¿Por qué no se están repotenciando los parques eólicos en Galicia?

Una parte importante de los molinos de viento instalados en la comunidad comienzan a acercarse al final de su vida útil, que se suele estimar en unos 20 años de actividad. Sin embargo, el cobro de primas a la producción que mantienen uno de cada cuatro parques frena la sustitución de los aerogeneradores por otros más eficientes

Parque eólico de Malpica, o primeiro dos construídos na Costa da Morte, repotenciado no 2017

Parque eólico de Malpica, el primero de los construidos en la Costa da Morte, repotenciado en el año 2017

Galicia fue pionera a nivel estatal en la regulación del aprovechamiento del viento para la producción de electricidad y en sus más de 170 parques eólicos cuenta con más de 4.000 aerogeneradores. La mayor parte se pusieron en marcha durante el período que va desde 1997 hasta el año 2008 y muchos de ellos pueden ser considerados ya obsoletos y poco eficientes en términos productivos.

Una salida en estos casos es la repotenciación de los parques eólicos, que consiste en la sustitución de los aerogeneradores obsoletos por otros nuevos, con mayor potencia unitaria. Dado que estos procesos de repotenciación no pueden suponer, según la legislación española, un aumento de la potencia total del parque, acaban implicando una reducción muy considerable en el número de molinos por parque y un incremento en la eficiencia productiva de las instalaciones en términos de producción anual de energía.

Los primeros molinos de viento instalados en la comunidad ya han finalizado el periodo de vigencia de las primas a la producción de energías renovables y serían susceptibles de ser repotenciados

Según los datos del Observatorio Eólico de Galicia, a fecha 19-11-2020 había en Galicia 1.569,92 megawatios eólicos cobrando primas, lo que representa un 44% de la potencia instalada en la comunidad. El sistema de apoyo a la producción eólica finalizó en el año 2012 pero sigue vigente en la actualidad para los parques que entraron en funcionamiento entre el 2003 y el 2011. Sin embargo, los primeros molinos de viento instalados en la comunidad ya han finalizado el periodo de vigencia de las primas a la producción de energías renovables y serían susceptibles de ser repotenciados.

Repotenciación vs Nuevos parques

Traballos de repotenciación do parque eólico de Corme

Trabajos de desmontaje de las viejas turbinas del parque eólico de Corme

La reciente reactivación de la energía eólica en Galicia y los parques que se encuentran en tramitación administrativa aventuran un repunte del sector en los próximos años y un incremento notable de megawatios en funcionamiento. Dada la potencia unitaria de los nuevos aerogeneradores, que en muchos casos es de 3 MW e incluso en algún proyecto concreto llega a alcanzar los 4,5 MW, parece previsible que la potencia media de los molinos eólicos de Galicia vaya a experimentar un importante crecimiento desde los 0,8 megawatios actuales de promedio por molino (en el caso de los primeros aerogeneradores instalados en Galicia su potencia es inferior en muchos casos a los 0,5 megawatios).

Los nuevos aerogeneradores multiplican hasta por diez la potencia de los viejos

Ese aumento de la potencia instalada en Galicia puede venir por una doble vía: instalación de nuevos parques y repotencición de los existentes. El Decreto 19/2011, de 10 de febrero, por el que se aprueban definitivamente las directrices de ordenación del territorio, indica, cuando se refiere a las actuaciones relativas a la energía eólica, que se priorizará «la repotenciación de los parques ya existentes» sobre el desarrollo de nuevos parques.

Los de Malpica, Cabo Vilán, Corme y Zas son de los pocos parques eólicos que han sido repotenciados en Galicia

Sin embargo, pocos son hasta ahora los casos de repotenciación de parques eólicos llevados a cabo en la comunidad, que se circunscriben casi exclusivamente a unos cuantos ejemplos en la Costa da Morte: los de Malpica, Cabo Vilán, Corme y Zas. «Se cuentan con los dedos de la mano los parques repotenciados en Galicia», evidencia Xavier Simón, responsable del Observatorio Eólico de Galicia.

