Primeras ofertas para la renovación de los contratos de recogida de la leche, con subidas de entre 1 y 4 céntimos

Repasamos las claves y los pormenores de las propuestas que están llegando estos días a las ganaderías. Pascual y Entrepinares se sitúan en la parte alta con un precio base de entre 37 y 38 céntimos, mientras que Río y Lactalis pasarían a estar en un precio base de 32 - 33 céntimos

SOUTO FRADE SC (Taboada) vacas producion

Comienza a moverse el mercado lácteo en Galicia, animado por un buen momento, tanto en lo relativo a la demanda como en cuanto a la cotización de los productos lácteos. Las distintas industrias que recogen leche en la comunidad tratan estos días de asegurarse el suministro de materia prima de cara a la próxima campaña, con ofertas de renovación de contratos que incluyen subidas desiguales, en función de la empresa que se trate.

Como es habitual, las industrias procuran no desvelar sus cartas hasta el último momento y muchos ganaderos no han recibido aún la propuesta de renovación, por mucho que el Real Decreto 95/2019, de 1 de marzo, por el que se regulan las condiciones de contratación en el sector lácteo, establezca que las ofertas a los productores deben llegar con una antelación mínima de dos meses a la finalización del contrato en vigor y el comienzo de las entregas.

Buena parte de los contratos firmados en Galicia vencen el próximo 31 de marzo

A pesar de que el secretismo está caracterizando una vez más las negociaciones, están trascendiendo ya las primeras ofertas que están llegando a las explotaciones, con incrementos de entre 1 y 4 céntimos en litro sobre los precios firmados en marzo del año pasado.

La demanda de leche y el incremento en los últimos años en el número de empresas compradoras (Inleit, Entrepinares, Naturleite) está introduciendo mayor competencia en el sector, por lo que respecto a hace unos años, cuando el mercado era mucho más cautivo, en determinadas zonas hay ahora más donde escoger y las explotaciones, sobre todo aquellas medianas y grandes, se encuentran con distintas opciones de entrega, pudiendo aprovechar el momento de renovación de contratos para cambiar de empresa y obtener mejor precio.

En determinadas zonas, donde hay más competencia y empresas que tratan de posicionarse, las ganaderías pueden escoger entre distintas opciones de entrega

La mayoría de las industrias han decidido hacer revisiones al alza en los contratos con los ganaderos ya a lo largo del 2021 y comienzos de 2022 para tratar de paliar el encarecimiento de los costes de producción que están sufriendo las explotaciones, por lo que las subidas en algunos casos están siendo ahora más moderadas.

En algunas de estas revalorizaciones, por ejemplo las acometidas por Entrepinares o Naturleite en el mes de octubre, las subidas en el precio de la leche fueron acompañadas de nuevas exigencias en materia de calidades o certificación.

En muchos casos las empresas están aprovechando las subidas para establecer nuevas exigencias a las granjas

Está por ver también como les puede afectar a los contratos que se firmen para entregar la leche a partir del 1 de abril la modificación normativa que se está tramitando y que obligará a las industrias a actualizar los precios cuando se produzca un incremento de costes de producción durante tres meses consecutivos, aunque los contratos firmados tengan vigencia de un año, como sucede con la mayoría de los firmados en Galicia.

Los contratos firmados por Naturleite y Lactalis en febrero tienen una duración inferior a un año

Dada la situación de incertidumbre, los contratos firmados en enero por Naturleite son a 6 meses de duración (hasta junio), al igual que también hizo Lactalis en febrero con aquellas ganaderías de mayor volumen de recogida, firmando por 8 meses (hasta septiembre).

En el actual contexto de volatilidad, esto hace que tanto las industrias como las explotaciones corran un menor riesgo, dado que el precio podría ser revisado en verano en función de como se presente el panorama para el segundo semestre del año, tanto en lo relativo a los costes de producción de las granjas como en el valor de la leche y los productos lácteos que comercializan las industrias.

Algunas empresas estaban esperando a que otras moviesen ficha antes

Hacemos a continuación un repaso por las ofertas que están llegando estos días a las explotaciones por parte de las principales industrias que recogen leche en Galicia, en las que destacan las subidas propuestas por Pascual (4 céntimos), Inleit (3 céntimos) y Entrepinares (2 céntimos) y que están marcando el camino a seguir para el resto de empresas.

Pascual, precio base 37 céntimos

Calidad Pascual, que recoge en Galicia la leche a unas 80 ganaderías, propone un contrato a un año con un precio base de 37 céntimos, en los que ya irían incluidos conceptos como la doble A de calidad higiénico-sanitaria (bacteriología y células somáticas). A eso habría que añadir la certificación de bienestar animal y medio ambiente, que se paga a las granjas con carácter cuatrimestral y supone casi un céntimo en litro, y el pago por grasa y proteína.

