medios que aparecen recogidos en el Plan de Acción para una idónea prevención de riesgos laborales.

5. Unificar criterios en la gestión del personal propio de la Consellería de Medio Rural: organización del trabajo, horarios, vacaciones, reuniones de coordinación, estructura y funcionamiento de los 19 distritos forestales de Galicia.

6. Hacer un seguimiento de los horarios, vacaciones, asuntos propios y organización de los distritos, distribución de los medios materiales y técnicos, organigrama y funcionamiento para evitar los agravios existentes.

7. Elaboración de protocolo de actuación para la evacuación, rescate y cura de animales domésticos y silvestres en el caso de ser afectados por incendios forestales en Galicia.

8. Revisar la política forestal del país, haciendo hincapié en las limitaciones a las superficies continuas de monocultivos, en la recuperación de masas autóctonas, en el fomento de la actividad ganadera y en la recuperación de superficie agraria útil.

9. Aplicación estricta de los protocolos Covid-19 con el fin de proteger al conjunto de los trabajadores públicos de los Servicios Forestales de la Xunta de Galicia y al conjunto de la sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información