De 80 molinos a tan sólo 10

Repotenciación do parque eólico de Malpica no ano 2016

Repotenciación del parque eólico de Malpica, donde se desmontaron 69 viejos molinos y se instalaron 7 nuevos

El parque eólico de Zas, situado entre los ayuntamientos de Zas y Santa Comba, ha sido uno de los últimos en repotenciarse. Hace un año que EDP, la empresa propietaria, finalizó los trabajos. Tenía originariamente 80 molinos de viento de una potencia de 0,3 MW cada uno, es decir, 24 MW totales. Tras la repotenciación, esos 80 molinos iniciales fueron sustituidos por tan sólo 10 aerogeneradores, con una potencia unitaria de 2,4 MW.

El número de molinos se redujo considerablemente, pero a costa de incrementar su impacto visual individual (los molinos originales de 24 metros de alto y 14,5 metros de longitud de las palas fueron sustituidos por torres de 93 metros de alto y 57 metros de largo de pala). A pesar de no incrementarse la potencia total instalada del parque, que sigue siendo de 24 MW, la producción estimada anual prácticamente se duplicó, pasando de 52,8 GWh a 100,27 GWh.

Las nuevas turbinas son más potentes y van colocadas a mayor altura

El primer parque repotenciado en Galicia fue el de Cabo Vilán, propiedad de Naturgy, en el año 2016. Allí se cambiaron 22 turbinas de 0,2 MW puestas en funcionamiento en los años 1991 y 1992 por tan sólo dos aerogeneradores de 3 MW cada uno. Es decir, uno solo de los nuevos aerogeneradores produce casi tanta electricidad como los 22 viejos, que sumaban una potencia entre todos de 3,9 MW.

En el parque de Malpica, el más antiguo de la Costa da Morte, situado en el límite con Ponteceso, Elecnor desmontó en 2017 los 69 viejos aerogeneradores y colocó en su lugar tan sólo 7 turbinas nuevas, con una potencia total en los dos casos de 16,5 MW; mientras que en Corme EDP cambió los 61 molinos de 18,3 MW por otros 7 que garantizan la misma potencia.

El cambio de turbinas, permitido en Red Natura

Parque eólico da empresa EDF en Corme, ubicado en Rede Natura e repotenciado nos últimos anos

Parque eólico de la empresa EDF en Corme, ubicado en Red Natura y repotenciado en los últimos anos

En Red Natura, a partir del año 2009, con la entrada en vigor de la Ley 8/2009, no está permitida la construcción de nuevos emplazamientos eólicos, con la excepción de la repotenciación de las instalaciones ya existentes, por lo que el hecho de encontrarse buena parte de estos primeros parques instalados en Galicia en lugares como a Costa da Morte o la Sierra de O Xistral en zonas hoy protegidas desde el punto de vista medioambiental no impediría su repotenciamiento.

De hecho, el parque de Corme estaba situado en Red Natura en una zona considerada de especial protección para aves (ZEPA). La sustitución de las turbinas actuales por otras nuevas en parques como este, construidos hace años en espacios naturales, permite reducir su zona de afectación. Por ejemplo, en el caso del parque situado entre Malpica y Ponteceso, se logró reducir casi a la mitad a superficie ocupada, pasando de 3,2 hectáreas a 1,9.

En la repotenciación llevada a cabo en el parque eólico de Malpica, el más antiguo de la Costa da Morte, se logró reducir la superficie ocupada de 3,2 a 1,9 hectáreas

Los trabajos de repotenciación no consisten solo en el cambio de unas turbinas por las otras, sino que llevan aparejado el desmantelamiento de los molinos antiguos, la recuperación del terreno desde el punto de vista natural y la instalación de los nuevos aerogeneradores. «Se ejecuta el desmontaje de los aerogeneradores pieza por pieza para poder ser reempleados con la doble ventaja de reducir el número de residuos y de la obtención de un mayor retorno económico. Los equipos son desmontados para su reutilización y se comercializan como útiles a nivel global», explican desde Surus, la empresa creada en el 2010 y encargada de la repotenciación de la mayor parte de los parques en Galicia.

