¿Qué métodos de control contra la Vespa velutina resultan más eficaces?

La bióloga especialista en la avispa asiática Sandra Rojas Nossa aborda las ventajas e inconvenientes de las principales estrategias de lucha empleadas

¿Qué métodos de control contra la Vespa velutina resultan más eficaces?

Las colmenas son una de las principales fuentes de alimento para el avispón asiático.

La expansión de la Vespa velutina en los últimos años y la incesante presión a la que somete a los colmenares ha puesto en jaque el ingenio de apicultores e investigadores. En estos años, se han desarrollado métodos de control que van desde el trampeo con cebos, los sistemas para proteger la colmena del ataque de la velutina, hasta otras estrategias para localizar y destruir los nidos. Ante esta amplia variedad, la pregunta recurrente es: ¿cuáles resultan más eficaces?

“Son métodos muy diferentes pero necesitamos empezar a hacer comparaciones para tomar decisiones”: Sandra Rojas, bióloga

Aunque no hay una respuesta concreta y exacta que pueda hacer inclinar la balanza por un determinado método, la bióloga Sandra Rojas Nossa, investigadora de la Universidad de Vigo, que lleva especializada e involucrada en distintos proyectos para el estudio de Vespa velutina a lo largo de los últimos 5 años, ha afrontado esta cuestión. “Son métodos muy diferentes, pero necesitamos empezar a hacer comparaciones para tomar decisiones”, concreta la experta.

La investigadora Sandra Rojas, durante la sesión sobre V. velutina celebrada en el CFEA de Lourizán.

La investigadora Sandra Rojas, durante la sesión sobre V. velutina celebrada en el CFEA de Lourizán.

Esta comparativa ya fue afrontada también por otros equipos de investigadores franceses, que analizaron aspectos como la eficacia de la trampa, el impacto en el medio ambiente o su coste económico.

La investigadora ahondó en la comparativa de los diferentes métodos para combatir el avispón asiático en una jornada celebrada recientemente y organizada en el Centro de Formación Agroforestal de Lourizán (Pontevedra) en la que participaron apicultores y expertos sobre la Vespa velutina.

Comparativa entre distintos métodos

-Métodos de trampeo con cebo y feromonas

Uno de los métodos más utilizados en la captura de Vespa velutina es el trampeo con distintos atrayentes. La investigadora Sandra Rojas ha comparado dos de los modelos más populares en el mercado en cuanto a recipientes y atrayentes (Avispa’Clac y Veto pharma), así como la alternativa doméstica consistente en una botella adaptada y tres diferentes tipos de atrayente. “Vimos que la diferencia más significativa entre estos tres modelos venía por los cambios en el diseño de la trampa y no tanto por los diferentes líquidos que empleáramos”, concreta Rojas.

En primavera, las trampas con cebo capturan una media de 100 individuos de otras especies por cada Vespa velutina que atrapan

El mayor problema de este tipo de trampas, como ya han advertido otros expertos, es la gran variedad de insectos que quedan atrapados en estas trampas. Por cada Vespa velutina capturaban de media unos 100 individuos de otras especies, según el estudio realizado por Rojas con el apoyo de la Asociación Galega de Apicultura y el trabajo de 50 apicultores en la costa gallega durante la primavera.

“Con estas trampas estamos matando insectos que las velutinas no se iban a comer, con lo que se reduce la cantidad de insectos polinizadores”, explica la investigadora. Además, se incrementan las consecuencias que tiene la expansión del avispón asiático.

A veces, pequeñas adaptaciones han solucionado este problema en gran medida. Es el caso, por ejemplo, de la rejilla para una trampa construida con una impresora 3D y diseñada por un grupo de alumnos de un centro educativo de O Morrazo, en colaboración con apicultores de la Asociación Galega de Apicultura. “Necesitamos desarrollar métodos selectivos para que sean sostenibles”, matiza Rojas.

“Necesitamos desarrollar métodos selectivos para que sean sostenibles” (Sandra Rojas)

También resultaron más efectivas las trampas colocadas en el bosque, así como las situadas en la proximidades de los colmenares, lo que la experta relaciona directamente con la capacidad de Vespa velutina para localizar colmenas.

Otro de los métodos empleados es el trampeo con feromonas aunque, por el momento, las alternativas se centran en atraer a los machos de esta especie y todavía quedan muchas cuestiones por resolver, tales como determinar el momento ideal para su colocación o lo eficaz que puede resultar para atajar la expansión de la vespa, pese a que se capturen machos. “El gran reto es conseguir un atrayente para las reinas”, concreta.

– Métodos de protección de la colmena

En estos años se han ideado distintas alternativas para proteger directamente a la colmena, el principal objetivo de la Vespa velutina, ya que supone una fuente de alimentación constante y que apenas opone resistencia, a diferencia de lo que ocurre en Asia, donde la abeja originaria de esta zona ha desarrollado tácticas con las que repeler su ataque. Allí, las abejas rodean a la vespa y comienzan a darle calor en una especie de ‘bola de calor’ en la que terminan por matarla. Aunque las abejas europeas, Apis mellifera , han intentado también esta estrategia tienen muchas dificultades para conseguir matar a la vespa, que solo queda aturdida.

Han surgido muchas opciones para proteger la colmena, buena parte de ellas basadas en mallas protectoras que envuelven la colmena o bozales para colocar en las entradas de las colmenas, pero su efectividad no termina de convencer a los apicultores y apenas se han extendido.