En total, el incremento propuesto supone casi cuatro céntimos con respecto al precio que están cobrando a día de hoy las explotaciones que entregan a Pascual, con un precio base que se sitúa en los 33 céntimos más calidades más IVA.

Desde la empresa, que no comenta precios, destacan la fidelidad de sus ganaderos, ya que explican que el 80% llevan con ellos más de 15 años, y aunque no entran a dar cifras concretas, aseguran que siempre están cerca de las demandas y necesidades de sus granjas proveedoras.

Pascual fue en el mes de julio a primera empresa en anunciar una subida en el precio de la leche, de un céntimo, que hizo efectiva a partir de septiembre, y en enero aplicó una nueva subida, en este caso de 0,8 céntimos.

Entrepinares, revalorización de la grasa

Entrepinares, que recoge la leche en Galicia a 160 ganaderías y alcanzó el pasado año un volumen de recogida de 184 millones de litros, plantea una subida de 2 céntimos en el precio base, hasta 37,5 céntimos, y una revalorización también en la prima de la grasa (la décima a partir del 3,80% pasaría de 0,4 a 0,5 céntimos).

La décima de proteína sigue pagándose a 0,7 céntimos a partir de 3,30%, después de que la empresa interproveedora de Mercadona, que fabrica quesos en su planta de Vilalba, hubiese subido en octubre los porcentajes mínimos, que hasta entonces estaban establecidos en 3,70% para la grasa y en 3,10% en el caso de la proteína.

Entrepinares aprovechó la subida de 2 céntimos del mes de junio y de 1 céntimo del mes de octubre para elevar los porcentajes mínimos de grasa y proteína

Hasta ahora el contrato de Entrepinares incluía el 90% de la leche a precio fijo (35,5 céntimos de precio base) y el 10% restante referenciado al valor de cuatro quesos, lo que hacía que el precio final bajara y se situara en unos 35 céntimos. Ahora, en la oferta de renovación de contratos, la empresa modifica el sistema de cálculo, incluyendo el 100% de la leche a un precio base de 37,5 céntimos pero indexado al índice A3 de la Interprofesional Láctea, que tiene en cuenta varios factores: el precio medio en cinco países europeos (Alemania, Francia, Portugal, Paises Bajos y Dinamarca), que pesa el 19%; el precio de las materias primas de alimentación (19%); el índice de productos industriales lácteos(25%); el precio de la mantequilla (19%); el precio de cuatro quesos industriales (11%); y el de la leche en polvo desnatada (7%).

La oferta de renovación de Entrepinares garantiza un suelo de 35,5 céntimos a sus ganaderos en caso de caída del índice A3 y una posibilidad de revalorización hasta los 39,5 céntimos fijados como techo. La empresa de Valladolid no incluye primas por volumen de entregas, por lo que las únicas diferencias en el precio final que cobran sus ganaderías dependería de los porcentajes de sólidos. El precio base incluye también ya la certificación de bienestar y calidad higiénico-sanitaria (menos de 350.000 células y menos de 50.000 bacterias en la media mensual).

Inleit, subida vinculada a la leche en polvo

Inleit ofrece a los 200 ganaderos gallegos a los que recoge la leche una subida de 3 céntimos por la vía de elevar el techo del precio base, vinculado a la cotización de la leche en polvo entera, hasta los 35 céntimos por litro.

De este modo, la empresa asentada en Curtis fija en su oferta el precio base en 33 céntimos si el precio de la leche en polvo entera se sitúa entre los 350 y los 380 €/tonelada, pero este podría oscilar a lo largo del año de contrato entre 30 y 35 céntimos si sube o baja de esos niveles, a razón de 0,5 céntimos por cada 10 euros que subida o baje la cotización de la leche en polvo entera.

En el caso de Inleit, igual que en el de Naturleite, se produce penalización por bacteriología y células somáticas por muestra diaria

Sobre esa base, la filial gallega de Lácteos Industriales Agrupados (LIASA) añade las primas por volumen (2 céntimos como máximo), por sólidos (0,4 céntimos por cada décima de grasa o proteína que pase de 3,70% y 3,20% respectivamente) y la prima por calidad higiénico-sanitaria (0,5 céntimos por tener menos de 230.000 células y 0,5 céntimos por tener menos de 30.000 bacterias).

Lactalis, mejora de la prima de bienestar y doble A

Lactalis, la empresa que más leche recoge en Galicia, renovó contratos en febrero, con una duración de 8 meses (hasta el 30 de septiembre), con una subida de 2,5 céntimos en el precio base, que pasa a situarse en 32 céntimos, más una mejora de 0,2 céntimos tanto en la prima de bienestar animal como en la de calidad higiénico-sanitaria (doble A con menos de 240.000 células y 25.000 bacterias).