Los viejos aerogeneradores son vendidos en el mercado internacional para desarrollar proyectos eólicos en otros países

En el caso del parques de Zas y Corme, los viejos aerogeneradores disfrutan ya de una segunda vida con hasta 9 empresas o sociedades distintas como compradores, siendo más del 50% de los equipos adquiridos por sociedades internacionales. El retorno económico fue de más del doble de lo que se obtendría con el achatarramiento de las 5.300 toneladas de hierro y acero.

La misma solución de economía circular se llevó a cabo en Malpica. «A pesar de llevar 20 años funcionando, tanto los 69 aerogeneradores como los 15 centros de transformación se encontraban en perfecto estado para ser reempleados», cuenta Surus. En total, fueron 2.070 toneladas de hierro y acero valorizadas y 1,4 millones de euros de retorno económico, cuatro veces más que su valor como chatarra.

Las primas eólicas, ¿un freno a la repotenciación?

Parques eólicos que cobran primas pola produción de enerxía renovable / Fonte: OEGA a partir dos datos da CNMC

Parques eólicos que cobran primas por la producción de energía / Fuente: OEGA a partir de datos de la CNMV

Hasta la aprobación del Real Decreto Ley 1/2012, que suprimió los incentivos económicos para las nuevas instalaciones de producción de energía eléctrica a partir de fuentes renovables, el Gobierno español primaba la producción eólica, solar, hidráulica y procedente de biomasa con un sistema de apoyos para instalaciones de menos de 50 MW.

Derivado de estos cambios legales en el tiempo, en la actualidad podemos distinguir dos tipos de parques eólicos en Galicia: los que no reciben primas de apoyo estatales y los que sí. Tan sólo los molinos instalados entre 2003 y 2011 estarían en este grupo, mientras el resto de parques, tanto los anteriores como los posteriores, no contarían con mecanismo de remuneración pública y se financiarían exclusivamente con la venta de la energía a precio de mercado.

Cuatro de cada diez megawatios instalados en Galicia siguen cobrando primas a la producción eólica

Según los datos aportados por el Observatorio Eólico de Galicia, a partir de los certificados de garantía de origen expedidos por la Comisión Nacional del Mercado de Valores, a fecha 19 de noviembre de 2020 una cuarta parte de los megawatios eólicos instalados en Galicia, correspondientes a los parques puestos en marcha entre los años 2003 y 2011, mantendrían aún el cobro de primas a la producción de energía.

Mayores beneficios y menor tributación

Dinámica da potencia media por aeroxerador en funcionamento no territorio galego / Fonte: OEGA

Dinámica de la potencia media por aerogenerador en funcionamiento en el territorio gallego / Fuente: OEGA

La vigencia de las primas por producción puede que sea un elemento que está jugando en contra de la repotenciación, pues los nuevos molinos perderían los derechos de cobro, mas no serviría para justificar la falta de modernización de los parques más antiguos, los construidos entre los años 1997 y 2003, que no cuentan ya con ningún sistema de apoyo público.

En este caso habría condicionantes de otro tipo, como la elevada inversión o la necesaria tramitación. Aunque el coste actual de instalación de los aerogeneradores también ha disminuido a respecto del gasto inicial de cuando se montaron los primeros parques (en los últimos 30 años se ha producido un constante descenso de la inversión total necesaria para la puesta en marcha de parques eólicos, al pasar de 2.713 euros por MW en 1990 a 1.386 euros en 2019), los repotenciamientos llevan aparejadas inversiones millonarias. En Cabo Vilán Naturgy gastó 7,6 millones de euros; en Malpica Elecnor 22 millones de euros.

