¿Que hacer en la huerta en febrero?

En febrero ya podemos empezar a plantar repollo y, en las zonas más cálidas, patatas de temprano.

Publicidade
¿Que hacer en la huerta en febrero?

Aunque las lluvias y los temporales de frío limitan la actividad de nuestra huerta al mínimo, hay algunas labores que sí podemos ir haciendo y que irán preparando nuestro terreno para la época de siembra en primavera. Al mismo tiempo, las horas de luz van en aumento por lo que ya podemos ir plantando huerta de primavera.

He aquí algunos consejos:

-En el semillero, cubierto con un invernadero de túnel o con un sistema casero de macetas recubiertas con bolsas de plástico, podemos ir haciendo los primeros semilleros de tomates, pimientos, acelga, remolacha roja o lechuga. Mucha gente sigue el calendario lunar para plantar por lo que hasta el 4 de marzo, que es cuando entra la luna llena, no se haría.

-Febrero es también el mes límite para plantar ajos, y otros cultivos que darán sus frutos en mayo-junio como son los guisantes o las habas.

-También podemos plantar hacia finales de mes brásicas que recogeremos en primavera: repollo, coliflor o brócoli.

-En aquellas zonas más cálidas de Galicia es posible plantar patatas de temprano. Sin embargo, el tiempo lluvioso y el frío obligará en muchos sitios a posponer la siembra hasta mediados-fines de mes. Mientras tanto se puede ir preparando la tierra para entonces realizando un abonado y un arado de las fincas, siempre que la tierra esté en tempero.

También en las zonas más cálidas podemos plantar lechuga de temporada (hoja de roble, oreja de mulo..etc) en exterior,

-Febrero también es el mes de la poda de las frutales y a ser posible, coincidiendo días fruto o flor con la luna menguante.

-También es el mes idóneo para las plantaciones de frutales de hoja caduca (perales, ciruelos..etc). También podemos plantar olivos y avellaneras.

-Por lo demás, continuaremos recogiendo los cultivos propios de esta temporada: p
puerros, repollo o los grelos, en el mes del cocido por excelencia.

Por último, podemos seguir acumulando algo imprescindible para nuestra huerta: materia orgánica, bien mediante el compostaje de nuestros resíduos domésticos o acumulando hoja y otros restos vegetales.

Fuente: Elaboración propia y Manual Práctico de él Huerto Ecológico, de Mariano Bueno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información