¿Qué quejas le plantea el agro al Valedor do Pobo?

El cumplimiento de las normativas forestales relativas a la prevención de incendios aglutina el 60% de las reclamaciones presentadas en el área. Concentraciones parcelarias, Plan Forestal, jabalí y velutinas completan las principales demandas de la ciudadanía

Publicidade
¿Qué quejas le plantea el agro al Valedor do Pobo?

Las distancias forestales a viviendas es uno de los motivos más frecuentes de quejas.

El Valedor do Pobo, el organismo encargado de supervisar el ajuste a la ley de la actividad de la Administración gallega, recibió 95 quejas relacionadas con el agro en el 2019, según se recoge en su informe anual, presentado este otoño en el Parlamento. La mayor parte de las quejas de la ciudadanía se refieren a la ausencia de medidas ante incumplimientos de las distancias reflejadas en la normativa de prevención de incendios forestales. Hasta un 60% de las reclamaciones están ligadas con las plantaciones forestales o la falta de desbroce de fincas próximas a viviendas y edificios.

Entre los 58 expedientes ligados a denuncias por falta de limpieza de fincas, se encuentran no sólo fincas privadas, “sino en muchos casos parcelas de titularidad municipal”, precisa el Valedor. La casuística es muy amplia, pero en general, la mayoría de los expedientes concluyen de forma positiva, ya que los Concellos suelen actuar en cuanto reciben una petición de informe por parte del Valedor do Pobo. “Los Concellos suelen ponerse en contacto con los propietarios de las parcelas para recordarles el deber de mantenerlas en las condiciones exigidas en la Lei de Prevención de Incendios”, subraya el informe.

En otras ocasiones, se emiten bandos en los que se recuerda que es obligatorio gestionar la biomasa vegetal en una franja forestal de 50 metros desde el límite de suelo de núcleo rural o urbano. Esa gestión incluye la retirada de pinos y eucaliptos, así como el desbroce del matorral (tojos, silvas, helechos, etc.).

Si bien los Concellos suelen actuar tras ser contactados por el Valedor do Pobo, el organismo precisa que es habitual que los gobiernos locales se quejen de la carga de trabajo que arrastran sus oficinas técnicas, sobre todo en el caso de los ayuntamientos de tamaño medio. Ese relativo colapso provoca retraso en la tramitación de expedientes urbanísticos y administrativos. A pesar de eso, tras la intervención del Valedor, los expedientes ligados con la limpieza de fincas suelen ser priorizados, dado el riesgo evidente que implican los casos para edificios y explotaciones agrarias si hay un incendio forestal.

Otras quejas relacionadas con el incumplimiento de las distancias mínimas de plantación recogidas en la Lei de Montes le son trasladadas a los respectivos Distritos Forestales, que emiten un informe a solicitud del Valedor. Cuando las parcelas objeto de estudio incumplen las distancias o tienen plantados eucaliptos en zonas en las que están prohibidos, tales como bosques de frondosas caducifolias, la actuación suele acabar con un requerimiento dirigido a los propietarios de las parcelas para que en un plazo de 3 meses retiren el arbolado.

Plan Forestal
En relación con el ámbito forestal, el Valedor tramitó otras cuatro quejas, esta vez de organizaciones ecologistas, en relación con el Plan Forestal. Los colectivos ambientalistas argumentaban que la revisión del Plan Forestal de Galicia, en tramitación, había tenido escasa participación social, si bien el Valedor, comprobado el proceso que se siguió, considera que esa queja carece de fundamento.

La institución autonómica recuerda que se constituyó un grupo de trabajo en el Consello Forestal, integrado por 26 organizaciones del sector forestal y también del ámbito ecologista, que se reunió hasta en 13 ocasiones entre el otoño del 2015 y la primavera del 2016 para establecer las directrices de revisión del Plan Forestal.

Tras la elaboración del borrador del nuevo Plan Forestal, que fue sometido a información pública, la Xunta recibió un total de 72 alegaciones (24 asociaciones, 43 particulares, 4 Comunidades de Montes vecinales en mancomún y 1 empresa). En consecuencia, el Valedor do Pobo concluye que la participación social queda probada sobradamente.

Final de concentraciones parcelarias
En el ámbito de las concentraciones parcelarias, el Valedor recibió 8 quejas. La motivación de las reclamaciones es diversa: la falta de ejecución de una vía proyectada en la concentración; la disconformidad con la adjudicación de parcelas de relevo; error en la descripción de la finca; la rectificación posterior de un acuerdo de concentración; la colocación incorrecta de marcos o la lentitud en el desarrollo de las zonas de concentración.

Por la importancia que tiene la entrega de fincas de relevo de la concentración parcelaria para el sector agropecuario, el Valedor insta a la Xunta a que se ajuste a la previsión existente de finalizar lo antes posible las 128 concentraciones decretadas.

Jabalí y velutinas
En lo que respecta a problemas generales en el medio rural, se tramitó una queja relativa a la falta de presencia de los colectivos ambientalistas y animalistas en el protocolo de control de jabalís en Lugo. Otro tema que suscitó quejas fue el de las avispas velutinas y el retraso de retirada de nidos en fincas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información