Potencialidad de las frondosas caducifolias para madera en Galicia

Especies como el castaño, el nogal, el cerezo o el roble representan en conjunto menos del 5% de las talas que se hacen cada año en Galicia con destino industrial. Analizamos con el director de la Asociación Forestal de Galicia, Francisco Dans, sus posibilidades en el monte gallego

Publicidade

Desde 2018, la Asociación Forestal de Galicia (AFG) está gestionando un monte demostrativo en el Pico Sacro (Boqueixón, A Coruña) orientado a la producción de madera de frondosas caducifolias. Aprovechamos uno de los talleres sobre poda que se impartieron esta primavera en el Monte para analizar con el director de la AFG, Francisco Dans, la potencialidad de las frondosas en Galicia.

Las frondosas caducifolias ocupan alrededor de un tercio del monte arbolado gallego, pero su aprovechamiento para la industria es residual. Una de los defectos claros que presentan las masas de frondosas gallegas desde el punto de vista silvícola es que carecen, en su mayoría, de podas, tratamientos silvícolas y mejora genética.

El resultado son árboles con nudos, excesivas bifurcaciones o poco rectos, que son escasamente aprovechables para la producción de chapa o tabla. Por eso la Asociación Forestal está enfocando los talleres que ofrece a las podas que hay que practicar en especies como castaño y nogal.

Otro requerimiento claro para la obtención de madera de calidad es el suelo, pues las frondosas caducifolias precisan de suelos profundos, ricos en materia orgánica y nutrientes, y que tengan buen drenaje, es decir, en los que no se encharque el agua.

Tutorial en vídeo sobre la poda de frondosas caducifolias
De cara a orientar a los propietarios forestales, aparte de los cursos que está programando, la Asociación Forestal de Galicia ha elaborado un videotutorial sobre la poda de frondosas. Los técnicos de la AFG inciden en la necesidad de mantener una constancia y una atención anual de las plantaciones, sobre todo en los diez primeros años, donde será preciso cuidar la correcta formación del árbol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información