El objetivo de las primas a las energías renovables era hacerlas competitivas a respecto de las fuentes convencionales a base de carbón y petróleo

En el lado contrario estarían los beneficios para las compañías propietarias, ya que aprovecharían una parte de las infraestructuras ya existentes (subestaciones, líneas de evacuación, accesos, contratos de derechos sobre los terrenos, etc) e incrementarían notablemente los ingresos actuales gracias a una mayor productividad del parque. En el parque de Malpica, por ejemplo, tras la repotenciación acometida en 2017, los 7 aerogeneradores actuales conservan la misma potencia total de los 69 anteriores (16,5 MW) pero son capaces de producir el doble de electricidad (hasta 66 GWh al año). Otro tanto ocurre en Zas, donde con los mismos 24 MW, la producción estimada anual de los 10 molinos actuales prácticamente se ha duplicado con respecto a los 80 viejos, pasando de 52,8 GWh a 100,27 GWh.

El parque eólico de Malpica produce hoy con 7 aerogeneradores el doble de electricidad al año que antes de la repotenciación con 69 molinos

La repotenciación tendría también ventajas para las empresas desde el punto de vista tributario. El canon eólico, un gravamen autonómico que sirve para financiar el Fondo de Compensación Ambiental, recauda unos 24 millones de euros anuales, un dinero que se reparte entre los ayuntamientos que tienen parques y también se destina a otras actuaciones ambientales y de eficiencia energética en el conjunto del territorio gallego.

Parque eólico de Corme antes da súa repotenciación

Parque eólico de Corme antes de su repotenciación

El pago está vinculado al número de aerogeneradores, de manera que los parques de menos de tres molinos están exentos de tributación y los restantes se distribuyen en tres tramos: entre 4 y 7 pagan 2.300 euros por aerogenerador al año; entre 8 y 15, 4.100 euros; y más de 15, 5,900 euros.

Naturgy pasó de pagar 129.800€ al año de canon eólico por el parque de Cabo Vilán a dejar de tributar en la actualidad, Elecnor ahorra 391.000€ en Malpica y EDF 431.000€ en Zas y 343.800€ en Corme

Los nuevos parques tienen menos molinos de viento pero de más potencia y, en consecuencia, la cuantía a pagar por el canon eólico también disminuye considerablemente. Sirvan los siguientes ejemplos bien clarificadores: en Zas la empresa EDF pasó de pagar 472.000 euros anuales de canon eólico por 80 aerogeneradores a tan sólo 41.000 euros por los 10 actuales; en Corme, la misma empresa pagaba 359.900 euros por los 61 viejos molinos frente a tan sólo 16.100 euros por los 7 aerogeneradores actuales; la misma cantidad es la que paga hoy Elecnor en Malpica al pasar de 69 molinos, por los que antes pagaba 407.100 euros, a 7; en el caso de Cabo Vilán, Naturgy pagaba 129.800 euros por 22 viejas turbinas y no paga nada por las dos actuales que las sustituyeron.

La disminución en el número de molinos también lleva aparejada, en muchos casos, unos menores ingresos para los propietarios de los montes al tener firmados contratos de arrendamiento por aerogenerador y no por potencia

Por eso, desde el Observatorio Eólico de Galicia, y recogiendo el sentir de los representantes municipales, se propuso la modificación de la normativa que regula el canon para vincular la cuota tributaria con la potencia total del parque eólico y no con el número de aerogeneradores.

La merma en el número de molinos por parque también lleva aparejada, en muchos casos, unos menores ingresos para los propietarios de los terrenos, puesto que en muchos casos los contratos de arrendamiento firmados en su día con las empresas fijaba un pago anual por aerogenerador, no por potencia, y el descenso de turbinas provoca una disminución proporcional en las rentas que perciben los dueños de los montes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información