La multinacional francesa, que cuenta en nuestra comunidad con 1.200 explotaciones proveedoras, acaparando el 30% del volumen total de recogida, ofreció inicialmente un contrato con el 75% del precio base a 30 céntimos y el otro 25% referenciado al precio de la leche en polvo y la mantequilla, pero acabó finalmente firmando contratos a precio fijo (32 céntimos).

Lactalis firmó contratos por 8 meses, de febrero a septiembre, con una subida de 2,5 céntimos

A eso habría que añadir la prima por volumen (una ganadería que produzca entre 100.000 y 150.000 litros al mes cobraría 1,7 céntimos), la prima por doble A (0,8 céntimos) y la de bienestar animal (el nivel máximo equivale a 0,8 céntimos), más un complemento comercial que supone 1 céntimo a mayores.

Larsa, fórmula 70-30% con el suelo en 31,5 céntimos

La cooperativa asturiana Capsa, que en Galicia opera bajo la marca Larsa, ya tiene firmados muchos contratos con los cerca de 1.000 ganaderos a los que compra la leche en la comunidad y que representan el 20% de la recogida total, situándose como la segunda industria por volumen.

Larsa ofrece una subida de 2 céntimos a respecto del contrato firmado en marzo de 2021, bajo la misma fórmula del 70% de la leche a precio fijo (31,5 céntimos de precio base) y el 30% restante referenciado a la cotización de la leche en polvo y la mantequilla (elevando el tope por abajo a 31,5 céntimos y sin establecer techo por arriba).

Debido al punto álgido en las cotizaciones de los productos industriales los ganaderos de Larsa salen bien parados con el resultado de esta fórmula en este momento, pero nada impide que estos valores puedan caer a lo largo del año, arrastrando de este modo el precio de compra de la leche hacia abajo.

Grupo Lence, ofertas que varían entre 2 y 3 céntimos

Entre 2 y 3 céntimos es la subida que está ofreciendo el Grupo Lence a las 435 explotaciones que recoge para las plantas de las marcas Río y Leyma. La empresa lucense destaca por la variabilidad de precios entre sus ganaderías, con ofertas casi personalizadas, sobre todo en función del volumen, siguiendo un baremo con distintas escalas de producción.

El precio base crecería en los nuevos contratos desde los 29’5 céntimos de Río y los 30 de Leyma Natura actuales hasta los 33 céntimos, al incluir en el precio base las subidas realizadas en los meses de octubre y diciembre para compensar los costes de producción de las granjas, a las que se añadiría una nueva subida en la factura de la leche de enero. Al precio base habría que añadir las primas por volumen, bienestar y calidades, lo que sitúa el precio final entre 35 y 36 céntimos, dependiendo de la explotación.

Leche Río subió dos céntimos para compensar los costes de producción de las granjas entre octubre y diciembre y prevé una nueva subida de un céntimo en la factura de la leche de enero

Una ganadería que entregue a Leyma Natura y que cumpla con los parámetros de bienestar animal y calidad higiénica (con menos de 200.000 células y 30.000 bacterias) cobraría una décima a mayores por tonelada por cada uno de los conceptos, lo que equivaldría a 0,03 céntimos en total por litro; a lo que habría que añadir la prima por cantidad (2 céntimos para entregas de menos de 100.000 litros al mes y 2,5 al superar esa cifra) y por grasa y proteína (0,3 céntimos por décima de grasa a partir de 3,7% y 0,3 céntimos por décima de proteína a partir de 3,5%).

Danone, nueva prima por huella de carbono

Danone renovó sus contratos en el mes de enero con una revalorización en el precio base de 0,6 céntimos, que se suma al céntimo que ya había subido entre noviembre y diciembre (precio base de 31,2 en octubre, 31,5 en noviembre, 32,2 en diciembre y 32,8 en enero) utilizando un sistema de cálculo basado en varios factores.

Danone renovó sus contratos en el mes de enero con una revalorización en el precio base de 0,6 céntimos

A mayores, realizó cambios en la prima de la grasa, que pasó de 0,2 céntimos por décima a partir de 3,70% a 0,3 a partir de 3,80%. En el caso de la proteína, se mantiene en 0,5 céntimos por décima a partir de 3,20%.

Otra de las novedades fue instaurar una nueva prima por eficiencia en la huella de carbono de las explotaciones, que fue sacada de la prima por cantidad, que fue reducida. Danone cuenta además con prima por bienestar animal y por calidad higiénica (la calidad super A se recompensa con 1,8 céntimos).

