‘¿Qué fue del ‘catastrazo’ en los Concellos de Galicia?’

Artículo de opinión del responsable de Desarrollo Rural de Unións Agrarias, Jacobo Feijoo, quien subraya que sólo un 23% de los municipios han aplicado bonificaciones del IBI de rústica

Publicidade
‘¿Qué fue del ‘catastrazo’ en los Concellos de Galicia?’

La subida del IBI de rústica afectó principalmente a agricultores y ganaderos.

De los 313 Concellos gallegos, a día de hoy únicamente han bonificado el Impuesto de Bienes Inmuebles o IBI de rústica apenas 72, estando por tanto sin bonificar el recibo anual de la contribución rústica en 241 Concellos, pese a las promesas de aplicación de reducciones y bonificaciones fiscales hechas por muchos de ellos en los últimos años. Hablamos por lo tanto de que apenas el 23% de los Concellos gallegos tienen bonificación.

Esto quiere decir que actualmente en esos 241 ayuntamientos no bonificados (el 77%), las explotaciones agrarias están pagando todos los años la subida del popularmente llamado ‘Catastrazo’, o revisión catastral realizada en Galicia entre los años 2013 y 2018. La revisión supuso que granjas, naves, y otras instalaciones del rural, que hasta ese momento estaban exentas del pago de la contribución, hayan comenzado a tributar.

Este proceso fue un claro intento del Ministerio de Hacienda de sanear las cuentas de los Concellos a través de la revisión y subida de los bienes del Catastro de Urbana y Rústica en toda España en general, y en los municipios de Galicia en particular. De este modo, aumentaron significativamente los pagos del IBI de las explotaciones ganaderas a través de la valoración catastral de los elementos constructivos de los productores, tales como naves, establos, o galpones.

Tanto es así que Hacienda pasó en Galicia de recaudar 9.455.201 euros en concepto de catastro de rústica en el año 2013 a nada menos que 18.828.578 millones de euros en el año 2019. Estos nueve millones de euros adicionales salieron fundamentalmente de los bolsillos de los agricultores y ganaderos en aquellos Concellos donde no se han aplicado las bonificaciones.

En total, desde que se inició la revisión del IBI de rústica en el 2013, se puede calcular que Hacienda recaudó unos 40 millones de euros adicionales en la comunidad.

Desde que se inició la revisión del IBI de rústica en el 2013, se puede calcular que Hacienda recaudó unos 40 millones de euros adicionales en la comunidad

Campaña informativa
Unións Agrarias, conjuntamente con Ventonoso, inició en el año 2015 una campaña informativa concello por concello, donde advertía a los titulares de las explotaciones agrarias del inicio del procedimiento y del impacto que tendría en sus rentas. Unións insistía en la necesidad de que las revisiones catastrales efectuadas se ajustaran a la realidad, dado que se estaban dando muchos errores al catalogar muchas instalaciones de uso agrario como almacenes de uso urbano, teniendo consecuencias en la valoración y en las posibles bonificaciones.

Igualmente de aquella recomendaba a los vecinos a que instasen a los Concellos a dos medidas. Primera, aplicación de cuotas mínimas de liquidación del 0.3% (la Ley permitía hasta el 0.9%), y segunda, bonificaciones del 95% sobre el importe resultante. Ambas medidas estaban previstas en la propia Ley y su aplicación dependía exclusivamente de la voluntad de los Concellos (salvo los que estuviesen inmersos en un proceso de rescate financiero).

Resultado de la revisión catastral
Si no se aplicara ninguna medida de bonificación, a un establo que tras la revisión catastral pasara a tener un valor catastral de 100.000 euros, le correspondería un recibo de 900 euros cada año con el 0,9% de cuota. No obstante, de aplicarse las recomendaciones de Unións Agrarias, ese valor con la cuota del 0.3% pasaba a 300 euros de recibo, y al aplicarse la bonificación del 95%, pasaba a un recibo de contribución anual de apenas 15 euros.

Pero como se viene de explicar, estas recomendaciones, pese a muchas promesas electorales, fueron asumidas hasta el momento por apenas 72 Concellos del rural, quedando 241 Concellos gallegos donde se está aplicando el recibo de la contribución con todo rigor a las instalaciones agrarias (naves, galpones, invernaderos), cuando podrían estar reduciendo las cuotas y bonificando las tasas hasta el 95%. Para eso, sería suficiente con la publicación de una Ordenanza Municipal que así lo dispusiese.

