Recomiendan mejorar la aireación de las viñas para reducir el riesgo de mildiu

Publicidade
Recomiendan mejorar la aireación de las viñas para reducir el riesgo de mildiu

Frutificación de mildio en un racimo con un avanzado desarrollo. // Foto. Estación Fitopatolóxica de Areeiro.

Después de que la Estación Fitopatolóxica de Areeiro emitiese a comienzos de semana un aviso fitosanitario ofreciendo algunas recomendaciones dada la alarma suscitada entre los viticultores por la aparición de abundantes de manchas de mildiu en los predios, este viernes la situación es más tranquila. En su último informe, los técnicos apuntan a que se siguen constatando algunas manchas nuevas de mildiu, pero gracias a los periodos sin lluvia que se registraron, la mayoría de las viñas ya están protegidas por los nuevos tratamientos.

Con todo, apuntan que es posible que continúen apareciendo nuevas manchas, dadas las condiciones favorables para la enfermedad que se registran desde hace varias semanas, lo que provoca ciclos constantes y solapados de infección.

Desde Areeiro recomiendan realizar todas las labores de cultivo (poda en verde, desnietado, desbroce de la vegetación del suelo) que puedan proporcionar una mejor aireación de las viñas, para así reducir el riesgo de infección de mildiu.

Esta semana también constataron una mayor cantidad de daños por Black rot en hoja, en especial en aquellos predios próximos la plantas abandonadas que también habían presentado síntomas. Aunque por ahora no detectaron daños en el racimo, ni en las cepas abandonadas, recomiendan estar muy atentos ante estos síntomas, ya que comienza el período de mayor sensibilidad de las cepas a este hongo.

Por el momento, en las revisiones en campo no han constatado presencia de oído. Sin embargo, los técnicos avisan que después de este periodo de precipitaciones y dada a fenología de la viña es de esperar que no tarden en aparecer los primeros daños en cepas de Albariño.

A pesar de tener apenas capturas en las trampas de feromonas, los técnicos también constataron un incremento del número de nidos de primera generación de la polilla del racimo. Además, en viñas de O Rosal detectaron varias hojas con las agallas características del Janetiella oenophila, que no causa mayores daños en la viña.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información