Naturleite, precio base en 36,5 y endurecimiento de la certificación

Naturleite renovó contratos en enero con una duración de 6 meses y un precio base de 36,5 céntimos, después de haber subido 2 céntimos en julio y otros 2 antes de la renovación. Las mejoras llevaron aparejado un cambio en la prima por certificación de bienestar, que se endureció, exigiendo ahora 71 puntos para cobrarla. 
Superar esa puntuación en la auditoría equivalería a 0,5 céntimos más en litro. A mayores estaría la prima por sostenibilidad, de otro medio céntimo, por la firma de un documento de compromiso medioambiental y la adopción del Plan Nacional de Reducción de Antibióticos (PRAN).

Naturleite no tiene prima por cantidad y las penalizaciones por células y bacteriología son por muestra

La filial gallega de la cooperativa andaluza Covap, interprovedora de Mercadona y que recoge la leche a unas 150 ganaderías gallegas, no tiene prima por cantidad y tanto las células como la bacteriología son computadas por muestra en vez de por media mensual, lo que obliga a los ganaderos a ser más minuciosos para evitar penalizaciones.

De este modo, la prima por calidad higiénico-sanitaria es de 1 céntimo (media mensual por debajo de 250.000 células y 25.000 bacterias), pero con dos muestras en el mes con más de 400.000 células, en vez de cobrarla, el descuento es de 1 céntimo y con tres o más, de 3 céntimos. En el caso de la bacteriología, con dos muestras con más de 100.000 gérmenes se descontarían 3 céntimos y con tres o más muestras, 6 céntimos. Lo mismo con la presencia de inhibidores de antibióticos en la leche, con una muestra positiva en el mes y ninguna en el último año el descuento es de 2 céntimos; con más de un positivo en el año, 2,5 céntimos y con 2 muestras positivas en el mes, 3 céntimos. A partir de las tres muestras es motivo de rescisión del contrato.

Leche Celta, renovación en mayo

Leche Celta no ha movido ficha por el momento puesto que sus contratos finalizan en mayo. La cooperativa portuguesa Lactogal, propietaria de la planta de Pontedeume, subió un céntimo en diciembre y otro en enero a sus 500 ganaderías en Galicia y las explotaciones que más cobran tendrían en este momento un precio de 35,5 céntimos.

Reny Picot es habitualmente de las que espera hasta el último momento para hacer las ofertas porque entre su estrategia está captar a ganaderos huérfanos de empresa a quien entregar

Tampoco Reny Picot ha hecho pública su oferta por ahora a las explotaciones a las que recoge en Galicia. La empresa asturiana es habitualmente de las que espera hasta el último momento, ya que dentro de su estrategia está captar a ganaderos huérfanos, aquellos que se quedan sin empresa a quien entregar. Otra de las peculiaridades de Reny Picot es que hace ofertas más personalizadas y variables a las explotaciones, al igual que hace Río, mientras que el resto de empresas tratan de unificar más los contratos.

Después de haber realizado tímidas subidas en los últimos meses, Reny Picot tiene el precio base a día de hoy en 32,5 céntimos, a lo que hay que añadir las primas por calidad (0,9 céntimos por décima de grasa a partir de 3,7%, y 0,6 céntimos por décima de proteína a partir de 3,20%).

Las organizaciones agrarias se mantienen vigilantes

Después de haber convocado protestas en otoño para exigir precios en origen que compensaran la subida de los costes de producción de las granjas, las distintas organizaciones agrarias gallegas se mantienen ahora expectantes para conocer los detalles de las ofertas de las distintas empresas y no descartan medidas de presión para forzar que las industrias con contratos más bajos incrementen precios.

Óscar Pose, responsable del sector lácteo en Unións Agrarias, explica que están “presionando” para que las industrias “cumplan con la ley”, que obliga a pagar al ganadero por encima de su coste de producción.

La presión a Larsa y Lactalis dio resultado; ahora posiblemente tenga que ir dirigida a otras empresas

“Nuestro trabajo presionando a Larsa y a Lactalis el año pasado está dando sus resultados y ahora vemos que dejan de estar en el vagón de cola, por lo que ahora la presión posiblemente tenga que ir más dirigida hacia otras que se están quedando muy atrás”, avanza sin dar nombres.

Ulega, la organización de productores vinculada a UUAA, está también negociando en conjunto los contratos de sus miembros con la mayor parte de las industrias. “Esperamos sacar resultados en breve”, avanza Óscar Pose.

Piden a la Xunta y al Ministerio que se involucren

Agromuralla, que también está manteniendo encuentros con las industrias para conocer cuál es su postura de cara a la renovación de contratos, no descarta tampoco acciones más drásticas, como la huelga de entregas, si la subida de costes de producción de los últimos meses no se ve reflejada en los contratos con incrementos “suficientes” del precio de compra de la leche a las explotaciones.

Desde la asociación de ganaderos piden además a las Administraciones públicas, tanto a la Xunta como al Ministerio, “que actúen para hacer cumplir la ley y evitar la ruina del sector y la desaparición de las explotaciones”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información