Distintos métodos de protección para envolver la colmena e intentar protegerla del avispón asiático.

Distintos métodos de protección para envolver la colmena e intentar protegerla del avispón asiático.

Mientras, una de las opciones más populares son las arpas eléctricas que se colocan en los colmenares. Rojas ha estudiado, con el apoyo de la Consellería de Medio Ambiente, la eficacia de estos utensilios de mano de los apicultores. Así, la investigadora ha verificado que un arpa puede llegar a proporcionar protección para 10 colmenas repartidas en un espacio que no supere los 4 metros de distancia del arpa, ya que después su eficacia disminuye.

Después de 5 semanas de uso del arpa, se reduce la presión de la Vespa velutina sobre la colmena

“Después de 5 semanas de uso del arpa la reducción de Vespas velutina es muy considerable y se consigue disminuir la presión sobre la colmena, a la vez que se incrementa el número de abejas que vuelven a sus funciones, entre ellas la de recolectar, fundamental para la supervivencia de la colonia”, concreta la investigadora.

Para incrementar la efectividad del arpa, los apicultores acostumbraban a utilizar un recipiente con agua al pie del entramado eléctrico, pero este espacio resultaba siendo una trampa también para abejas, así como para otros insectos. Una solución para esta problemática fue desarrollada por apicultores que idearon una especie de cajón del que la velutina no consigue escapar pero otros insectos sí. “Con esta modificación se consiguió que la trampa fuese mucho más selectiva”, apunta la experta.

– Métodos de localización de los nidos

Otra de las opciones para combatir la expansión de Vespa velutina se ha centrado en la localización y exterminación de sus nidos. En esta área la investigadora ha desarrollado un método a través del seguimiento de las vespas. Este estudio fue llevado a cabo gracias al apoyo de la Diputación de Pontevedra, conscientes de la importancia de detectar tempranamente los nidos de esta especie invasora.

Mediante un sistema de triangulación, ha conseguido localizar los nidos que incluso se sitúan a unos 5 kilómetros de distancia de las zonas de caza, aunque lo más habitual es que se ubiquen en un espacio de 1 kilómetro. “Es cuestión de práctica, pero con un equipo especializado, en cuestión de 2 semanas se podrían localizar los nidos de un área bastante importante”, apunta.

Bajo este mismo concepto, los investigadores del Grupo de Biología Ambiental de la Universidad de Vigo están trabajando en colaboración con investigadores ingleses y franceses, en el marco del proyecto europeo Atlantic-POSitiVE, así como equipos italianos que han colocado localizadores a las vespas. Aunque, en estos casos los costes se disparan, ya que el precio de cada dispositivo de radio-seguimiento oscila en torno a 200 euros, si bien, en dos horas se tienen localizados los nidos.

– Métodos de desactivación de los nidos

En esta categoría se encuadran todas las alternativas que implican la destrucción de los nidos a base de inyecciones de venenos con aerosoles, pértigas, drones o bolas. También se incluyen los conocidos como ‘métodos troyanos’ consistentes en rociar a las velutinas sin llegar a matarlas para que vuelvan a su nido y contagien al resto de individuos.

“La gran problemática de estos métodos es la cantidad de insecticidas que se liberan en el medio ambiente, que supone una importante fuente de contaminación que afecta también a otros insectos como las abejas, o a los enemigos naturales que se alimentan de Vespa velutina (como el Abejero europeo)”, recrimina la investigadora.

Además, en muchos casos, estos nidos no llegan a destruirse por completo y solo se eliminan los adultos mientras que las larvas quedan latentes y pueden llegar a sobrevivir.

Comparativa entre los distintos métodos de lucha contra la Vespa velutina.

Comparativa entre los distintos métodos de lucha contra la Vespa velutina.

La importancia de conocer a la vespa

A la hora de evaluar los métodos de control resulta fundamental conocer en profundidad la biología de Vespa velutina, ya que ello determinará la eficacia de unas estrategias frente a otras y, al mismo tiempo, también ayuda a comprender su expansión. En este sentido, la experta incide en la importancia que tiene conocer las variaciones que el insecto experimenta en su ciclo de vida para así adaptar la trampa.

Adaptar los cebos de las trampas a las variaciones de alimentación de la vespa puede incrementar su eficacia

Así, la vespa varía su alimentación en función de las diferentes etapas por las que pasa, de tal manera que en los primeros meses del invierno, primavera y buena parte del verano (desde el mes de diciembre hasta comienzos de agosto) su dieta se centra en carbohidratos. Mientras, de agosto a octubre la vespa opta por las proteínas. Esta información permite adaptar las trampas con cebos, para incrementar su eficacia.

Variaciones en la alimentación de la Vespa velutina a lo largo del año.

Variaciones en la alimentación de la Vespa velutina a lo largo del año.

Rojas también incide en que, según un estudio realizado por investigadores ingleses, acostumbran a colocar la mayoría de sus nidos primarios en estructuras humanas a diferencia de los nidos secundarios que optan por situar en la naturaleza, buena parte de ellos en árboles caducifolios, para protegerse del viento y de depredadores. Tener esto presente es fundamental para la localización de los nidos.

La experta destaca, además, que se trata de unos insectos con una gran capacidad de adaptación, aprendizaje, memoria y un sofisticado sistema de comunicación lo que favorece su expansión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información