Posibilidad de bonificaciones donde no se implantaron
En el escenario actual que está pasando el rural gallego, agravado como consecuencia de los efectos de la pandemia de la Covid19, parece un buen momento para retomar las demandas de un alivio de la presión fiscal de aquellos Concellos que aún no pusieron estas medidas en marcha, y que como se viene de destacar, son la mayoría de los Concellos del rural gallego.

Así, por provincias en A Coruña tienen Ordenanza Municipal de Bonificación 29 Concellos de un total de 93, en Lugo son 26 Concellos de 68 los que tienen bonificación, en Ourense apenas 5 Concellos de 92, y en Pontevedra son 12 de 61 Concellos los que tienen Ordenanza Municipal de bonificación. Es también de destacar que muchos de estos Concellos en los que no se aplicaron bonificaciones son algunos de los más importantes en actividad ganadera de su provincia.

¿Qué hacer entonces en los Concellos donde no hay bonificación’. Pensamos que los profesionales del campo y los vecinos deberían de trasladarle formalmente al Concello la solicitud para que la pongan en marcha a lo largo del presente año, aprobando la Ordenanza Fiscal Municipal correspondiente, de forma que pudiese entrar en vigor ya en la próxima campaña tributaria.

Hay por tanto aún amplio margen en el rural gallego para que los Concellos asuman una carga impositiva justa sobre los profesionales del campo, pasando de las palabras y las promesas a los hechos, y procediendo a la puesta en marcha de las Ordenanzas Municipales que permitan colaborar con la recuperación del campo, reduciendo los impuestos en la misma medida que los Concellos que ya tienen puesta en marcha estas medidas de justicia y equilibrio impositivo.

Concellos galegos con bonificación del Catastro de Rústica (*)

(Fuente: Boletines Oficiales Provinciales de A Coruña, Lugo, Ourense e Pontevedra)

A CORUÑA
– Ames (30 – 95%)
– Arteixo (95%)
– A Baña (50 – 95%)
– Betanzos (95%) – pensionistas
– Cabanas (95%)
– Coristanco (90%)
– Curtis (50 – 95%)
– Fene (95%)
– Frades (95%)
– Irixoa (50 – 95%)
– Lousame (95%)
– Malpica (95%)
– Mazaricos (95%)
– Melide (50 – 90%)
– Muxía (12 – 87%)
– Muros (70%)
– O Pino (50 – 95%)
– Ponteceso (95%)
– As Pontes (95%)
– San Sadurniño (50 – 95%)
– Santa Comba (50 – 95%)
– Santiago de Compostela (90%)
– Santiso (50 – 95%)
– Tordoia (50%)
– Touro (50 – 95%)
– Vedra (50 – 95%)
– Vilasantar (30 – 95%)
– Vimianzo (95%)
– Oza – Cesuras (50 – 95%)
* Del resto no consta que existan bonificaciones.

LUGO
– Baralla (75%)
– Barreiros (50 – 95%)
– Begonte (95%)
– Cervantes (50 – 95%)
– O Corgo (95%)
– Folgoso do Courel (95%)
– Foz (95%)
– Friol (95%)
– O Incio (95%)
– Lugo (95%)
– Muras (95%)
– As Nogais (95%)
– Ourol (95%)
– Palas de Rei (50 – 95%)
– O Páramo (90%)
– Pedrafita do Cebreiro (95%)
– A Pobra do Brollón (40%)
– A Pontenova (50 – 90%)
– Portomarín (50%)
– Ribeira de Piquín (50 – 95%)
– Riotorto (50 – 70%)
– Sarria (95%)
– O Saviñao (95%)
– Trabada (50 – 95%)
– Triacastela (95%)
– O Vicedo (95%)
* Del resto no consta que existan bonificaciones.

OURENSE
– Os Blancos (30 – 45%)
– Calvos de Randín (50%)
– A Mezquita (90%)
– Monterrei (90%)
– Piñor (90%)
* Del resto no consta que existan bonificaciones.

PONTEVEDRA
– Arbo (95%)
– Cambados (95%)
– Dozón (95%)
– A Estrada (50 – 95%)
– Forcarei (60%)
– Agolada (50 – 95%)
– Lalín (95%)
– Moraña (95%)
– Ponteareas (95%)
– Rodeiro (95%)
– Sanxenxo (80%)
– Silleda (95%)
* Del resto no consta que existan bonificaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información